Google evil, Google god: control y libertad de nuevo en la balanza de Internet

Aunque ando entre viajes y con poco tiempo para escribir, no podía dejar de comentar las noticias  de la semana sobre el binomio Vigilancia vs. Libertad en Internet. Y es que desde que Edward Snowden, ex-trabajador de la Agencia Norteamericana para la Seguridad declaraba que Google, Facebook, Microsoft, etc. tenían las puertas de sus servidores abiertas de forma permanente a cualquier petición desde el programa Foreign Intelligence Surveillance Act, (FISA)  sobre sus usuarios, suenan como nunca antes las alarmas de la privacidad en la red.

Hace unos días nadie había sido. Hoy sí “pero poco” google-evil-google-god-control-y-libertad-de-nuevo-en-la-balanza-de-internet y leo que se publica ya el número de peticiones recibidas por cada cual.  19.000 cuentas (el 1%) de Facebook durante los 6 últimos meses, Microsoft, Google a punto de publicar datos similares, parece que la necesidad de transparencia del nuevo ciudadano va dando sus frutos.

Avanza el panóptico pero también las demandas de honestidad, la conciencia crítica acerca de lo que significa el “aumento” de nuestras vidas en cualquiera de los servicios actuales, las demandas de transparencia acerca de la cara más incómoda y necesitada de regulación y valores, de Internet.

google-evil-google-god-control-y-libertad-de-nuevo-en-la-balanza-de-internet


Siempre nos quedarán los globos :)

En fin… que de la mano de Google Evil aparece en escena también Google God de nuevo, sorprendiéndonos con un Project Loon ingenioso que promete el acceso a internet de los dos tercios de la población mundial que hoy no lo tienen.

Lo hemos dicho en ocasiones, si Internet supone un aumento de la Zona de desarrollo próximo sin precedentes, es urgente salvar cualquier obstáculo para su llegada a cualquier lugar del planeta.  En otras palabras si pensamos la red como herramienta de desarrollo resulta imprescindible resolver las brechas: en algunos lugares del hemisferio sur del planeta, nos dice Google, el coste de una conexión a Internet es mayor que el sueldo de un mes.

Denominados Moonshots, los proyectos como este son aquellos importantes, con soluciones radicales a través de tecnologías tremendamente innovadoras. En este caso estamos hablando de Acceso a Internet a través de un anillo de globos estratégicamente liberados y controlados por complejos algoritmos y computadoras, en la estratosfera. Se trata de globos al viento al doble de altura que los aviones comerciales que podrían proveer de un acceso de velocidad similar al 3G actual en áreas rurales, de forma permanente o reforzada en casos de desastres naturales.

El tema, que evidentemente también funciona como distractor ante noticias como la que iniciaba esta entrada, está en marcha ya en Canterbury (Nueva Zelanda). No sabemos cómo y ni siquiera si evolucionará  pero lleva a sacar de los sueños, a imaginar esos nuevos escenarios de igualdad, de libertad no exenta de los riesgos del control, para todos los habitantes del planeta, que tanto ansiamos los que creemos que el potencial de estar juntos supera con creces sus desventajas.

 

Nos leemos de nuevo pronto.

Comments

comments

4 thoughts on “Google evil, Google god: control y libertad de nuevo en la balanza de Internet

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ….." el potencial de estar juntos supera TODAS las desventajas" ……TOTALMENTE!
    Saludos

  3. El equilibrio, ante todo, entre la transparencia, lo panóptico y comercial de la Web 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *