Más observadores, más creativos, más felices

Ando en simultáneo en dos cursos, de Creatividad y Diseño de artefactos creativos y no sabría deciros dónde leí acerca de la investigación, pero quería comentarla aquí porque demostraba algo que puede no ser siempre evidente pero sí resulta tremendamente interesante para quienes estamos interesados tanto en la felicidad del ser humano como en la innovación en el mundo: cuando somos optimistas, cuando nos consideramos afortunados tendemos a observar el mundo que nos rodea de forma amplia y creativa, vemos soluciones en lugar de problemas, oportunidades en lugar de amenazas.

Instados a contar el número de imágenes que aparecían en un periódico se dividía al grupo en dos, los que habían puntuado alto en una escala de suerte autopercibida y por otro lado los que pensaban que no tenían suerte. Pues bien… los segundos pasaban todas las páginas, contaban todas las imágenes y al final solían equivocarse en el número mientras que los que se consideraban afortunados tendían a observar más, de una forma amplia y a ver el cuadrito que en la portada anticipaba la solución correcta: “Hay 45 imágenes en el periódico”.

La explicación puede estar en los circuitos cerebrales que activan la autoreflexión y la creatividad, que parece que funcionan de forma mutuamente excluyente. Ambos en los lóbulos frontales, la investigación de Limb con músicos descubre que mientras se crea tienden a inhibirse los lugares asociados a la razón, al juicio y la crítica. El hemisferio derecho creativo también podría ser responsable del tema: cuando pensamos de forma lateral, alternativa y no habitual somos capaces de encontrar soluciones inesperadas a los problemas.

Si pensamos en educación nos daremos cuenta en seguida de que se nos educa para pensar duro, para ser serios, para desarrollar al máximo las potencialidades de nuestro hemisferio izquierdo.

 

Optimismo vs. criticismo

El tema es doblemente grave en tanto en cuanto afecta también a la felicidad del ser humano. El diseñador, el creativo, tiende a ser optimista, está acostumbrado a enfrentar y solucionar los problemas. En contraste con otros profesionales, como por ejemplo los juristas, entrenados para imaginar las peores situaciones posibles y proteger a sus clientes de ellas, el diseñador  es entrenado para imaginar la mejor opción que se puede crear mediante un nuevo artefacto.


Cultura de diseño, cultura de creatividad

En fin… que sería interesante vivir una cultura de la creatividad, del diseño, del color y la elegancia, capaces incluso, como lo muestra el día de muertos Mexicano, de cambiar la perspectiva que tenemos de las peores cosas.ms-observadores-ms-creativos-ms-felices

Recomiendo especialmente el artículo en wikipedia al respecto y extraigo el siguiente fragmento sobre su simbolismo:

   Las Calaveras de dulce, tienen escritos el nombre del difunto (o en algunos casos de personas vivas, en forma de broma modesta que no ofende en particular al aludido) en la frente, son consumidas por parientes o amigos.

El Pan de muerto. Platillo especial del Día de Muertos. Es un panecillo dulce que se hornea en diferentes figuras, desde simples formas redondas hasta cráneos, adornado con figuras del mismo pan en forma de hueso y se espolvorea con azúcar.

Las Flores. Durante el período del 1 al 2 de noviembre las familias normalmente limpian y decoran las tumbas con coloridas coronas de flores de rosas, girasoles, entre otras, pero principalmente de cempasúchitl, las cuales se cree atraen y guían las almas de los muertos. Casi todos los panteones son visitados.

La Ofrenda y la visita de las almas. Se cree que las almas de los niños regresan de visita el día primero de noviembre, y las almas de los adultos regresan el día 2. En el caso de que no se pueda visitar la tumba, ya sea por que ya no existe la tumba del difunto, o porque la familia está muy lejos para ir a visitarla, también se elaboran detallados altares en las casas, donde se ponen las ofrendas, que pueden ser platillos de comida, el pan de muerto, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto al retrato de los difuntos rodeados de veladoras.

 

El Marketing honesto tiene mucho de diseño

En fin… volviendo a nuestro tema y en línea con lo que decíamos en una presentación reciente sobre tendencias en Social Media en 2013, necesitamos de un tipo de marketing mucho más honesto, que use el diseño, la creatividad, el juego, no tanto para engañarnos y llevarnos a realidades inexistentes sino para mejorar la experiencia de lo que vamos viviendo.

 

El vídeo resulta un buen ejercicio de creatividad. Marcos, contextos y perspectivas condicionan de forma irremediable lo que vemos…

 

 

(El poder de los diez juega con distintas perspectivas. Empezando con la imagen de una pareja de picnic en Chicago la película, creada en 1977, nos transporta a los límites más lejanos del universo conocido. Cada diez segundos nos alejamos hasta que nuestra galaxia no es más que un haz de luz entre muchas otras. Entonces se inicia el proceso a la inversa, acercándonos desde la imagen del hombre diez veces cada diez segundos hasta llegar al interior de un protón de átomo de carbono dentro de una molécula de ADN en una célula blanca…)

 

Ya sabéis…siendo creativos observaremos más, criticaremos menos, amaremos más e incluso seremos un poco más felices.

Comments

comments

6 thoughts on “Más observadores, más creativos, más felices

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Tengo mis dudas acerca de si la palabra adecuada es ‘optimismo’ o más bien ‘voluntarismo’; es decir: “el optimismo de la voluntad”. En cualquier caso, reconforta el diagnóstico. Ojalá que la creatividad nos haga un poco más felices. O al menos que sirva para que nos quieran más, un poco más (si cabe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *