La historia de Chupa Chups, Edgar Allan Poe y otras historias de superación personal y creatividad #creacap

Empezábamos hace unos días las nuevas ediciones de los cursos de Creatividad y Gamificación en la Academia El caparazón. Como siempre, seleccionamos algunos para compartirlos periódicamente aquí. En este caso se trata de Creatividad, de la inspiración de algunos participantes para identificar experiencias o personas especialmente creativas. Ando escuchando música y sintiendo la sensación de conexión con la humanidad que cualquiera de los lenguajes que el ser humano ha inventado transmite. Todas las personas que conoceréis en este artículo son como nosotros/as.

En fin… aunque todos los trabajos valen la pena, he seleccionado tres para que los disfrutéis:

1. Baltasar Santos nos explica la historia de Chupa-Chups:

He leído algunos posts sobre la historia de la fundación de Chupa Chups, pero la que les ofrezco es procedente de una fuente primaria, el propio Bernal al que tuve la oportunidad de conocer gracias a mi antigua actividad sindical.

En una reunión con Bernal y con el que fue durante algunos años presidente del Comité de Empresa (José Espigares), Bernal me explicaba que en sus inicios, el iba con un carrito vendiendo caramelos por Barcelona. Se daba cuenta que muchos padres rehusaban satisfacer la golosa necesidad de sus hijos, porque el caramelo dejaba las manos pegajosas, y de unas manos pegajosas a una camiseta manchada y pegajosa sólo hay un segundo de diferencia.

Así Bernal, en sus propias palabras, tenía que hacer algo para vender más caramelos, y así se le ocurrió pincharlos en un palo.  No es el único caso en que pinchando algo en un palo se obtiene un nuevo producto (la fregona o palo que pincha una mopa también es un buen ejemplo que han agradecido las rodillas y espaldas de millones de personas). Sin embargo, la innovación hallada por Bernal no radicaba en pinchar el caramelo en el palo, sino en tener conciencia que ese hallazgo constituía un nuevo producto que posteriormente patentaría y sobre el que construiría un dulce imperio que tras su fallecimiento en 2003 fue dividido por sus herederos, y del que no me atrevería a definir su destino.

Tal y como Bernal me dijo, la “innovación consiste en relacionarte con el mundo, observar con ojos científicos el comportamiento de los otros, hacerte consciente de sus necesidades, pensar en cómo satisfacerlas, y tener la valentía de apostar por tu remedio”.

Hoy tenemos herramientas ampliadas para seguir los pasos de Bernal. Podemos pasear por la calle con ojos de científico, o podemos pasear por las redes sociales y foros para descubrir esas necesidades y satisfacerlas apostando valientemente por aquello que seamos capaces de crear.

Recomiendo el artículo completo en su blog.

2. Belén Torres nos ayuda a conocer un poco mejor a Edgar Allan Poe:

3. Erika Montero nos presenta a Maickel Melamed:

4. Elena García nos acerca a Alexandra  Gebhart:

Todos acudimos a nuestra creatividad en mayor o menor medida al afrontar las diversas situaciones e inquietudes que la vida nos plantea. La persona se ve llamada a hacer usos más intensos de unas u otras de sus facultades innatas y adquiridas de acuerdo a los estímulos que recibe de sus mundos externo e interno.

Una persona a la que concebimos como más creativa tiende a trabajar las motivaciones que le ofrece o le dicta su mundo interior. Es una persona, como explicaba el último post de El Caparazón, más introvertida.

Un típico ejemplo de personalidad creativa sería alguien dedicado a las bellas artes.

Tengo el ejemplo de una artista profesional, conocida mía, que hace pintura abstracta y también diseña y confecciona sombreros y gorros muy bonitos (en el mercado, ‘de diseño’).

Alexandra se presenta así en su última exposición de pintura:

# Serena portadora de sensaciones
Mis cuadros los entiendo como senderos que conducen al punto [de mi esencia] y en su camino hacen aflorar procesos y pensamientos. Perseguir la intuición, el presentimiento, que no tiene una forma definida, pero que la va adquiriendo a través de las pinceladas y emerge así desde la oscuridad hacia la luz de la existencia.
(…)

Se puede extraer que la creación implica un alto grado de cercanía del sujeto con su objeto artístico, además de una motivación fuerte para que se produzca.

Un tipo de las inteligencias de Gardner atribuible a la artista sería por tanto la inteligencia intrapersonal. Su trabajo de pintora, y también el de fabricante de sombreros, se beneficia de su inteligencia espacial y de la corporal-cinestésica.

Sé además que es una persona sociable, con bastantes amigos y que mantiene relaciones con su círculo de artistas, con los que trabaja en exposiciones conjuntas, concursos etc., por lo que deduzco su inteligencia interpersonal; y aunque conozco solo un poco sobre lo que lee y lo que es capaz de comunicar en palabras, creo que no le son ajenas ciertas facultades de una inteligencia lingüístico-verbal.

A través de su labor la artista produce y resuelve problemas de conceptualización de si misma y de su mundo.

¿Por qué se podría decir que Alexandra posee una inteligencia no convencional? Porque juega con ambos planos, el de sus sensaciones internas (emociones) y el del mundo externo, y encuentra un nexo entre ellos.

Por si queréis echarle un vistazo a la web de la artista:
www.alexandra-gebhart.de

Mil gracias por vuestro trabajo.

Comments

comments

4 thoughts on “La historia de Chupa Chups, Edgar Allan Poe y otras historias de superación personal y creatividad #creacap

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Brillante definición de lo que es la innovación: “Innovación consiste en relacionarte con el mundo, observar con ojos científicos el comportamiento de los otros, hacerte consciente de sus necesidades, pensar en cómo satisfacerlas, y tener la valentía de apostar por tu remedio”.

    Gracias al creador de Chupa Chups por definir un concepto tan etéreo de una forma tan clara y a ti, Dolors, por el post.

    Un abrazo

  3. Pingback: Disfrutar el camino, ¿Es eterno? La meta, en cambio, es efímera |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *