La escuela y el caos

Dejo artículo publicado por Juan Antonio Aunión en la sección de Educación de El País de hoy, en el que resume algunos de los temas tratados en La Red Innova:

Dejo también, porque amplían algunas de las ideas, las notas que trasladaba al periodista que publicaba la crónica hoy:

Vivimos en un contexto en el que los contenidos son abundantes en la web. Recursos multimedia diversos, desde videotutoriales de profesores de todo el mundo y todas las disciplinas a distintas aplicaciones y juegos multimedia hacen que sea más divertido aprender fuera que dentro de la escuela.

También vivimos, como avisaban Mead, Bauman, en un mundo cambiante en el que no sabemos cuáles serán los contenidos necesarios en pocos años y ni siquiera si los modelos de negocio actuales sobrevivirán a un cambio de paradigma como el que supone la sociedad red.

Lo importante ahora es ya no el aprendizaje memorístico de contenidos que ha basado la escuela en otros momentos sino el de competencias, actitudes, valores (aprendizaje permanente, intuición, filtrado, razonamiento visual, pensamiento de programación, competencias estadísticas, etc.) que ayuden a lidiar con todo en ello y a construir un futuro mejor. Es importante también reconocer cómo, gracias a las Tecnologías es posible personalizar la enseñanza en cuanto a alfabetizaciones. Si la educación se ha centrado tradicionalmente en la lecto escritura, el cálculo, etc, debe abrirse ahora a las denominadas inteligencias múltiples o también potencialidades del hemisferio derecho de nuestro cerebro, la creatividad, los lenguajes audiovisuales en general,  la competencia para relacionarnos, la emoción, el denominado pensamiento lateral, etc.

En clave de innovación debemos educar para el cambio, ir de la educación en respuestas al aprendizaje de cómo hacerse las preguntas necesarias para innovar.

Y sí, es mal momento económico para ello. Cualquier cambio conlleva costes a corto plazo pero formar futuros emprendedores, capaces de crear nuevos modelos de negocio en los muchos sectores agotados es la única solución a largo plazo. En muchos casos, además, estamos hablando de un cambio conceptual que no significa tanto comprar herramientas como de formar a los profesores para que avancen en la dirección correcta.

 

En fin… podéis ampliar consultando la entrevista en vídeo que dejábamos en el post anterior, con las 16 cosas que nadie nos había contado sobre creatividad (e innovación) y recupero ahora para este:

 

4 thoughts on “La escuela y el caos

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. June 20, 2012 at 1:22 am

    Muy buenas contribuciones. Hay que seguir ahí, apoyando el cambio educativo.

    Me llama la atención el tema porque hace unos días escribí en mi blog acerca de esto. “Creatividad en educación”.

    Pero me preocupan varias cosas:

    - En cuanto a la rebeldía: creo que se fomenta en muchos sitios, pero de forma controlada por aquellos responsables a los que les interesa innovar por temas de mercado pero a la vez no arriesgarse demasiado por la misma preocupación.

    - Me preocupa que se piense que la creatividad (y por ende la innovación) depende de los rescursos que se tengan ya que no es verdad. Con éstos juega la creatividad. En Bellas Artes aprendí a ser creativa con una rosa y arena (poesía visual)

    - Y en cuanto a la necesidad de formación de los nuevos docentes… Ayer mismo, visitando un Instituto para una investigación de la Universidad de Salamanca el director me comentaba que qué hacíamos en la Universidad, ya que a pesar de tener ya asignaturas dedicadas a formar en TIC y educación los nuevos profesores le llegaban en un estado penoso. Y es que en un sistema en el que los que imparten clase de manera profesional (contratados) son personas muy mayores, con pocas ganas de mantener un aprendizaje que les lleve a la innovación… ¿Quién va a dar esos cursos de innovación y de promoción del talento? ¿alguien puro de creatividad? ¿alguien puro de educación? si no hay todavía grandes innovadores… ¿transmitirán sus limitaciones?

    Yo tengo el perfil de artes (Licenciada en Bellas Artes), Educación (Máster en educación) y tecnológico (Máster TIC) y por mi experiencia sé que las personas con perfiles dedicados a solo una especialidad no pueden dedicarse a dar estas clases de innovación y creatividad a docentes para alcanzar metas tecnológicas… Pero personas como yo estamos fuera del sistema (no hay oposiciones, los colegios privados admiten a conocidos o a antiguos alumnos y la Universidad no saca plazas, los coordinadores TIC no son los que estudiamos el Máster TIC, muchos centros hacen autoformación…)

    Yo veo unos cuanto más problemas que en el escrito presentado.

    Este panorama no es el caldo de cultivo de la innovación, precisamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *