Ciencia, utopía, arte social: Pintando la dimensión wifi de la ciudad

Pensaba ayer en cómo la evolución tecnológica ha desafiado la dimensión del tiempo hasta la actualidad, sobre todo desde la invención de cosas como el teléfono o la electricidad.

Descubría también un concepto nuevo, el de slacktivism que me hacía pensar poderosamente, ya no en sí mismo sino en si podía ser aplicado o no al arte en red, incluso al arte de todos los tiempos, ese que muchos hemos estado entendiendo como fundamental para cambiar el mundo.

Significa los actos a favor de una causa determinada sin valor práctico, que nos hacen sentir mejor pero no cambian realmente nada. Firmar peticiones, “favoritar”, compartir o retwittear, añadir detalles a las fotos de perfil son, según Wikipedia y en un sentido claramente peyorativo “Slacktivismo”.

En fin… no sé si es posible el arte sin consecuencias (¿remover conciencias no sería una forma de activismo? ¿No puede ser un primer paso como el net-art cuando muestra otras realidades? respondía Mertxe en twitter a mi inquietud).

No sé,  ni siquiera, si debemos pedirle más que ser el alma de una sociedad, parte del zeitgeist de todo momento cultural.

Parafraseaba hoy Ferran Ruiz en otra entrañable Jornada Compartim al maestro Bauman en Tiempos líquidos: “La evasión es lo contrario de la utopía”… y creo que me sirve, que cualquier acción en red está más cerca de la utopía que de la evasión.

 

Volviendo a la red de redes culminando un desafío al tiempo que empezó años ha, vivimos con la internet de las cosas, ese mundo de objetos conectados e incluso telecontrolados a través de la red global, el desafío a la dimensión espacial.

Todavía incipiente, el ejemplo de visualización de datos en espacios públicos me ha parecido una interesante muestra de todos estos temas. Juzgadlo si no en el discurso de timo arnall + jorn knutsen + einar sneve martinussen, autores del pintado de señal wifi con luces que vemos en el vídeo. Transcribo y traduzco:
La ciudad está llena de redes invisibles, cómo podemos revelarlas? Diseñamos un instrumento para señalar con luces las señales wifi: 4 metros de luz para evidenciarlas.

 

Me ha parecido una idea tremendamente potente como denuncia de la posible falta, de desigualdades en cuanto a lo que podríamos llamar el capital conectivo de cualquier zona o ciudad: “la señal de pequeños edificios de apartamentos fluye en las calles de forma distinta de la de las redes de las grandes instituciones. Densas áreas residenciales tienen más redes pero de rango más corto que parques y campuses”.

Como muchos otros ejemplos de visualización de datos, también estamos hablando de arte para cambiar el mundo. O por lo menos para evidenciar lo inmaterial, para hacernos a todos/as más conscientes de nuevas dimensiones de la realidad (física y social).

 

La pintura de luz se sitúa en la ciudad global contemporánea enredada como si dibujase sus arterias, su corazón, la exuberancia, la agonía de su contemporaneidad.

 

Comments

comments

2 thoughts on “Ciencia, utopía, arte social: Pintando la dimensión wifi de la ciudad

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. excelente, motivador, y …evocador para mi propio trabajo y pensamiento … como siempre aprendientes estamos con tu lectura …
    saludos y salud @dreig

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *