2013, Internet de las cosas, futuros robotizados

La Internet de las cosas trata sobre la capacidad de internet para operar con los datos generados por las cosas, no solamente por las personas. En un contexto de “datos como petróleo del siglo XXI”, cada vez son más sus usos, como veis en el gráfico que acompaña esta entrada y encontraba en MIT Technology review.

IofT2Un ejemplo curioso de la aplicación de la Internet de las cosas a distintos sectores productivos lo tenemos en Australia. Cada año se plantan allí distintos tipos de grano, en distintos lugares, para observar cuál crece mejor en una amplia variedad de condiciones. Si antes el control de todo ello requería un equipo de personas que controlase tanto las condiciones ambientales de cada lugar como el crecimiento de las plantas, ahora, mediante una red wireless que monitoriza y envía datos al High Resolution Plant Phenomics Centre el tema se vuelve mucho más sencillo e incluso preciso.

Ciudades que conectan a sus buses, metros, trenes, tranvías y emiten los datos sobre su localización exacta en cada momento en mapas públicos o temas similares de sensores que monitorizan el tráfico con el objetivo de optimizarlo son otros ejemplos interesantes que encajan en el concepto de “smart city”, ciudad inteligente.

Salud, fitness, en azul en el gráfico, también están destinados a crecer. Otro ejemplo reciente es el del rendimiento deportivo, con Nike colocando sensores sobre distintas rutinas de entrenamiento para recoger y computar datos desde un servidor central encargado de optimizarlas.

Estamos hablando de tecnologías relativamente simples (etiquetas RFID para seguir objetos, sensores para temperatura, calidad ambiental, humedad, detección de movimiento y conmutadores que pueden encender o apagar cosas como luces, calefactores, sistemas de riego, aires acondicionados, video cámaras, etc.), con sistemas tan fáciles de desarrollar para el usuario amateur como Arduino. Parece además que 2013, según algunos, podría ser el año de una internet de las cosas que lance al mercado muchos productos masivos, las “Utilities” que ocupan la franja de color naranja.

Ejemplos claros de ello son las casas inteligentes, que puedan ser controladas en distintos aspectos mediante internet, con distintos mecanismos como los que está desarrollando Ninja Blocks.

El tema es importante y va mucho más allá de lo puramente numérico, hasta el punto de estar alertando a economistas como Krugman  sobre los cambios que podríamos vivir en el mercado de trabajo en este sentido. ¿Está por venir la peor pesadilla de los neoluditas de otros tiempos?

Y es que en palabras del polémico autor, las máquinas inteligentes, el Big data creado por la Internet social y la Internet de las cosas (lo que en otros momentos hemos llamado Everyware o web al cuadrado) reducirán la necesidad de capital intelectual.

Vivimos en sociedades que serán cada vez más ricas pero las ganancias de todo ello solamente serán para los pocos propietarios de los robots….

(en Trabajadores creativos de cuello de silicio para el sector tecnológico analizábamos de forma mucho más amplia el tema)

En fin… sospechas a parte, derivadas solamente, creo, de un cambio en las que serán las profesiones de futuro, el vídeo que os dejo siempre me ha parecido muy bueno para explicar lo que es la Internet de las cosas:

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=I5Rba7c6RwQ]

9 thoughts on “2013, Internet de las cosas, futuros robotizados

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. January 5, 2013 at 4:40 pm

    Dolors, acabo de descubrir tu blog. Impresionado por tu capacidad y energía para mantenerlo tan vivo! Que envidia!!!!

    Sobre el post de hoy, … me toca de cerca :-).

    Espero (y para ello trabajo) que el tiempo module tus predicciones (en estos momentos realmente señalan lo que el sentido común apunta) y que la Internet of Things aumente las necesidades de capital intelectual en vez de reducirlas.

    Felicidades por esta web.
    Jordi.

    1. January 5, 2013 at 6:53 pm

      Gracias Jordi, si quienes estáis dirigiendo esos desarrollos apostáis por ello, estoy segura de que sí podemos pensar en un futuro interesante. Un abrazo y gracias por tus palabras y trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *