14 thoughts on “Identidad aumentada y madurez como internautas: somos auténticos en las redes sociales

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. July 22, 2011 at 5:53 pm

    Una vez más Dolors,la divulgación que compartes, comprueba o confirma una experiencia “vivida” (valga lo redundante)Gracias por ello. Digamos que confirma una intuición o vivencia personal. Desde mediados del 97, he sido usuario de chats, foros, IRC, con las siguientes evoluciones a Msn y luego a las redes sociales. Antes del uso profesional, he realizado un uso más personal de la red. He conocido amigos y parejas gracias a estos encuentros informales o “virtuales” pero no por ello menos “reales”. Hace 10 años discutía a veces con amig@s, acerca de que es dificil “mentir” en la red. La gente, en ese entonces, era más reacia a creer en las historias de los “ligues” en la red. Con el tiempo asistí a encuentros y posteriores formaciones de parejas de gente que se conocía en la red. Yo, en aquel entonces, argumentaba que también se puede mentir en un bar de copas, o en un encuentro en una fiesta. La gente argumentaba que no era lo mismo que “mirar a los ojos”, observar contexto, etc. Con el tiempo como bien dices nos vamos haciendo “usuarios maduros”. Pero ya en el uso inicial, el de los 90, en la experiencia de la seducción, se intuía que a pesar de los “ensayos de rol, o juegos de antifaces” más allá de esto, siempre “nos sale” quienes somos. De alguna forma la construcción de nuestra identidad hoy se ha ampliado a nuestra identidad digital. Y sí! tienes razón hoy somos más grandes que antes por esta experiencia ampliada. Lo descubro emocionado a diario, cuando a través de la distancia, veo los gustos de mi padre o madre en sus muros, links o “me gusta”. (aún no logro incluirlos en mis círculos con el reciente G+, pero todo se andará)Un saludo y gracias una vez más con reafirmar nuestro optimismo con estudios que lo avalan ;-)

  3. July 22, 2011 at 8:38 pm

    Casi totalmente de acuerdo con el contenido de la nota. El conocimiento cara a cara, cuando existe, el cruce de los datos brindados en distintos soportes para confirmar su veracidad, conversaciones periódicas, las webcams, están determinando que los usuarios informen, como es lógico, sus datos reales si no ponen en peligro su seguridad o su intimidad. Además es el modo con el cual nos presentamos en sociedad … ¿por qué habríamos de cambiar la conducta cuando estamos usando un PC? Probablemente el malentendido comenzó con Turkle quien investigó y publicó sus primeras obras en una etapa muy primitiva de Internet.

  4. July 23, 2011 at 4:28 am

    Todo esto demuestra también el poder de los círculos sociales amplios, de la multiplicación de los “lazos débiles” con personas con nuestros mismos intereses en las redes sociales digitales. La identidad se expande a través de esos lazos difusos.
    Y también los lazos íntimos se fortalecen y ensanchan, sin duda. Nos acercamos a costados de nuestros amigos “reales” que quizás no conocíamos al interactuar en espacios muy concretos, muy funcionales, como el ámbito de trabajo o la escuela.
    Una pregunta: ¿”neuriticismo” se refiere lisa y llanamente a “neurosis” (en términos del psicoanálisis quiero decir)? ¿O son términos distintos o se usan diferenciadamente por alguna razón? Perdón, es medio offtopic, pero me quedé pensando.
    En todo caso, no me extraña que precisamente los neuróticos sean quienes se preocupan obsesivamente por la “privacidad”, el miedo a que te “copien”, a exponer y confrontar ideas, en fin, todo lo que sucede socialmente en la red.

    1. July 23, 2011 at 5:36 pm

      Neuroticismo entiendo que seria predisposición a todo tipo de neurosis.

      Un abrazo y hasta pronto

  5. July 23, 2011 at 4:30 am

    Neuroticismo quise decir! Aquí viene mi parte obsesiva a corregirme :)

  6. July 25, 2011 at 2:36 am

    Hola Dolors! Soy regular lectora de tu weblog. Clara Ciuffoli, compañera del colectivo de pensamiento y experimentación de la cátedra de Datos a cargo de A. Piscitelli en la UBA, posteó este artículo en Facebook, copio debajo mi aporte a tus ideas que las consideró como un excelente puntapié de debate y profundización.
    A partir de: “Lo que se transmite en redes sociales es una integración de varias fuentes de información personal similares (o incluso más reveladoras) a las que compartimos en el mundo no virtual: pensamientos privados, imágenes de la cara, relatos de nuestro comportamiento social, cosas que contienen información válida acerca de nuestra personalidad”, considero que esas fuentes son seleccionadas por el usuario y su red de contactos, no son “todas las fuentes posibles”, hay violencia simbólica. Claro que nada “refleja” la realidad, por ende cada discurso implica una construcción, pudiendo estos discursos diferir entre sí.
    - Concuerdo plenamente con el aumento de exigencias con lo escritural y su registro.
    - Es clave la historización de otro modo de apropiación de las herramientas en el marco de un compromiso ciudadano, pero a mi entender el uso que prima en Facebook sigue siendo la interacción a partir de la selección de la información relacionada con anécdotas de “mundos felices”.

    Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *