10 thoughts on “Dejando de racionalizar la sumisión, apoyando el cambio

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. July 27, 2012 at 11:31 pm

    Interesantísimo post que ayuda a comprender muchas cosas de esta España actual

  3. July 28, 2012 at 12:47 am

    Entiendo que la conformidad tiene que ver con un sentimiento de seguridad. Si lo que veo en el exterior refleja lo que siento, o lo que creo, aunque sea a niveles inconscientes… no habrá disonancia cognitiva; y sí conformidad y sumisión.
    Sin embargo la información por sí sola no creo que sea suficiente. No hasta que la cantidad de datos que no concuerdan no llega a un nivel determinado que nos haga dudar de nosotros mismos.
    Y desde luego, no olvidar que las decisiones las tomamos desde las emociones. Si nos venden seguridad, por muy por los pelos que nos lo razonen, es tentador aceptar lo que nos ofrecen.
    Interesante el libro “Hay alternativas” (@VicencNavarro, @juantorreslopez, @garzon), -me lo estoy leyendo y hace una lectura distinta de la que hacen los medios en cuanto al recorte social. Está bien razonado.

  4. July 28, 2012 at 10:13 am

    Cambisr supone un esfuerzo sobre todo de voluntad.

  5. Beatriz Aquino
    July 28, 2012 at 11:20 pm

    Excelente nota Dolors, esto que dices me hace pensar en la hegemonía de los sectores dominantes en cada tiempo, en cada lugar, en cada cultura, y cómo ese sesgo que defines, es uno de los pilares de la hegemonía. Gracias por el texto. Beatriz

  6. Ileana
    July 29, 2012 at 5:23 pm

    Casualmente Dolors, mientras leía en Socionomía – esperanzador y motivador en lo personal- sobre ese estar programados para ser colaboradores, me preguntaba cómo es que quedamos en una posición anómica cuando no sentimos en la propia piel la injusticia.
    Abres una línea muy interesante para acompañarnos a pensar en esto…Gracias, un abrazo¡
    Ileana

  7. August 30, 2012 at 8:37 am

    Una cuestión que me interesa en relación con tu entrada es el umbral de tolerancia de la población respecto de la injusticia. ¿Cuándo se alcanza el punto de inflexión que hace reaccionar a los ciudadanos? La respuesta tiene que ver probablemente con nuestro nivel de comfort y nuestras expectativas vitales, condiciones muy variables de unos países a otros, de unas culturas a otras.
    En cualquier caso y trasladándonos a nuestro entorno inmediato, me sorprende el enorme grado de tolerancia respecto de las duras medidas económicas y sociales que se están tomando, por mucho que las redes familiares estén sujetando a quienes han caído antes, y por más que la economía sumergida oculte parte de la actividad económica. Asistimos perplejos a un retroceso mayúsculo en los derechos civiles y las conquistas sociales en España y no se producen reacciones contundentes, masivas. Y ello a pesar de que la crisis y el paro ya está alcanzando a una parte muy importante de la clase media y de que la sensación de que este problema es de otros y que esto no nos pasa a nosotros está desapareciendo. Veremos qué pasa en los próximos meses.
    Gracias por tu entrada.

  8. Paz
    December 8, 2012 at 3:18 am

    interesante artículo. Pero al leerle se me plantean algunas dudas. Que es mejor tener un sesgo de racionalizacion por sumision o conocer la realidad? Que es mejor vivir (semi) feliz y engañado o Conocer una verdad que te hara sufrir? Pastilla roja o azul? Y pregunto! Conoceis algún método para ser consciente de la realidad sobre la sumisión a la q estamos sómetidos sin q nos duela?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *