La ingenuidad y el ingenio de los Videojugadores resuelven el puzzle del enzima del SIDA

El artículo de hoy me servirá para cerrar mañana la presentación sobre Nuevas Profesiones en el CEJFE. No se trata, en sentido estricto, de una nueva profesión, pero sí nos da una idea sobre la necesaria apertura de conceptos. Juego y ciencia, en otras épocas tan apartados hoy ser reúnen en torno a la tecnología en nuestro bien.

Pues bien, diez años de investigación científica no habían logrado lo que un grupo de jugadores online: descifrar la estructura de un enzima del virus del SIDA. El exploit lo publicaban en el journal Nature Structural & Molecular Biology, en el que, de forma excepcional y por primera vez, jugadores online e investigadores aparecen como coautores.

Me disculparéis si no me extiendo en los detalles, el tema resulta de que descifrar la estructura de las proteínas es vital para entender las causas de muchas enfermedades y desarrollar medicamentos para bloquearlas. Un microscopio ofrece solamente una imagen plana, así que resultan necesarias imágenes 3D que desplieguen la molécula y la hagan girar para revelar objetivos potenciales para los posibles medicamentos.

Foldit, desarrollado en 2008 por la universidad de Washington, el juego en cuestión, puede ser la solución. Se trata de un juego de entretenimiento en el que los jugadores, divididos en equipos, compiten por desplegar cadenas de aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas, a través de una serie de herramientas online.

Para sorpresa de los científicos, los “gamers” producían un modelo preciso del enzima en solo 3 semanas, proporcionando nuevos insights para el diseño de drogas anti retrovirales (la medicación para los portadores de HIV).

Se atribuye el éxito, tanto a la intuición humana como al ingenio y añado, la ingenuidad (ver definición final) de los videojugadores.

Son fuerzas potentes que correctamente dirigidas pueden ser utilizadas para resolver un amplio rango de problemas científicos, decía Seth Cooper, uno de los creadores del juego al analizar por qué los videojugadores tuvieron éxito donde las computadoras fallaron.

La gente posee, además,  mejores habilidades espaciales que las computadoras, así que los juegos pueden proveer un marco adecuado para combinar las fortalezas de computadoras y humanos con el objetivo de hacer avanzar la ciencia.

 

Añadiría algo sobre lo que ando escribiendo, cómo la idea de la ingenuidad ligada al acierto no es nueva y la suponen algunos teóricos sobre la inteligencia colectiva. Destacaba Armstrong en un artículo de 1980 (The Seer-Sucker Theory: The value of experts in forecasting),  la frecuente sobrevaloración del conocimiento experto, cuando según numerosas investigaciones no se ha encontrado ningún estudio que refleje una ventaja importante a favor del mismo sobre el trabajo colaborativo.

Sea como sea parece que se confirma el inestimable valor de la diversidad, de la apertura, así como el del juego.

 

Actualización: Que sí… que tal y como se observa en los comentarios, ” ingenuity” se traduce como ingenio, pero NO es una traducción, es una interpretación, como bien puede suponerse si se lee el último párrafo del artículo.

Creo que si los videojugadores podían superar a los científicos en ese caso era por “ingenuidad”, por libertad y no sometimiento a ideas previas.

No me parecería lógico decir que los videojugadores tienen más “ingenio” que los científicos.  Así se ha argumentado desde un primer momento y esa interpretación motivó el artículo.

Dejo, para disfrute del lector, la excelente definición de wikipedia, muy buena y curiosamente en línea con lo que he querido expresar:

Ingenuidad es la condición o personalidad del ingenuo (del latín ingenuus, traducible por natural, indígena, libre de nacimiento -lo que se identificaba históricamente con la condición del hombre libre por contraposición al siervo, o en algunos casos con la condición de nobleza-). Indica ausencia o falta de malicia y de experiencia, una deficiente comprensión o inteligencia y la ausencia de sostificación; así como presencia de sinceridad, inocencia, sencillez, pureza, candor2 o candidez (como reflejan los tipos literario de Cándido, fijado por Voltaire, o de la ingenua).

Algunos autores han desarrollado un concepto de ingenuidad que la identifica con el proceso de encontrar y aplicar ideas nuevas para resolver problemas o enfrentarse con retos especialmente difíciles, más allá de las ideas preconcebidas, preconceptos o prejuicios; lo que puede identificarse con la innovación, el denominado pensamiento divergente y conceptos como el de capital intelectual.

 

En fin…

22 thoughts on “La ingenuidad y el ingenio de los Videojugadores resuelven el puzzle del enzima del SIDA

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. September 20, 2011 at 11:11 am

    Se habla de la posibilidad de confeccionar nuevas drogas “retrovirales” cuando en realidad entiendo que debería decir “antirretrovirales” (es decir, drogas para combatir los retrovirus, familia a la que pertenece el VIH).

    http://es.wikipedia.org/wiki/Retroviridae

    1. September 20, 2011 at 11:18 am

      Gracias, José, es un problema de traducción. Lo arreglo.

      1. September 20, 2011 at 12:10 pm

        Gracias por el artículo, ha sido muy interesante.

  3. Purjur
    September 20, 2011 at 12:37 pm

    Este… «Ingenuity» no significa «ingenuidad», sino «ingenio».

    1. September 20, 2011 at 12:41 pm

      Tienes razón en la traducción literal pero leí al elaborar el artículo que los investigadores reconocían que el tema de no ser expertos había jugado un papel, en el sentido de que los jugadores no tenían ideas preconcebidas, que podían realizar un enfoque “fresco”.

      Por eso centré el artículo en la ingenuidad (frescura, mentalidad abierta) en lugar de en el ingenio. Añado ambos matices porque todavía no existe investigación al respecto de si uno u otro factor explican el tema. Es probable que sean ambos…

      Gracias!

  4. etbsoft
    September 20, 2011 at 1:37 pm

    Hazte un favor y cámbialo, que duelen los ojos: IN-GENIO.
    Ingenuidad:
    1. f. Candor, falta de malicia.
    2. f. Hecho o dicho propios del ingenuo.

    1. September 20, 2011 at 1:45 pm

      Diculpa, etbsoft, gestiona tus espacios como quieras y deja a los demás que hagamos lo propio. “¿Hazte un favor?” Creo que se entiende perfectamente lo que significa ingenuidad en este contexto.

      Me gusta muchísimo más la definición de wikipedia:

      “Ingenuidad es la condición o personalidad del ingenuo (del latín ingenuus, traducible por natural, indígena, libre de nacimiento1 -lo que se identificaba históricamente con la condición del hombre libre por contraposición al siervo, o en algunos casos con la condición de nobleza-). Indica ausencia o falta de malicia y de experiencia, una deficiente comprensión o inteligencia y la ausencia de sostificación; así como presencia de sinceridad, inocencia, sencillez, pureza, candor2 o candidez (como reflejan los tipos literario de Cándido, fijado por Voltaire, o de la ingenua).

      Algunos autores han desarrollado un concepto de ingenuidad que la identifica con el proceso de encontrar y aplicar ideas nuevas para resolver problemas o enfrentarse con retos especialmente difíciles, más allá de las ideas preconcebidas, preconceptos o prejuicios; lo que puede identificarse con la innovación, el denominado pensamiento divergente,3 y conceptos como el de capital intelectual.4″

      Por otra parte, suponer que los videogamers son más ingeniosos que los científicos me parece mucho suponer. En fin…..

  5. Richi
    September 20, 2011 at 2:14 pm

    Sostenella y no enmendalla… Po fale

    1. September 20, 2011 at 2:16 pm

      Evidentemente…. es que si no lo sostengo no lo publico. No voy a decir que los videojugadores tienen más ingenio que los científicos, me parece una barbaridad.

      1. September 20, 2011 at 4:09 pm

        Yo conozco algunos científicos que son muy malos jugando a videojuegos de ingenio.

  6. Diana
    September 20, 2011 at 9:08 pm

    Interesanta la nota y también la discusión. Sólo que me parece que se alude a algo que han trabajado distintos autores que estudian el desarrollo del conocimiento y que suele mencionarse como conocimiento ingénuo, creencias espontáneas, concepciones erróneas o acordes con el ámbito de lo cotidiano a diferencia de los sujetos considerados expertos en un tema. Son distintos los estudios que aluden a la contrastación de estas diferencias y que en algunos casos se sostiene que existe una continuidad de un tipo de conocimiento hacia el otro y en otros estudios se propone un franco corte o discontinuidad. De todos modos lo que resulta relevante es que el modo de conocer y percibir el mundo que tiene un novato o alguien que desconoce de un tema, sus representaciones o marco conceptual es muy distinto al de un científico o experto. Mientras eso sucede es probable también que el novato así como tiene limitaciones para la comprensión exacta de la complejidad del objeto de estudio en cuestión, también pueda tener un visión acorde a su ecología conceptual que no aparecerá o raramente pudiera aparecer en un experto. Creo que de eso se trata el tema de la ingenuidad, de una cuestión de “paradigmas” o de ecología mental o en otros términos de un sistema de pensamiento que siempre limita a la vez que posibilita nuestra ínterpretación sobre lo real.

  7. September 21, 2011 at 12:10 am

    Muy interesante aporte, Diana, muy bien conceptualizado.

    Saludos y gracias

  8. September 21, 2011 at 11:32 am

    Pues yo sigo pensando que en el artículo original la “ingenuidad” no aparece por ningún sitio, y que evidentemente se referían a “ingenio”. Todo lo demás es marear la perdiz.

    Por otro lado, no hay que olvidar que los jugadores que lo resolvieron era un grupo de jugadores especializados precisamente en Foldit, que es un juego que existe desde hace ya algún tiempo y sirve para resolver “rompecabezas científicos”. La forma en que está desarrollado hace que cualquier persona pueda jugar como quien resuelve un super-sudoku, aunque no tenga ni idea de biología molecular, etc. (el juego permite resolver muchos tipos de puzzles, que se resuelven simplemente con habilidad).

    Así que nada de ingenuidad ni de casualidad. Simplemente es gente con la mente entrenada en resolver pasatiempos de este tipo.

  9. September 21, 2011 at 12:29 pm

    Jose, en el artículo original se expone la noticia y se interpreta que ha sido gracias al ingenio. Para demostrar eso habría que organizar una investigación. Lo que tú llamas “marear la perdiz” es aportar datos de investigaciones sobre inteligencia colectiva que muestran que la “apertura mental”, por no volver con la palabrita,la favorece, llegando a ser mejor que el conocimiento experto. Eso es MI interpretación y obviamente puedes estar o no de acuerdo con ella. Dado que tampoco lo he investigado, he añadido ingenio a ingenuidad, así que adelante con ambas HIPÓTESIS.

    Gracias de todos modos por tu aporte.

  10. Cayetano Ripoll
    September 22, 2011 at 10:03 pm

    Es usted una ingenua si piensa que su excusa para sostenerla y no enmendarla nos hará pensar que es usted ingeniosa.

    1. September 22, 2011 at 10:47 pm

      O usted por pensar que me importa en lo más mínimo lo que penséis los que es la primera vez que comentáis, “Cayetano”, sin conocer lo más mínimo ni de mi, ni de este espacio ni de inteligencia colectiva, que es de lo que va el post y me gustó interpretar. No sé dónde está la excusa. Está en el título, está explicado, está reconocido que interpreté mal la palabra (Sí, interpreté mal la palabra!!!!!!!) y por ello publiqué la noticia en un blog que habla frecuentemente de inteligencia colectiva, coincidiendo en estar escribiendo un libro sobre lo mismo. Por eso hablaba del acierto del pensamiento no experto desde un primer momento. ¿Tanto os cuesta entender que ingenio era como lo interpretaba el creador del videojuego pero no como lo interpreto yo? Si venís a este blog buscando traducciones literales os equivocáis de lugar. Pero seguís…

      En fin… que me quito el sombrero y os felicito sinceramente ante tanto ingenio, tan poca ingenuidad y, desde luego, tantísimo tiempo que perder. Ya me contaréis el secreto.

      1. September 22, 2011 at 11:25 pm

        Dejo, de paso, mi último twitt… No pensaba en esto cuando lo escribía pero sí, resulta ideal: “Vivimos tiempos apasionantes para los amantes de los matices, desesperantes para los esclavos de la certeza”
        Sigamos disfrutando.

  11. Cayetano Ripoll
    September 23, 2011 at 5:50 pm

    Puede que algunos comentaran por segunda vez la primera vez que lo hicieron pero no es mi caso, no se preocupe, no creo que llegue a comentar la cantidad de veces necesaria como para subir puestos en su contador de importancia.

  12. September 24, 2011 at 9:21 pm

    La discusión sobre la importancia de la ingenuidad en el hallazgo quizá podría orientarse de otra manera. Y es que a menudo las buenas ideas aparecen en unas circunstancias que se alejan un poco del sistema científico. A mi me parece interesante lo que comenta S Johnson en Where good ideas come from sobre las condiciones necesarias para la innovación (slow hunches, the adjacent possible, liquid networks, seredipitiy, error, platforms, exaptation) y, lo dejo aquí mencionado porque las últimas pueden explicar esta experiencia del artículo.
    Perdón por las citas en inglés, no quiero confundir con una traducción chapuza. Mejor consultar el original.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *