Contrastes, evolución, empatía y azar: entrevista para Oxigen

Aunque no ando sobrada de tiempo, me pareció interesante, por lo diferente, la propuesta de Oxigen. Os la dejo como  una excursión a un plano que no es el típico de este blog pero del que coleccionamos múltiples postales.

Si esperáis síntesis, práctica, lógica y acción y no teoría, intución, impresiones, pensamiento, dejad la lectura del blog para otro día. Incluyo incluso una reflexión adicional derivada de una lectura de Bauman y provocada por la visita del papa a Santiago y Barcelona.

La entrevista de Andreu Ayats se plantea en catalán, así que la he traducido para el blog. La acompaño con algunas de las propuestas videográficas de Andreu, absolutamente imperdibles y dignas de una visita en el blog original:

 

1. ¿Enfocar es simplificar?

Enfocar es engañarse para entender y para hacerse entender por los que parten de una perspectiva distinta.

Supone simplificar y no siempre es agradable pero resulta un escalón necesario para poder “abrir” y abrirse a círculos cada vez más amplios de complejidad.

La pregunta me hace pensar en inteligencia, en inteligencia emocional colectiva, en que, aunque se critique la autenticidad, la intensidad de la relación social cuando se establece con círculos amplios (incluso con la humanidad), se trata de una cuestión equívoca. ¿Es más intenso lo más cercano? ¿Es diferente la intensidad de la trascendencia?

Porque no me parecen ni banales, ni superficiales, ni intrascendentes los lazos, por “débiles” o incorpóreos que la teoría sociológica o el sentido común los considere, que establezco con la humanidad a través de internet.

La intimidad, la intensidad, pienso, surge no tanto del enfoque sino en buena medida de las cosas que se conocen en común. Cuando las redes nos conectan como lo hacen ahora al resto de la humanidad, te descubres más parecido de lo que suponías y por tanto más cercano, ligado de forma más intensa al resto de lo que habías podido creer.

Los enfoques impuestamente simples y homogéneos, sin contraste, aquellos enfoques que los medios nos imponían, aquellos sí que eran peligrosos …

 

 

2. ¿Qué nos aleja más de la comprensión de la realidad, su apariencia o su cambio constante?

Seguramente la apariencia. Al cambio constante, a la aceleración evolutiva (tecnológica)  nos vamos acostumbrando, hasta el punto, en el siglo XXI de no poder recordar ya ninguna realidad estática.

Volviendo a Internet, es un entorno abundante de apariencias, también de cambios constantes … y creo que al contrario de alejarnos, nos acerca a la realidad de una manera única, interactiva, en primera persona. Funciona en cierto modo a modo de cordón umbilical que nos conecta al sufrimiento, la alegría, a la indignación, mundializadas.

La realidad actual, cada vez más conectada y por tanto cada vez más compleja tiene también cada vez más apariencias. Seguramente las aproximaciones flexibles, adaptables, humildes, conscientes de la diversidad son clave para entenderla.

Observación, flexibilidad, exploración y seguramente la humildad que incluye la utilización de la tecnología son esenciales.

El cambio constante puede parecer difícil de gestionar por los cerebros humanos pero no lo es desde el punto de vista de una tecnología con capacidad de computación cada vez más aumentada. No siempre sabemos entender las tecnologías como auxiliares, no sólo culpables del cambio sino también como los complementos perfectos para entender y sobre todo aprovechar las crecientes posibilidades de una sociedad que en general creo cada vez mejor. “Tecnocondria”, lo llaman algunos autores, seguramente con fuertes componentes de “Tecnovértigo”…

Ambos temas, cambio constante, apariencia, recuerdan el concepto de Vida líquida de Bauman. En ese sentido decía el autor que vivimos una contradicción de escala, de perspectiva: los problemas se viven de forma local cuando su solución debería ser adoptada de forma global. Dicho de otro modo, no es posible resolver con instituciones locales problemas cada vez más globales.

Vuestra entrevista, la visita del Papa poniendo en evidencia la lejanía entre pueblo e instituciones), releer a Bauman me ha hecho pensar si Internet no será, como organización supranacional potente, una posible solución a la contradicción. (Actualizado 8 de noviembre)


3. Sólo se evoluciona, y lentamente, a golpes de empatía o el azar nos muta más de lo que pensamos?

Seguramente a golpes de azar, que vamos adoptando con empatía … Coincido con Jaume, me siento desbordada por la pregunta.

Si me atrevo te diría que seguramente todo azar es aparente, que hay patrones deducibles de toda red compleja, que hay orden detrás de cada aparente desorden.

Teorías del caos, de la complejidad, parecen apoyar esta idea. Fractales, patrones que se repiten, ley de potencias, ráfagas (aconsejo leer a Barábasi al respecto) que surgen de un azar aparente, etc. Seguramente todo es más físico, más explicable de lo que pensamos y sencillamente todavía no hemos encontrado las explicaciones adecuadas.

La única barrera se produce en el dogma, en creer que ya tenemos algún tipo de respuesta, en pensar el trabajo acabado. Recuerdo un profesor de Psicología que nos recordaba que nunca éramos, que siempre estábamos siendo …

Lo importante de la empatía hoy es que crece de manera exponencial con cada conexión…

 

 

4. ¿A quién preguntarías qué?

La tentación divina es potente … pero consciente de que me será complicado obtener respuesta aún, me conformaré con lo que siento más cercano: un niño. Le preguntaría todo tipo de cosas, más para disfrutar la calidad creativa de las respuestas que por su objetividad.

Si busco objetividad me acercaré a la diversidad, al contraste, en la red otra vez.

Preguntaría casi cualquier cosa en las redes sociales. De hecho he trasladado a Twitter la pregunta anterior. Empatía y azar …, ambos son necesarios, me responden …, parece que ni Jaime, ni yo ni mi red de intereses podemos prescindir de cualquiera de ambas condiciones evolutivas.

No me haga elegir entre interrogantes. Les preguntaría cosas interesantes, como las vuestras, sin una respuesta unívoca que se pueda encontrar en Google.

Siempre digo que una de las cosas que cambia la Sociedad del conocimiento, de la conversación, como queráis llamarla, es que hemos pasado de una época de preguntas abundantes y respuestas escasas a todo lo contrario, a la posibilidad de acceder a casi cualquier respuesta a golpe de buscador en ausencia de una cultura que nos empodere para formular las preguntas adecuadas, para tomar decisiones responsables sobre hacia dónde queremos ir como humanidad.

 

Comments

comments

One thought on “Contrastes, evolución, empatía y azar: entrevista para Oxigen

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *