Facebook apuesta por las redes sociales en educación superior

De nuevo son las apropiaciones de los usuarios las que rigen los destinos de las herramientas. Así que en parte porque ya existen muchos grupos de estudiantes complementando las aulas y por algunos motivos más que veremos a continuación, Facebook vuelve, con este lanzamiento, de algún modo a sus orígenes.

Convertirse en la red vertical de los jóvenes, así como proyectar una imagen de seguridad y comunidad exclusiva pueden ser otras motivaciones para la puesta en marcha de la nueva característica, “Groups At [University]”. El tema está en permitir a los usuarios crear grupos que son vísibles únicamente para los que poseen un mail .edu autentificado para su escuela.  Pensados para Clubs, fiestas, clases, están especialmente diseñados para compartir contenidos y debatir cosas que pueden ser privadas y que por ese motivo terminaban en listas de distribución por mail entre los alumnos.

A día de hoy los que tengan una dirección de mail autentificada podrán crear los grupos abiertos, cerrados o secretos pero siempre serán visibles solo para miembros de las universidades. Desde los grupos se puede invitar a otros estudiantes y ver sugerencias de otros grupos o un feed de la actividad reciente.

De momento solo están disponibles los grupos de la Universidad de Brown (estuve dando una charla allí hace pocas semanas) y los de Vanderbilt, pero pronto serán más los centros educativos y universidades que puedan acceder al tema.

En fin… que parece que Facebook vuelve a ver en las comunidades verticales, donde siempre me ha parecido que debería estar su foco (hablábamos ya de los grupos aquí) su principal lugar.

En cuanto a educación 2.0 y aunque el concepto no nace hoy, como popularización del uso de entornos colaborativos para las aulas, pueden resultar un paso importante. Si bien los alumnos ya usan esta y otras redes para compartir materiales, ideas, tareas, el hecho de que exista una figura específica para ello que comtemple y solucione algunas de las susceptibilidades que la herramienta genera para gestores educativos y profesores, hará que lo que el tema de la educación con ayuda de los servicios de redes sociales se normalice un poco más.

Todo ello sin llegar al extremo de algunos que ya está dando por muertas a Blackboard y otras plataformas (LMS), o incluso a las aplicaciones educativas de Google Apps.

 

 

Imagen: Sala de estudio de la Universidad de Brown