La generalización del concepto de autor como nuevo modelo de negocio

Leía el otro día sobre un nuevo término para bautizar al Community manager de cuentas  personales: el “Mayordomo 2.0”.  Lo lanzaba una agencia alemana recientemente y comentaba en twitter que el neologismo me produce entre escalofríos y risa, así que no lo traigo aquí más que como anécdota que resulta interesante en tanto en cuanto representa la emergencia de nuevas profesiones en épocas necesitadas de ello.

De lo´que sí quería hablaros es de una nueva forma de reinvención del periodismo que podría, como en otros casos, resultar trasladable a la evolución que vivimos en todos los sectores. Me encuentro la noticia antes de impartir una nueva sesión de la asignatura “Nuevos modelos de negocio en la economía digital” y me parece un ejemplo excelente del valor añadido que debemos dar a cualquier iniciativa que quiera destacar o competir con las muchas formas de información libre en la web: el personalismo. Es también uno de los Valores generativos de Kelly, que añaden ventajas a lo gratuito y que ampliábamos hace un tiempo:

-Autoría, Reputación: Cuando el propio autor sustituye el papel del contenido y se convierte en producto.  Ponentes, expertos, “maestros” pueden generar de forma libre contenidos de calidad que después rentabilizarán (como en el mundo de la música) en sus apariciones públicas.

Aunque entonces mencionábamos solamente sus apariciones públicas, podríamos actualizarlo hoy a las muchas nuevas profesiones o servicios que podríamos denominar “de autor”, basados en lo que algunos han denominado la marca personal  y que dibujan un panorama prometedor, de nuevo, para las pasiones profesionales del individuo que no quiera fusionarse en ninguna institución. En este sentido ayer mismo veíamos cómo en esa capacidad de generar micronegocios, de desarrollar pequeñas pero suficientes iniciativas empresariales en los múltiples sectores posibles que internet posibilita (la larga cola, Anderson) de posibilidades o nichos de mercado para satisfacer cualquier posible vocación en Internet, está una de las grandes oportunidades para el emprendimiento hoy.

Así, a imagen y semejanza de la  “cocina de autor” aquella por la que pagábamos en virtud del nombre del cocinero, ahora llega ahora el periodismo “de autor”.

La noticia viene de Países bajos, donde un  periódico online está empezando a ofrecer suscripciones exclusivas por autor, potenciando la relación entre este y los lectores. Se trata de De Nieuwe Pers (The New Press), que permite que los lectores de cada periodista o redactor puedan suscribirse a sus actualizaciones por  €1.79 al mes.

No es una idea lejana a la de los lectores de noticias personalizados (en formación a la de los Entornos personales de aprendizaje), repitiendo la idea de la información “a la carta” y no de las suscripciones monolíticas a grupos de noticias. También puede ser una evolución del concepto de “Curador de contenidos”, el que aquí llamábamos Intermediario crítico del conocimiento,  alguien a quien seguimos o en este caso pagamos porque consideramos que tiene el criterio suficiente como para hacernos llegar información de calidad.

“Las noticias son hoy más personales, nos dice Alain van der Horst, editor jefe  de De  Nieuwe Pers, la gente quiere conocer las opiniones de determinados periodistas y no de personas anónimas”.

En fin.. que aunque sigue sin gustarme el término, sí creo que se trata de un nuevo modelo de negocio basado en la “marca personal” que puede ser generalizable a muchos otros ámbitos, como el de la formación, el e-learning, etc.

La institución coordina, organiza, optimiza los recursos y esfuerzos (como lo hacen iniciativas como Udemy, Coursera, etc.) pero en ningún caso anula la individualidad de sus miembros, que son personas, más importantes en sí mismas que cualquier marca o institución.  De hecho parece que la idea podría aumentar también la libertad de prensa, la de cada autor sobre su publicación, en nuestro caso, la libertad de curriculum de cada formador.

Aparece aquí una nueva función profesional, la de organizadores de la inteligencia colectiva, que también hemos dicho en varios artículos que estaría entre las emergentes en distintos sectores.

Veremos si la idea triunfa o es otra de las que se ha adelantado a su tiempo. De entrada no parece algo tan distinto de lo que los bloggers llevamos haciendo  durante años: ser referentes temáticos e intentar rentabilizar nuestro trabajo, vivir de ello.   Sistemas como Flattr de filiaciones y simpatías más puntuales han sido iniciativas también innovadoras que no han logrado, creo, demasiada popularidad.

No he podido dejar de ver algo de todo ello en la Academia El caparazón, que deriva a medias del trabajo que llevamos realizando siete años aquí y de mi experiencia en elearning y formación desde que inicié mi trayectoria laboral. Quizás estemos elaborando  un nuevo modelo de pequeño negocio, el de la formación de autor, que veremos proliferar en los próximos tiempos.

9483e204738111e2b2f422000a9f1255_7

5 thoughts on “La generalización del concepto de autor como nuevo modelo de negocio

  1. Pingback: Bitacoras.com

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *