Juntos cuando estamos solos, Sociabilidad aumentada y libertad

Conocía el libro y he recordado sus argumentos en la última charla Ted de Sheryl Turkle. La autora de “Vida en la pantalla”, que en otros momentos mantuvo un discurso más positivo respecto a la relación entre sociabilidad humana e internet, me recordaba la necesidad de profundizar en el aspecto de la Sociabilidad aumentada.

Alone Together, “Solos cuando estamos juntos” vuelve sobre el argumento de que Internet nos aísla, de que propicia un tipo de relaciones mucho menos auténticas que las que un día tuvimos.

En primer lugar, en este paraíso actual para los datos me gustaría observar uno que me parecía interesante. Y es que el  vídeo en youtube deja un “insight” que no nos puede dejar indiferentes: “this video is most popular with” male and females 45-54 and males 55-64” (este video es más popular entre mujeres de 45 a 54 años y hombres de 55 a 64). … desde luego no se puede sentir nostalgia de algo que no se ha tenido y parece que el tipo de miedos hacia esa Internet deshumanizadora proviene en mayor medida de las generaciones cuyos procesos de socialización, simplemente, no han sido los mismos.

Desde luego podemos ver el vaso medio lleno y medio vacío. ¿Solos cuando estamos juntos o juntos cuando estamos solos? Lo que no termino de entender es en qué punto se puede entender la conexión a cualquier tipo de red “social” y por tanto formada por personas, como una forma de aislamiento de las mismas. “Esperamos más de la tecnología y menos de los demás”, dice la autora refiriéndose a tecnologías sociales… ¿Esperaríais algo de un Facebook vacío? Esperamos tanto de las tecnologías precisamente porque nos acercan a los demás, esperamos más de las personas a través de las tecnologías, le respondería.

¿Habéis perdido excelentes amigos siempre dispuestos a sacrificarse por vosotros en lo real por culpa de las tecnologías o precisamente son esos los que más interacciones  os provocan en vuestra red? ¿Tenéis la seguridad de que en caso de necesidad  es imposible que alguien en lo virtual os solucione el problema? Muchos podemos contar experiencias en ese sentido.

 

El respeto y la libertad para decidir

Toca, aunque cueste si uno/a se ha socializado en un contexto distinto, ampliar las categorías, abrazar la riqueza sin descalificar lo que se desconoce, sin tachar de poca auténticas las relaciones que derivan de los procesos de socialización en la sociedad red de los individuos conectados de hoy.

No creo que ni Turkle ni Putman para los medios tradicionales, ni tantos otros/as que han alimentado la tendencia natural de la población más adulta a pensar que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, tengan derecho a decidir para el resto si las relaciones que decidimos establecer en internet son más o menos “auténticas” o “satisfactorias, siendo estos dos aspectos absolutamente subjetivos.

En todo caso, si Internet nos cambia a mejor o no a mejor dependerá de los valores con que definamos esa mejoría. Y si hay algo que está por encima de los valores, que es un a priori para los mismos es, creo, la libertad de elegir.  Somos más libres cuanto mayores, más ricas y variadas son nuestras opciones (la zona de desarrollo próximo de Vygostsky nos habla de ello, las teorías del empoderamiento también) y desde ese punto de vista es indudable que las redes sociales en internet nos amplían, aumentan las posibilidades de socialización pero en ningún caso obligan a nadie a su adopción.

Las tecnologías en sí mismas sirven para aumentar infinitamente las posibilidades de conectar, por lo menos las de la web social y es contradictorio decir que aíslan. Si aíslan, en todo caso, no de las relaciones sociales sino de la relación social “física”,  es porque se ha preferido, haciendo uso de una libertad que creo que los teóricos del aislamiento subestiman, así.  Soy libre de preferir relaciones virtuales a reales, libre incluso de decidir lo que es o no real  para mi en el complejo ámbito de las relaciones sociales.

Hablaremos pronto del complejo binomio entre extroversión en introversión, del nuevo introvertido conectado (el extrovertido, probablemente, no necesitó de las tecnologías para conectar) que acentúa todavía con más fuerza algo que muchos psicólogos ya intuíamos: que son muy pocos los tipos puros y muchos los matices.

 

Sociabilidad aumentada

Hiperrelaciones, Neorelaciones, una de las analogías que en mayor medida me ayuda a explicarlo es la  que me llevó a empezar a hablar de “Sociabilidad aumentada”.  Tanto la sociabilidad humana, parte esencial de nuestra naturaleza como las posibilidades de socialización en el mundo offline siguen ahí y el hecho de añadirles una capa que se puede o no elegir no implica que se desvirtúen. No lo entendemos así en el caso de la realidad aumentada: ¿Podrían dejar de restaurarse antiguas obras culturales porque existe la realidad aumentada que puede embellecerlas?

Del mismo modo no tiene sentido pensar que la sociabilidad aumentada desvirtúe lo que continúa siendo su esencia: la irrenunciable pulsión social del ser humano.

 

Comments

comments

9 thoughts on “Juntos cuando estamos solos, Sociabilidad aumentada y libertad

  1. Pingback: Bitacoras.com
    1. Le conozco, Mikel y cito en mi libro, Socionomía, que saldrá en breve. La paradoja de la elección… Creo que hay que entenderlo en términos de sobrecarga cognitiva y posterior adaptación. La ley de Yerkes Dodson también lo explica, creo.

  2. Colegas:
    Nada detendrá la marcha de lo viejo a lo nuevo, ¿porque gastar fuerzas en tratar de hacerlo?, proactivamente hablando hoy podemos tener una vida aumentada, si nuestra existencia que era solo física ahora también es digital, NO SE TRATA DE UNA SEGUNDA VIDA SINO DE UNA VIDA AUMENTADA, que además tiene cosas muy apetecibles tales como la ubicuidad y la ausencia de distancia, hoy ud puede estar junto a un ser querido todo el tiempo que desee, solo hace falta que estén conectados, han experimentado el placer que da saber que ese ser esta ahí al alcance de un click cuando nos haga falta y mientras tanto lo tenemos como un punto verde que nos dice que ahí esta. Nunca antes el humano pudo estar tan cerca de otro humano aún cuando físicamente estén separados por cualquier distancia. Ah y recordemos que hoy esto solo es una realidad, para menos de la tercera parte de la población mundial, que precisamente lograr que todos tengamos la posibilidad de una VIDA AUMENTADA es la dirección mas importante para eliminar la “Exclusión Digital”, dediquemos todas las sinergias en esa dirección. ¿TO BE or TO BE?

  3. Esto tiene que ver con el concepto “alta tecnología/alto contacto” acuñado por Naisbitt en macrotendencias ¿no?
    Ligerísima explicación; http://incluyendoperonolimitando.blogspot.com/2008/05/33-redes-sociales-alta-tecnologia-alto.html
    ó
    http://www.free-book-summary.com/megatrends.html
    “Technology and the Human Scale. The trend is in dual directions – high tech and high touch, matching each new innovative technology with a compensatory human response. Heart transplants led to new interest in neighborhood clinics and family doctors. Jet flights resulted in more face-to-face meetings.

    High touch is about getting back to the human scale, and the change is local and bottom up. Keeping track of local events, one can recognize the shifting patterns.

    You can’t stop technological progress, but you can also hardly go wrong with a high touch response. For example, FedEx developed high reliability and efficiency based on modern electronics, but its success is built on a form of high touch hand delivery.”

  4. Del discurso de Turkle con una cosa que me quedo es hasta qué punto las redes sociales permiten una conversación que ayude a la reflexión. Desde luego abren y facilitan en muchos casos la posibilidad de expresar emociones que no se expresarían en personas pero esta profundidad del discurso, más complejo cuando no es en tiempo real y en persona, puede ser algo que se esté perdiendo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *