Mentes al volante: así funciona tu cerebro mientras conduces

Conducir, coger el coche es una de las actividades más complejas que el cerebro humano lleva a cabo de manera cotidiana. Si bien esta es una destreza aprendida y, para los conductores expertos, un vehículo puede llegar a percibirse como una extensión del propio cuerpo, la conducción requiere, al menos, la puesta en marcha de cinco complejos mecanismos cognitivos:

 Escaneo visual, a través del cual somos capaces de identificar y leer señales, reconocer los elementos que nos rodean y comprender la velocidad de estos.

 Percepción espacial, gracias a la cual comprendemos nuestra situación en relación a los objetos que nos rodean y nuestras posibilidades para desplazarnos con respecto a ellos.

 Coordinación entre ojo y mano, que asocia los movimientos que realizamos con el volante con el cambio de ubicación y perspectiva que identificamos con nuestra vista.

 Velocidad de procesamiento, a través de la cual somos capaces de reaccionar a imprevistos y encontrar soluciones de manera rápida.

 Atención dividida, o lo que es lo mismo, el mecanismo de engranaje que coordina todos los elementos anteriores: mirar por el retrovisor, pisar los pedales, cambiar de marcha con la mano derecha y mover el volante con la derecha; todo ello al  mismo tiempo y teniendo en cada momento un conocimiento general de todo lo que sucede en toros a nuestro vehículo.

Sin embargo, más allá de las destrezas cognitivas aprendidas por cada conductor, existen otros factores de carácter psicológico que afectan al modo en que conducimos. De hecho, son cada más numerosos los estudios que apuntan a que los factores temperamentales, de carácter y afectivo-emocionales influyen de manera importante en nuestra manera de comportarnos en carretera. De este modo, entre aquellos que experimentan accidentes de tráfico se manifestaría en mayor medida una personalidad inmadura, osada y con una mayor tolerancia hacia las situaciones de riesgo.

¿Quién no le ha puesto incluso cara a un determinado conductor solo por el modo en que el vehículo de este se desplaza por la calzada? Los recién salidos de la autoescuela que quieren comerse el mundo, los veteranos que aminoran en cualquier ocasión, los coléricos que pierden la paciencia en seguida…

El portal de compra de vehículos usados compramostucoche.es ha elaborado un elenco con los peores conductores con los que uno puede encontrarse en carretera. ¿Reconoces a alguno de ellos?

Comments

comments