Más creativos cuando estamos cansados, más creativos cuando estamos online

Siempre hablamos, cuando lo hacemos de creatividad, de que consiste en abandonar por momentos el foco, la precisión, ceder al pensamiento lateral, la expansión.  Pues bien, coherentemente, parece que los mejores trabajos creativos los realizamos cuando estamos algo cansados y nuestros cerebros, de algún modo, bajan la guardia.

Lo asegura un estudio reciente: Si bien las tareas que ms-creativos-cuando-estamos-cansados-ms-creativos-cuando-estamos-onlinerequieren de foco y atención las realizamos mejor cuando estamos lo más despiertos y frescos posible, cuando somos más hábiles en evitar cualquier tipo de distracción, las tareas creativas, innovadoras, requieren de todo lo contrario.

En otras palabras, las cuestiones que requieren de “insight” implican pensar “outside the box”, precisamente distraer el foco. Y es en situaciones de cansancio que el cerebro se vuelve menos eficiente al filtrar las distracciones, favoreciendo la asociación de ideas que basa todo acto creativo.

Explicaba estos temas ayer en clase hablando sobre Creatividad Online y caía en la cuenta de que en la era internet son abundantes las distracciones, los estímulos, incluso a veces el cansancio cognitivo y por lo tanto las oportunidades creativas.

El tema será tremendamente positivo siempre y cuando encontremos momentos para recuperar el foco y, mejor en los momentos más activos y lúcidos, desconectar por completo.

Quizás les ocurra a los jóvenes, incluso a muchos de los inmigrantes digitales hiperconectados que leen esta entrada, que el mundo offline les / nos parezca aburrido, limitado en estímulos, poco motivador. Deberíamos recordarles / nos entonces que es necesario estar con nosostros mismos a veces. Por lo menos para innovar, poner en marcha las ideas creativas, hacer realidad los conceptos elaborados en tiempo de abundancia digital y por lo tanto, seguir creciendo.

Comments

comments

7 thoughts on “Más creativos cuando estamos cansados, más creativos cuando estamos online

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Dolors, un gusto como siempre leerte! estoy totalmente de acuerdo con tu publicación, cuando estamos de objetivos, razonando con asertividad, le damos pocas oportunidades a nuestra creatividad de sobresalir y encontramos todas estas ideas absurdas; sin embargo después de estar por horas expuestos al online nuestro cerebro recibe tanta información que a manera de pesadilla éste empieza a procesarla y afortunadamente, nuestro yo creativo y totalmente subjetivo comienza su tarea: crear.

    Como en un círculo, se crea, se inventa a partir de lo que se percibe, donde creo que viene el equilibrio es cuando estamos frescos, serenos porque es en esta etapa donde pulimos nuestras ideas creativas, lo hacemos con objetividad y los resultados son excelentes! NOS SALIMOS DE LA CAJA pero con los pies sobre la TIERRA. Saludos cordiales :)

  3. Interesantísimo , y comparto la idea del post. Yo he descubierto que soy más creativo cundo estoy ligeramente cansado y a la vez recibo inputs online en distracciones y estímulos. La procrastinación me inspira. Clato que luego tambien hay que producir y ser disciplinado y rutinario. En el equilibrio está la clave

  4. Hola Dolors,
    este post me ha recordado la típica imagen del artista que necesita “colocarse” de alguna manera para dejar salir su “genio”. Apartar el “yo” más consciente para dar rienda suelta a la creatividad. No se si será un tópico, pero encaja.
    Sin embargo, como inmigrante digital, también estoy de acuerdo en que el estar conectados nos enriquece por la lluvia de ideas nuevas, de estímulos que recibimos constantemente. Pero si no nos paramos a tomar nota de ellas, o nos desconectamos para desarrollarlas, el “río” de las lleva y nos vuelve a inundar con otras nuevas que podrán llevarnos a alguna parte, o no…

  5. Curioso estudio y curiosa conclusión. Pero creo que está bien planteada y me parece especialmente lúcida, como todas las reflexiones que leo en este blog, sinceramente. Muchas gracias :-)

  6. Estoy de acuerdo. Es como si el cansancio -entiendo que mental más que físico- aflojara esquemas en la cabeza y fuera así más fácil pensar creativamente. Con menos barreras y más libertad.

    Como curiosidad, debo decir que cuanto más cnsado estoy (hasta un punto) mejor hablo otros idiomas. No es coña: ¿os pasa a alguno más?

    Un saludo,
    Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *