El aprendizaje neuroinducido ya es posible

Comento a menudo que el neuroaprendizaje, los avances en cuanto a evidencia en neuroimagen, neuropsicología sobre cognición y formas de aprender, es una disciplina en auge en la denominada “Sociedad del conocimiento”, en la que no podemos dejar de aprender durante toda la vida y será importante optimizar las estrategias para ello, pero no imaginaba que la palabra pudiese alcanzar la extensión que descubriréis a continuación…

Lo vimos en Matrix, creo que lo vimos también en Avatar y es típico de varias películas de ciencia ficción: ¿Podríamos aprender cosas nuevas sin ejercer un esfuerzo consciente?

el-aprendizaje-neuroinducido-ya-es-posibleEs posible ya aplicar estímulos a zonas motoras del cerebro para levantar, involuntariamente, una mano, pero parece que el escenario ante el que sería posible inducir el aprendizaje, evolución mucho más sofisticada de lo primero, también lo podría ser pronto.

Así lo publicarán, según The Atlantic, pronto en Science un grupo de  investigadores de la Universidad de Boston y de Japón, que diseñaban un método de neurofeedback en resonancia magnética funcional  que induce un patrón de activación pre-grabado en determinadas zonas del cerebro visual.

En otras palabras, lo que hoy aprendemos a través de su visualización, mediante aprendizaje regular,  podría ser pronto inducido en el cerebro.  La función visual concreta mejoraba de forma automática después de la inducción.

Los experimentos demostraron con éxito que, a través de la corteza visual de una persona y mediante fMRI podían inducirse patrones de actividad cerebral. De hecho el control consciente podría ser contraproducente: curiosamente, los datos de comportamiento obtenidos antes y después del entrenamiento de neurofeedback mostraron un mejor desempeño de las tareas visuales relevantes, especialmente cuando los sujetos no eran conscientes de la naturaleza de lo que estaban aprendiendo.

En fin… que podríamos estar al principio de la programación para la enseñanza automática de cosas como tocar el piano, aprender idiomas, reduciendo el estrés mental, cualquier tipo de esfuerzo consciente.

Eso sí significaría un salto cualitativo, una disrupción importante y no la evolución de nuestra cognición por efecto de las TIC

 

Comments

comments

8 thoughts on “El aprendizaje neuroinducido ya es posible

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Saludos, hay algo sobre el aprendizaje que parece estarse obviando acá y es que aprender no es solamente “acumular” o “registrar” datos en el cerebro, aprender realmente es “asociar” un conjunto de datos con los conocimientos previos existentes en nuestra mente, lo que implica cierto grado de consciencia (aunque la mayor parte del trabajo se hace de manera incnosciente) siendo esta la razón de que el “aprendizaje” y el “conocimiento” no sean solo un producto sino también un “proceso”, únicos ambos, y que dependen de cada individuo. Sería interesante conocer la posición de estos investigadores ante esta posición.

  3. Dolors, es un tema muy interesante pero a la vez delicado. ¿Uso militar? ¿Manipulación de la voluntad o realidad? Como siempre en temas que parecen de ciencia ficción recuerdo los mundos distópicos, ya que lamentablemente la realidad tiende más hacia esa línea.
    Es cuestión de esperar y ver cómo evoluciona todo. Aunque seguramente ese tipo de estudios son financiados por empresas menos preocupadas por el bienestar humano y más en su aplicación militar.

  4. Leí el artículo hace algunas semanas en Francia… Mis alumnos y yo estamos ansiosos. Yo enseño castellano, y hay un paso obligado que es conocer una “mecánica” verbal y gramatical. Tal y como yo lo veo, les eneseñamos eso de manera “neuroinducida”, y el profe luego puede dedicarse luego a enseñar las sutilezas, usos, análisis, cultura y todo lo verdaderamente interesante y enriquecedor para ellos y para mí. ¡Viva el aprendizaje neuroinducido!!

  5. Muy buen apunte, Lila, de eso se trata. El aprendizaje depende de muchas cosas y la neuroinducción puede solucionar solamente algunas de ellas. Nadie está diciendo que el profesor o la enseñanza dejen de tener sentido: como siempre ocurre con las tecnologías, permiten ahorrar tiempo en lo más mecánico para dedicarlo a lo más creativo.

    Un abrazo y gracias por los comentarios a todos/as

  6. Pingback: BETA Weblog, educación y tecnología en Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *