Imágenes, poemas, video – homenajes al ser humano (#creacap)

Hablamos a menudo últimamente de creatividad, de la necesidad  de reinventar los más diversos sectores “pensando diferente”, fuera de la caja conocida que no siempre nos ha llevado a cosas que sea interesante mantener para la humanidad. Las muestras de que es posible, la oda al ser humano que están creando, casi sin darse cuenta, los participantes en el primer curso de Creatividad de la Academia El caparazón, no tienen el más mínimo desperdicio.

Dejad que os muestre algunas, destacando que me ha costado enormemente esta primera selección…

Decía Einstein que la creatividad es la inteligencia divirtiéndose… Yolanda López nos presenta Where is Matt la divertida idea de un chico de Illinois que está viralizando sus bailes. originales y alegres, grabados con la gente de distintos lugares del mundo.  El tema tiene, en interpretación de Yolanda, un matiz activista. En sus propias palabras “dar a conocer países desde otro punto de vista, sentir físicamente con el resultado, que todos estamos aquí y ahora compartiendo el mismo tiempo/espacio….”

Excelente propuesta para empezar el fin de semana:

Laus  Fullana, otra de los primeras participantes nos deja un poema excepcional…, de Helen E. Buckley

Traducción de Luis Porter

Una vez un niño fue a la escuela.
El niño era bien pequeño.
la escuela era bien grande.
Pero cuando el niño vio
que podía caminar hacia el salón
desde la puerta de la calle
se sintió feliz
y la escuela
ya no le pareció tan grande como antes.
Poco tiempo después, una mañana
la maestra dijo:
– Hoy vamos a hacer un dibujo –
– Bien – pensó el niño, porque le gustaba dibujar
Y podía hacer todas esas cosas:
Leones y tigres,
gallinas y vacas
trenes y barcos.
Así que tomó su caja de lápices de colores
Y se puso a dibujar.
Pero la maestra dijo:
– ¡Esperen! ¡Todavía no es hora de comenzar!
Y el niño esperó hasta que todos estuvieran listos
– Ahora, dijo la maestra, hoy vamos a dibujar flores
– ¡Qué bien! Pensó el niño,
Porque a él le gustaba dibujar flores.
Y comenzó a dibujar flores muy bonitas
con su lápiz rosa, naranja, y azul…
Pero la maestra interrumpió y dijo:
– ¡Esperen! Yo les mostraré cómo hay que hacerlas
– ¡Así! dijo la maestra
dibujando una flor roja con el tallo verde
– ¡Ahora sí! Dijo la maestra
– Ahora pueden comenzar.
El niño miró la flor de la maestra
Y luego miró la suya;
A él le gustaba más su flor que la de la maestra.
pero él no reveló eso.
Simplemente guardó su papel
E hizo una flor como la de la maestra:
Roja, con el tallo verde.
Otro día
Cuando el niño abrió la puerta del salón
La maestra dijo:
– ¡Hoy vamos a trabajar con plastilina!
– ¡Bien! Pensó el niño
El podía hacer todo tipo de cosas con plastilina:
Víboras y muñecos de nieve
elefantes y conejos;
autos y camiones…
Y comenzó a apretar y a amasar
la bola de plastilina
pero la maestra interrumpió y dijo:
– ¡Esperen! No es hora de comenzar
– Y el niño esperó hasta que todos estuvieran listos
– Ahora -dijo la maestra- vamos a hacer una víbora
– ¡Bien! – pensó el niño
A él le gustaba hacer víboras
Y comenzó a hacer algunas
de diferentes tamaños y formas
Pero la maestra interrumpió y dijo:
– ¡Esperen! Yo les enseñaré como hacer una víbora larga
– Así… – mostró la maestra
– ¡Ahora pueden comenzar!
El niño miró la viborita que había hecho la maestra
y después miró las suyas.
A él le gustaban más las suyas que las de su maestra,
pero él no reveló eso.
Simplemente amasó la plastilina, como hacía en su casa
E hizo una viborita como la de la maestra.
Era una viborita delgada y larga.
De esta manera
El niño aprendió a esperar
y a observar
y a hacer las cosas
siguiendo el método
de la maestra.
Tiempo más tarde
él ya no hacía las cosas por sí mismo.
Entonces sucedió
que el niño y su familia
se mudaron a otra casa, en otra ciudad
y el niño tuvo que ir a otra escuela
Esta era una escuela mucho más grande que la anterior.
También tenía una puerta que daba a la calle
Y un camino para llegar al salón.
Esta vez había que subir algunos escalones
Y seguir por un pasillo largo
para finalmente llegar a su sitio.
Y sucedió que justamente ese primer día
Que el niño estaba allí por vez primera
La maestra dijo:
– Hoy vamos a hacer un dibujo
– Bien, pensó el niño
Y esperó a la maestra
para que le dijera cómo hacerlo.
Pero ella no dijo nada.
Solamente caminaba por el salón.
Cuando se acercó al niño
La maestra dijo: – ¿y tú no quieres dibujar?
– Si – dijo el niño, ¿y qué vamos a hacer? Añadió
– No lo sabré hasta que tú lo hagas – contestó la maestra
– ¿Pero cómo hay que hacerlo? Volvió a preguntar el niño
– ¿Cómo? dijo la maestra – De la manera tú que quieras –
– ¿Y de cualquier color? Preguntó el niño
– De cualquier color – dijo la maestra y agregó:
– Si todos hicieran el mismo dibujo usando los mismos colores
– ¿Cómo podría yo saber de quién es cada dibujo y cuál sería de quién?
– No sé… – dijo el niño
Y comenzó a dibujar una flor roja
con el tallo verde.

No le ocurría lo mismo a Laura Harris, cuya anécdota en la infancia revela pistas interesantes acerca del pensamiento “out of the box”. La conocemos a través de Karen Ramírez y un mosaico realmente impactante:

imgenes-poemas-video--homenajes-al-ser-humano-creacap

“I have been involved in art my whole life. My dad was an artist and a strong influence. I remember even as a young kid that my dad banned coloring books, he felt they were too restrictive and didn’t challenge the imagination.”, que traducido sería… He estado en el arte toda mi vida. “Mi padre era un artista y una influencia fuerte para mi. Cuando era joven mi padre me prohibía colorear libros, pensaba que era demasiado restrictivo, que no desafiaba mi imaginación”… La imagen refuerza, curiosamente, la idea en el poema, engranajes que no pueden hacer más que escapar…

El aporte de Ana Rodríguez no puede ser, en mi opinión un contrapunto más acertado: la aplicación de storytelling, diversión y formato video como lenguaje mucho más actual, a la difusión de la cultura, en este caso de la historia del arte. Una mezcla pedagógicamente muy potente:

En fin…. que somos seres, como recuerda Mahuina Campos con esta fantástica Oda al cerebro, maravillosos…

Comments

comments

One thought on “Imágenes, poemas, video – homenajes al ser humano (#creacap)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *