Gaia y tecnología, la cara más trascendente de las tecnologías para el empoderamiento y la participación

Encontraba hace unos días una encuesta – brainstorming  de Steelcase a 100 pensadores sobre cómo ven el mundo en 100 años. La respuesta del director del MIT Media Lab,  Joichi Ito no tiene desperdicio, si además la ponemos en relación al tema que comentaremos después:

En 100 años ciencia y tecnología tratarán sobre ser parte de la naturaleza más que de controlarla.

Mucho de lo científico y tecnológico ha estado persiguiendo la eficiencia, la escala y el crecimiento exponencial a expensas del medio ambiente y de los recursos. Hemos estado premiando a los que inventaban tecnologías para el control, el triunfo sobre la naturaleza… y eso no es sostenible.  Vivimos en un sistema complejo en el que todo está interrelacionado y es interdependiente y en el que todo lo que diseñamos impacta un sistema mayor.

Sueño que en unos 100 años aprendamos de la naturaleza, nos integremos con ella y usemos la ciencia y la tecnología para traer la naturaleza a nuestras vidas y hacer que los seres humanos y nuestros artefactos no solo tengan cero impacto sino un impacto positivo en el sistema natural que vivimos.

 

Biodiversidad y diversidad cultural

Lo anterior es suficiente para los amantes de las ideas pero es mejor aún si lo unimos a la noticia que leía justo después y que reafirmaba la necesidad de este enfoque holístico, aportando interesantes insights científicos que ejemplifican a la perfección el tema.  Lo cultural y lo biológico, todo está interconectado, todo es parte de un sistema en el que cada cambio elemental afecta al conjunto. Como ejemplo tenemos que la disminución de la diversidad lingüística está relacionada con la pérdida de biodiversidad, como sugiere un estudio. El 70% de los lenguajes el mundo estaban en los lugares con mayor biodiversidad.

Perdemos progresivamente, perdemos áreas cada día más degradadas y perdemos culturas, lenguajes… Los biólogos estiman una pérdida anual de especies alrededor de 1000 veces mayor que la histórica, los lingüistas hablan de que el 50 al 90% de los lenguajes del mundo desaparecerán antes del fin de este siglo.

Comentan los investigadores: “No estamos seguros del porqué pero parece que en muchos casos puede ser que la biodiversidad se haya desarrollado como parte de la diversidad cultural y viceversa”.

Aparece de nuevo la necesidad de diluir la frontera entre disciplinas… y “ Si en el pasado fue complicado que los biólogos mirasen hacia la población, el tema ha cambiado hacia una consideración, para biólogos y ecólogos, de las personas como parte de los ecosistemas”.

 

Consumo responsable

Aunque no resulta siempre fácil apreciarlo, inmersos en el flujo de evolución rápida que vivimos, el crecimiento posible no es infinito y sigue siendo uno de los retos fundamentales de este S XXI cuidar especialmente ese aspecto. Parece, además, que hay lugar para el optimismo, que las sociedades empiezan a cambiar, como me demostraba también un estudio reciente de ESADE. Sus conclusiones resultaban especialmente esperanzadoras…. la Sociedad de consumo está muriendo porque cada vez consumimos menos. Para ser competitivos, los fabricantes deben ofrecer la sostenibilidad como valor añadido a lo que nos ofrecen, ampliando la oferta en ese sentido.

De nuevo Gaia, Avatar y sus aromas, o la necesidad de cambiar respetando o construyendo la sostenibilidad.

 

Tecnologías para el cambio

Volviendo al MIT, cumplimos, desde Internet, con esta filosofía, resultando un potenciador de la hibridación entre disciplinas con un potencial que merece, creo, incluso una nueva reflexión conceptual.  Podrían ser un subgrupo de las TEP porque constituyen un elemento clave del empoderamiento colectivo. Son, de hecho, elemento esencial de la sociedad aumentada al que dedicamos amplio espacio en Socionomía. En otras palabras, la colaboración a una escala nunca antes vista que la tecnología posibilita  puede ser un elemento esencial en cuanto a la innovación para la sostenibilidad que necesitamos.

 

(Lo hablaremos en el 7º Foro: Redes Sociales y Cambio Global, en el que estaré como ponente y parte del equipo que elabora el manifiesto, aportando lo que sé de redes sociales  y Cambio Global. Os dejo, por si os puede interesar, unas líneas sobre ello:

En los últimos veinte años hemos sido testigos de una gran revolución tecnológica. Internet ha hecho posible que la humanidad se comunique a gran escala de forma distribuida, algo que nos está permitiendo modificar nuestras prácticas, valores y formas organizativas y que llega a poner en tela de juicio la arquitectura institucional actual. Esta revolución tecnológica supone un empoderamiento del individuo y de la sociedad. Ambos ámbitos, el individual y el de los colectivos en red -desde grupos sociales a empresas- están siendo fuentes de respuestas innovadoras a retos sociales haciendo uso de Internet.)

 

Relacionado: La tercera revolución industrial y la interconectividad verde para una nueva era

Comments

comments

3 thoughts on “Gaia y tecnología, la cara más trascendente de las tecnologías para el empoderamiento y la participación

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Gracias por el artículo y por la referencia que citas! Me encanta el sueño que expresa Joichi Ito, y pienso que en realidad caminamos hacía ello, aunque actualmente me cuesta imaginar como la tecnología (eso que se ha considerado siempre como algo contrario a la misma naturaleza) pueda ser integrada y que a la vez contribuya a la sostenibilidad. Ésta realidad no está muy lejana, “sólo” falta que entendamos más a la naturaleza para aprehender de ella y que estos sueños los convirtamos en realidad.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *