Subrayar las lecturas (solamente) no sirve para aprender: algunos mitos y realidades sobre técnicas de estudio

¿Y la de tiempo que habré perdido haciéndolo? Me conformaré con pensar que puede servir como resumen, como recordatorio posterior e incluso forma de compartir con otros lectores, en el caso de Amazon, los fragmentos más destacados del ebook en cuestión. Y es que un equipo de psicólogos acaba de publicar un estudio comprensivo para la American Psychological Science Association, examinando 10 estrategias personales de aprendizaje y si son o no verdaderamente útiles y concluye que no, que subrayar, resaltar partes de la lectura, no sirve para nada.

No está claro en muchos casos pero me llamaba especialmente la atención el tema: la peor de las técnicas de estudio analizadas parece esa, la de marcar, subrayar las lecturas. No existe un beneficio real entre simplemente leer el texto y simplente marcarlo. Incluso, afirman, este tipo de prácticas pueden ser perjudiciales: cuando destacamos elementos concretos podemos perder en enfoque global, centrándonos en exceso en ideas aisladas. Igualmente inefectivas son las relecturas, algo que se hace a menudo cuando se estudia y que también resulta, para los autores, una pérdida de tiempo.

Algo más efectivo es resumir o anotar las ideas principales, aunque los estudios coinciden en que tampoco esta es la mejor estrategia si no se combina con las que siguen.

Lo mejor es la práctica distribuida, repartir las sesiones de estudio más que centrarnos en una única maratón de aprendizaje, cuyo contenido tendemos a olvidar pronto. Además, cuanto más tiempo queramos retener la información en nuestros cerebros, más largos serán esos intervalos entre sesiones.

La práctica de tests, como veíamos también en la entrada que dejo al final, es la segunda estrategia más valorada. Hace que se vuelvan a rememorar los datos, facilitando también la memorización y, añadiría facilitando algo tan importante como el “aprender haciendo”, poner a prueba el aprendizaje.

En cartón en otros tiempos, las tarjetas recordatorias, hoy digitalizadas mediante apps (QuizletStudyBlueFlashCardMachine, por ejemplo) pueden ser interesantes desde la perspectiva TIC en el aula. Tomo de la Wikipedia su definición:

Las flash cards (o tarjetas didácticas) son un conjunto de tarjetas que contienen información, como palabras y números, en uno o ambos lados usadas para adquirir diversos conocimientos a través de la relectura del conjunto de tarjetas. En un lado de la tarjeta se escribe una pregunta y en el otro la respuesta. Las flashcards pueden ser de vocabulario, datos históricos, fórmulas o cualquier cosa que pueda ser aprendida por medio de preguntas y respuestas. Las flashcards se usan ampliamente como un ejercicio de aprendizaje para ayudar a la memorización por medio de la repetición espaciadas.

Empiezo a entender mi práctica adolescente de crear múltiples chuletas que nunca utilizaba después, en los exámenes, porque el mero hecho de crearlas había hecho que lo aprendiese todo. Creo que me ocurre algo parecido con las presentaciones e incluso con los posteos en el blog hoy, que el mismo hecho de elaborarlas e ir rescatándolas en diversos periodos de tiempo (al volver a enlazar una entrada, por ejemplo) es una forma excelente, diría que la mejor que conozco, de solidificar aprendizajes.

En cuanto a otras técnicas, como la imagen mental, completar lo leído con imágenes o esquemas, el cuestionamiento, preguntarnos los porqué de lo leído, la mezcla de distintos problemas para que se creen conexiones o el memorizado de palabras clave, así como técnicas específicas en el aprendizaje de idiomas, como enlazar palabras nuevas con otras que ya se sepan y suenen similares, muestran una eficiencia moderada o baja.

En fin.. dejad que os recomiende, para complementar este, otro artículo sobre Mitos del aprendizaje que creo que lo  amplía.

Feliz y productivo fin de semana.

25 thoughts on “Subrayar las lecturas (solamente) no sirve para aprender: algunos mitos y realidades sobre técnicas de estudio

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. January 11, 2013 at 8:34 pm

    por cierto, pues a mí si me sirve el subrayado para recordar pasajes, por el mero hecho que tengo una idea visual de lo subrayado… es que yo estudio imaginando imágenes… sé que suena a locura… pero a mí me sirve, se me queda enseguida.

  3. Lolo Armas de Huamachuco
    January 11, 2013 at 11:45 pm

    Siempre hecho el subrayado de las partes importantes del texto o de las que me llamaba la atención pero no me ayuda a tener un aprendizaje más eficaz, tal como lo afirmas el presente post de caparazón.Interesante lo que dice Dolors sl complemento de imágenes, diagramas , cuestionamientos, la relación de las palabras nuevas o tal vez como los diagramas de mapas mentales como las que uso encuentro un aprendizaje más efectivo o también lo que estoy haciendo en las lecturas de algunos post, revistas o diarios digitales a través del paint hacer una secuencia de archivos jpg del tema, articulo o noticia y colgarlas en mi muro del facebook como álbum de fotos y disfruto leerlos cuantas veces pueda encontrando una mejor efectividad del aprendizaje. Un saludo desde Huamachuco – Perú

  4. Eva
    January 12, 2013 at 12:10 am

    Hola Dolors y comunidad!!

    Excelentes reflexiones!

    En lo personal, me parece que esto de la efectivad de las técnicas de estudio también tienen que ver con los estilos de aprendizaje de cada persona…; habrá quienes tienen que transcribir para recordar la información; otros harán gráficos (como en mi caso); otros resaltan fragmentos importantes…

    Lo que sí me parece importante es cuestionar lo leído y hacer relaciones con las experiencias previas así como aprender haciendo. Esta idea me la llevo para pulir mis técnicas de estudio.

    Feliz 2013!

    Eva

  5. Isidro García Getino
    January 12, 2013 at 7:34 pm

    El post me parece muy parcial, reduccionista y, en buena parte inconsistente: ¿Sobre qué partes, aspectos, ideas, etc me hago preguntas, elaboro flash cards, etc?
    El subrayado sirve precisamente para ir indicando aquello sobre lo que me voy a cuestionar, voy a representar, me voy a preguntar, etc. y además voy a hacerlo siguiendo la secuencia del texto y no a salto de caballo,…
    No creo en el estudio serio de esos psicólogos porque, como bien dice otro comentario, hay multitud de estilos de parender y muchos estudiantes sacan un grandísimo provecho de subrayar. Otra cosa es que se subraye bien o mal.

    1. January 13, 2013 at 1:06 am

      Sobre reduccionista e inconsciente imagino que te refieres a la investigación. En el post, de hecho, cuando hablo en primera persona y expreso mi opinión no afirmo nada rotundamente. Por otra parte tampoco entiendo el revuelo: subrayar en sí mismo no sirve para nada, si no forma parte de un proceso que implique en algún punto rememorar, reescribir, etc. Evidentemente subrayar puede ser parte de proceso de elaboración de las flash cards.

      Saludos

  6. Rosa
    January 12, 2013 at 8:11 pm

    También, he utilizado mucho el subrayado, eso sí en un solo color, es cierto que si no combinas con otras técnicas, “parcializa” y hasta descontextualiza….me ha servido también como para encontrar la idea principal de una idea más grande. Muy bueno el post, Dolors.
    Saludos!

  7. January 14, 2013 at 9:14 pm

    Cordial saludo;

    Yo tengo una metotología muy particular sobr el tema de lectura.

    Lo primero que tengo es un contenedor muy especia en madera y acero ( decorativo 9 donde tengo un lápiz, un borrador un sacapuntos y tres resaltadores de colores, casi núnca me siento a leer sin como yo lo llamo “MI KID DE LECTURA” ( a mis hijos pequeños les da mucha risa ) Con el láiz siempre escribo mis comentarios en cada texto o parrafo que me parece importante en la lectura del libro, incluso señalo cuando no estoy en acuerdo con el autor, de igual manera tengo el resaltador amarillo para destacar lo importante, el azul para destacar lo muy importante y el naranja para destacar “LO QUE ME DEBO MEMORIZAR, al final de cada capítulo anoto lo mas destacado y útil del mismo y al final del libro escribo las conclusiones, opiniones y la fecha con mi firma en que termino la lectura.
    Un abrazo. GERMAN A RIVEROS V Bogotá – Colombia

    1. January 14, 2013 at 11:41 pm

      Excelente, Germán :) a imitar, realmente.

      Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *