Lazos débiles en tiempos prósperos, lazos fuertes en tiempos difíciles

Algunas personas prefieren tener un círculo social de unos pocos amigos íntimos, mientras que otras optan por uno más amplio y menos profundo. Estas preferencias reflejan la personalidad y las circunstancias individuales….pero ¿hay una tendencia mejor que otra desde un punto de vista más objetivo? Una nueva investigación sugiere que la mejor estrategia en redes sociales virtuales depende de las condiciones socioeconómicas de cada cual.

La firman los investigadores Shigehiro Oishi (Universidad de Virginia) y Selin Kesebir (London Business School ), que estudiaron los beneficios de las diferentes estrategias de networking y publicaron los resultados en la revista Psychological Science de la APA:

8f838f08e96a11e1ab3822000a1e9632_6“En la era de Facebook, muchos estadounidenses parecen optar por una estrategia social amplia, superficial. Sin embargo, la investigación transcultural demuestra que tener muchos amigos no siempre es visto positivamente fuera de los Estados Unidos.”

Una de las hipótesis de los investigadores es que los estadounidenses prefieren una red social grande porque se trasladan mucho, por tanto, puede tener sentido repartir tiempo y recursos en tener muchos amigos para minimizar la pérdida que provoca un amigo cuando
se marcha.

Otro factor importante pueden ser las condiciones económicas en un momento concreto. Cuando los tiempos son prósperos, los amigos tienen menos tendencia a necesitar ayuda, como pedir dinero o colaboración para cuidar a los niños. Una red social amplia resulta entonces más fácil de mantener. Cuando las cosas van justas, sin embargo, tener más amigos podría tener un coste más elevado en términos de tiempo y recursos dedicados, lo que haría las redes sociales amplias más escasas.

En base a estas premisas, Oishi y Kesebir predijeron que una estrategia de amplio alcance, superficial, sería óptima para personas que tuvieran una residencia inestable cuando el contexto económico fuera favorable. Por otro parte, una estrategia de corto alcance, profunda, sería óptima cuando las personas permanecieran en el mismo lugar y las condiciones económicas no fuesen tan favorables.

Así se demostró en laboratorio:  tener una red social pequeña con lazos profundos es ventajoso cuando no es probable que los amigos se marchen y cuando la economía es precaria. Por otro lado, independientemente de las condiciones económicas, una red social amplia con vínculos débiles es beneficiosa cuando los amigos tienden a desplazarse.

Los resultados se repitieron en el mundo real: Oishi y Kesebir llevaron a cabo un segundo estudio para investigar si este patrón de resultados se generalizaba. Así, reclutaron a 247 americanos para participar en una encuesta online a través de Mechanical Turk de Amazon. Los participantes tenían que enumerar tres tipos diferentes de relaciones de amistad: muy estrechas, cercanas y distantes. Con el fin de tener una idea de su estrategia social, los investigadores les pidieron que imaginaran que su tiempo, energía y dinero se limitaban a 60 puntos que debían repartir entre los tres tipos de amigos.

También evaluaron el bienestar subjetivo de los participantes a través de una combinación de tres aspectos: satisfacción vital, vivencias de emociones positivas y falta de vivencias de emociones negativas.

Por último, los investigadores utilizaron datos del censo para obtener información acerca de la movilidad residencial y los ingresos familiares promedio según el lugar de residencia (a través del código postal).

Los resultados confirmaron los del primer estudio. En los lugares de residencia estable con relativamente bajos ingresos, los participantes que tenían una estrategia social estrecha-profunda mostraron un mayor bienestar que los que tenían una estrategia amplia y poco profunda. Sin embargo, la estrategia amplia – poco profunda se asoció con el bienestar subjetivo en las otras tres condiciones (ingresos bajos/ residencia inestable, ingresos altos/ residencia estable, ingresos altos/ residencia inestable).

Oishi y Kesebir argumentan que estos dos estudios evidencian la importancia de los factores socioeconómicos, de la movilidad residencial y la seguridad económica en la determinación de la estrategia más adaptativa en cuestión de redes sociales.

 

Así, parece que a medida que disminuye la movilidad residencial y se agrava la crisis económica en Estados Unidos, la mejor estrategia social podría pasar de amplia pero poco profunda a estrecha pero profunda, incluso en una nación conocida por la fuerza de los lazos débiles”, concluyen los investigadores.

 

Dreig y Gabriela Fretes Torruella, Psicóloga y Psicopedagoga, colaboradora en El caparazón. Twitter: @psicologos.

 

Fuentes:

Journal Reference: S. Oishi, S. Kesebir. Optimal Social-Networking Strategy Is a Function of Socioeconomic Conditions. Psychological Science, 2012; DOI:10.1177/0956797612446708

CITA APA: Association for Psychological Science (2012, December 12). Too big or just right? Optimal circle of friends depends on socioeconomic conditions. ScienceDaily. Retrieved December

2 thoughts on “Lazos débiles en tiempos prósperos, lazos fuertes en tiempos difíciles

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *