8 argumentos neurocientíficos para una educación mejor

Me llamaba la atención de nuevo el punto de vista neuroeducativo presente en la infografía explicada que os dejo. En un mundo que requiere aprendizaje permanente vale la pena aplicar lo que ya sabemos sobre la forma en que aprendemos. Dejo al final, porque creo que podría tratarse perfectamente de una serie, alguna referencia más al respecto:

-Tutorías cognitivas: en la intersección entre neurociencia y educación y similar, creo, q lo que métodos como Knewton proponen, se trata de sistemas de aprendizaje basados en “learning by doing” y en el cognitivismo, utilizando sistemas de inteligencia artificial para ajustarse mejor a las necesidades de los estudiantes.

-Cambiar los horarios en secundaria: sabemos que los patrones de sueño cambian con la edad, que los adolescentes necesitan dormir más que otros grupos de población y no son especialmente matutinos. Empezar las clases un poco más tarde, incluso solamente 30 minutos resulta en diferencias importantes en cuestión de humor y atención, cosas que sabéis tan necesarias también en esas épocas.

-Variedad: La repetición es importante para la memoria pero parece que espaciar los aprendizajes en el tiempo favorece el aprendizaje significativo.  El cerebro funciona mejor de ese modo, elevando los niveles de atención cuando programamos lo que en formación corporativa se ha denominado “píldoras” cortas. También es importante variar entre formatos y métodos, atendiendo a los distintos estilos de aprendizaje que unos estudiantes que, recordémoslo, acostumbran a lidiar con material extraordinariamente diverso y enriquecido en el mundo postdigital, pueden preferir.

-Individualización: Aunque nuestras estructuras cerebrales son similares la perspectiva “conectivista” actual muestra cómo las estructuras neuronales son únicas para cada persona (recordemos de nuevo la variedad estimular de lo postdigital que contribuye en mayor medida a ello). Resultan prioritarias, así, las herramientas que puedan adaptarse a las necesidades individuales de cada cual en clase. “If you think you know all the answers, we’re not interested” (si crees que conoces todas las respuestas, no estamos interesados), decía un twitt revelador estos días refiriéndose a una oferta de empleo.  De nuevo y en el mismo sentido, en un entorno de posibles conexiones abundantes el buen formador expondrá a los estudiantes a nuevas experiencias, esperando maximizar en lo posible la creación de nuevas conexiones neurales.

-Aprender durante toda la vida: leer constantemente libros (y ebooks y artículos en internet, por supuesto) que nos desafíen intelectualmente resulta en más variedad y número de esas conexiones cerebrales que constituyen nuestro intelecto. De forma similar no es bueno dejar de estudiar durante mucho tiempo, dejar que nuestro cerebro se “oxide” y ya hay escuelas reduciendo los periodos vacacionales o evitando la desconexión total para evitarlo.

-Neuroeducación entendida como entrenamiento neural: Debemos repetirlo… cuando es necesario aprender toda la vida, cuando incluso podemos afirmar que aprender a aprender es la competencia más importante para el individuo conectado, el éxito está vinculado también a fortalecer la capacidad de aprendizaje, desarrollar el cerebro. Un nuevo twitt lo representaba bien… “Conocí a un profesor que solía decir: “Cuanto menos memoricéis, menos olvidaréis”,  así que todo lo que sea entrenar en resolución de problemas, pensamiento crítico y creatividad, ayudando no solo a construir conocimiento sino también caminos neuronales en sí mismos, será una apuesta de futuro.

-Diversión: En pleno Mooc de Gamificación de Coursera (excelente, por cierto) hablaría largo y tendido de este punto. Se trata de dar lo mejor de nosotros mismos en un universo que lo permita, que conspire con nosotros para ello.  El juego, también abundante en la red, es un instrumento perfecto para ello de forma subjetiva y también objetiva. La liberación de dopamina que se produce cuando nos divertimos ayuda a memorizar, a aprender y sobre todo a apreciar realmente la materia de la que estemos hablando.

Es uno de los grandes logros de la Khan academy, que personas que antes aborrecían las matemáticas, la ciencia, muestran actitudes positivas hacia las mismas después de después de la experiencia del juego. Investigaciones recientes refuerzan también la idea, mostrando el carácter altamente emocional de las experiencias de aprendizaje. El miedo, la ansiedad,la vergüenza y la preocupación convierten en imposible para los estudiantes razonar, aprender o almacenar nuevos conocimientos, así que el desarrollo de entornos no solo  divertidos sino también positivos y seguros resulta una prioridad.

-Aprendizaje social: Nos sobran aquí argumentos sobre esto último pero podemos añadir el estudio de Judy Willis que en 2011 encontraba que aquellos estudiantes que trabajaban en grupos altamente colaborativos experimentaban niveles elevados de dopamina y una especial activación de la amígdala que resultaba en mejor memorización a largo plazo. Además, parece que el efecto del grupo se notaba también en la reducción de los niveles de ansiedad que a veces también bloqueaban el aprendizaje. Sobra destacar también en este punto la afinidad de la Sociedad aumentada y la explosión de oportunidades y facilidades para la colaboración que representa con todo ello.

 

Más en: ¿Y si los jóvenes aprenden mejor que nosotros? Derribando más mitos

21 thoughts on “8 argumentos neurocientíficos para una educación mejor

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. September 13, 2012 at 3:39 am

    Muy de acuerdo, mi preocupación es mas por los adultos que por los jóvenes. No por que los jóvenes no necesiten los adultos, sino porque no veo muchos adultos preparados para el cambio de paradigma. Saludos

  3. September 15, 2012 at 8:42 am

    La síntesi és estructurada i la divulgo. Felicitats!

  4. September 15, 2012 at 9:00 am

    I sort que moltes cosetes les he publicades per Internet puix que a casa les perdo: és que, sovint, no recordo on les he deixat o desat. Tampoc sé on emmagatzemar els detalls de la premsa.

  5. MARTHA CECILIA CASTILLO
    September 18, 2012 at 5:19 am

    GRACIAS, POR LA INFORMACIÓN SOBRE LOS 8 ARGUMENTOS PARA APRENDER MEJOR, EXCELENTES TODOS LOS ARGUMENTOS. REALICE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LA INFLUENCIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA ENSEÑANZA, APRENDIZAJE Y EVALUACIÓN DE LAS CIENCIAS NATURALES, DONDE, UNA ESTUDIANTE INVESTIGADA, MANIFESTO QUE CUANDO ELLA TENIA MIEDO, RABIA O ANSIEDAD NO PODIA APRENDER NADA PORQUE LA MENTE ESTABA OCUPADA.
    CHAO MARTHA

  6. PEdro Mendez
    September 21, 2012 at 5:47 pm

    !!wow!! siempre habra cambios end la Educación,la historia y la dinamica social lo Han demostrado,lo impresionante ahora es El impact de lastecnologia sobre Los process educativos y sus actores. Necesitamos adults conscientes,per mas necesitamos jovenes responsables,es futuro

  7. September 30, 2012 at 12:10 pm

    Muy buen post. Muy útil para los profesores y para los que hacemos formación de profesores. Gracias

  8. November 11, 2012 at 1:53 am

    Excelente post, aunque faltan algunos argumentos relativos a algunos de los principios cognitivos ya consensuados, como por ejemplo la importancia de la reflexión y de la cultura general para la memoria y las competencias (véase el libro de D. T. Willingham “¿Por qué a los niños no les gusta ir a la escuela?”), así como otros principios pedagógicos también demostrados empíricamente por la neurociencia, como por ejemplo las emociones (sobre todo la empatía) y los entornos enriquecidos (véase el libro de E. Jensen “Cerebro y aprendizaje”). Para más información puede consultarse el blog escuelaconcerebro.org.
    Cordialmente
    Félix Pardo

  9. Ana Lee
    April 4, 2013 at 5:45 pm

    Excelente post, como siempre, nos hace reflexionar sobre los paradigmas de la educación. Ahora creo, que la atención se ve enfocada hacia los docentes quienes aún presenciando los cambios de la educación en la que nos encontramos, no se ven motivados a trabajar más en la flexibilidad y la apertura que todo eso requiere.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *