Video y redes sociales para evitar la brecha de retención en la formación online

Ha sido una de las obsesiones recurrentes en mi vida y alimenta la idea de la nueva Academia el tema de la excelencia en el elearning.  En este contexto, uno de los problemas básicos de la formación no presencial, concluyen muchos estudios y recordaba hoy leyendo un artículo, es la brecha de retención, los altos índices de abandono que se producen en el caso de esta modalidad formativa.

En parte ocurre porque el alumno online ya opta por ello por problemas de agenda, dicen algunos, mientras que otros afirman que el motivo esencial es el de la “deshumanización”, la ausencia de signos sociales en el elearning así planificado.

Así, necesitamos vernos las caras para implicarnos de verdad en un acto formativo que tiene mucho de compromiso con el otro además que con uno mismo.  Todo acto de aprendizaje es social pero quizás el aprendiz reciente online necesite de formas más evidentes de presencia. En otras palabras, aunque la autonomía, la competencia, la autorrealización (Deci, Maslow, etc.), mucho menos ligadas a la presencia de otros, deberían ser el objetivo final de todo aprendizaje,  la social es una fuerte motivación humana que también tiene todo el sentido del mundo alimentar.

Video

Coincido con Hersh en que parte de la solución hoy puede estar en el video, la forma actual más eficiente para poder reproducir la realidad de la interacción entre pares y con el profesor en el aula en una plataforma online. Webinars (seminarios online), introducciones a las lecciones, lecciones directamente en video son las que están surgiendo con fuerza en entornos como Coursera, Udemy o nuestra propia Academia, en la que ya anticipo que el vídeo tendrá un protagonismo creciente. Lo hemos visto antes aquí: el video favorece de forma directa la cercanía humana pero también lo hace de forma indirecta, como cuando contamos historias como forma de generar empatía.

Hersh, entre otros autores, nos recuerda que también existen ventajas cuando pensamos en comunicación mediada por ordenador, como la eliminación de prejuicios y distracciones que puede suponer un trabajo más individual y textual. En este sentido volvemos a la idea de internet como “sociedad aumentada”, que amplía las formas de relación posibles y por lo tanto puede hacer más completo cualquier proceso de formación.

Así, el vídeo no será la única herramienta para una formación online más social. Si traducimos cercanía como “engagement”, implicación y por lo tanto menos abandonos y mayores índices de satisfacción con la formación online, nos daremos cuenta del importante papel que está cumpliendo la incorporación de las redes sociales a la formación online, lo que constituye la esencia del llamado elearning 2.0.

Elearning 2.0, redes sociables para aprendices sociables

El tema es parecido al que llevo unas semanas elaborando para la diferencia entre medios sociales y tradicionales: Si lo que queremos es difusión de ideas, servicios, productos, los anuncios tradicionales pueden ser esenciales, pero si lo que pretendemos es generar cambios de actitud (o para los más marqueteros, comportamientos de compra),  las redes sociales como medios (o en el caso actual, como lugares de aprendizaje) serán una opción preferente. Lo decíamos en La cara oculta de la discriminación (y cómo erradicarla desde los social media y creo que sirve para el aprendizaje:

Podría ser que los mass media, las campañas masivas por los derechos humanos funcionen para provocar comportamientos prosociales públicos pero no llegan con toda la contundencia que deberían a lo privado, a lo íntimo. Así, quizás la solución pase en mayor medida que nunca por la acción individual de cada uno de nosotros con nuestros pares, en nuestras redes sociales íntimas, en las que influimos de forma más intensa y definitiva.

Recordemos de nuevo nuestra fuerza en redes… lo que en un principio es deseabilidad social se convertirá en interiorización, en cambio de verdad después. Y todo ello en mayor medida si utilizamos la influencia interpersonal, cercana que establecemos en redes sociales, la que según muchos estudios influye más, en aspectos más importantes y de forma más permanente en las actitudes de los demás que la presión mediática de siempre. Quizás así podamos entre todos/as avanzar hacia una sociedad que realmente actúe de forma más horizontal y justa.

En fin.. que lo he intentado siempre en formación presencial, online, mezclada: favorecer las relaciones entre los participantes (recuerdo la satisfacción que sentí la primera vez que después de una formación online la gente se quedó en la puerta del lugar comentando durante largos ratos la jugada… Sonrisa.  Siempre lo he considerado un indicador de efectividad pedagógica que ha coincidido después con valoraciones más objetivas).

En clave 2.0 los hashtags en twitter, organizar los webinars en el entorno de red social de Google Hangout, páginas de Facebook, cualquier manifestación del curso online en redes sociales lo humanizará, será tanto facilitador como indicador del éxito de cualquier tipo de acción formativa online.

elearning20

7 thoughts on “Video y redes sociales para evitar la brecha de retención en la formación online

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. March 16, 2013 at 9:34 pm

    las redes sociales como medios de comunicación cambios de actitud importantes en el consumidor!
    Muy buen trabajo!
    Saludos

    Mix Solutions | Plataforma Integral de Marketing y Publicidad

  3. June 10, 2014 at 10:45 pm

    Que tal, a mi me gustaria saber en que lugar podria suscribirme a tu blog, me gusta mucho, saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *