Leadbeater: Innovación disruptiva en educación y países en vías desarrollo.

Hablaremos en septiembre de varios proyectos de desarrollo de la Escuela en entornos rurales.  Me ayuda a contextualizarlos el trabajo de Leadbeter, autor al que conocía al traducir We think con su autorización expresa y amable.

Por ello no me sorprendía coincidir en sus ideas, muy vinculadas a la idea de ICT para el desarrollo, sobre la educación: La innovación educativa  no sólo va a venir de las naciones más desarrolladas sinó también de las que están en desarrollo. En éstas el vínculo entre formación y competencia profesional deja de ser tan directo como en las desarrolladas, fijando su atención también en valores y formación de ciudadanos, personas felices además de buenos trabajadores (sabemos por ejemplo de los finlandeses, altamente cualificados pero también con tendencias depresivas y suicidas).

La educación es una religión mundial. Con la tecnología, su amplificador más directo y eficiente, añadiría, aumenta de forma exponencial y a muy poco precio  su potencia, su potencial evangelizador.

Hay que apostar, como lo hacía Ken Robinson, por  la innovación radical, que a veces viene de los más desarrollados pero a menudo viene de lugares con grandes necesidades insatisfechas, con grandes demandas latentes, sin suficientes recursos para que funcionen las soluciones tradicionales de alto costo.


Algunos ejemplos sobre Tecnología y desarrollo

La tecnología es un elemento importante en el caso de Brasil, donde nos presenta el ejemplo de una escuela en las afueras de São Paulo. Los niños que están en ella son hijos de padres analfabetos. Muchos no tienen electricidad en casa  pero han aprendido en la escuela a usar computadoras, sitios web, hacer videos, etc…

La educación en escenarios en los que es difícil motivar (Charles presenta el ejemplo de un niño no escolarizado que suele dedicarse allí mismo a comprar armas, lucir joyas, andar en moto y conseguir chicas, ganándose la vida mediante el tráfico de drogas) no soporta los planes de estudio obligatorios.

Es necesario divertir, atraer, seducir, ofrecer, recompensar a corto plazo, motivar de forma extrínseca además de intrínseca, tirar de, como él dice, motivar y no empujar a los alumnos. Me recordaba la idea de motivar como lo hacen los juegos, ofreciendo recompensas inmediatas además de aquellas a largo plazo propias de la mayor parte de los sistemas educativos que conocemos.

Nos habla de personas como Rodrigo Baggio, el dueño de la primera laptop que apareció en Brasil. En 1994 Rodrigo comenzó algo llamado CDI que tomaba computadoras donadas por las empresas, las ponía en centros comunitarios de las favelas y creaba lugares en los que aprender con las TIC.

Madanguiri es un barrio pobre a unos 25 minutos fuera de Nueva Delhi. Allí instalaba sus computadoras Sugata Mitra, mostrando que los niños, en las condiciones correctas, pueden aprender por su cuenta con la ayuda de computadoras.

En el sentido de la Fun theory que hemos visto por aquí en ocasiones, Sebastião Rocha, de Belo Horizonte, la tercera ciudad más grande de Brasil, inventaba 200 juegos para enseñar casi cualquier tema posible. En las escuelas y las comunidades en que trabaja, el día comienza siempre en un círculo que habrá que completar, siempre a partir de una pregunta a resolver.

Otro ejemplo es el de Kibera, el barrio pobre más grande de África oriental. El sistema educativo de Kenia es prácticamente idéntico al de Gran Bretaña desde 1950, pero resulta ser todavía peor si tenemos en cuenta lo distinto de los contextos. No sirve de demasiado en Kenya conocer los nombres de los reyes de Kenya o Gran Bretaña cuando lo que sería necesario educar es permanecer con vida, ganarse la vida, estrategias de prevención ante el VIH, etc…

La tecnología presente para ricos y pobres en estos lugares, relativamente independiente de la electricidad, es el teléfono celular.  La centralización, los servicios en la nube para la mobile web, de los que hablábamos hace poco pueden ser una solución importante.

 

Learning by doing vital

Las escuelas que marcan tendencia en el mundo High Tech  defienden una filosofía del aprendizaje como actividad productiva. Aquí el tema no es una opción, el aprendizaje ha de ser productivo para que tenga sentido.

Leadbeater  pone como ejemplo una escuela en un bus en Pune, la ciudad de más rápido crecimiento en Asia. Allí tratan el aprendizaje, no como una actividad académica, de análisis, sino como algo productivo, que puede suponer la única forma de sobrevivir para niños/as que han perdido sus familias. Así, en muchos lugares no hay opción para el  learning by doing.

 

Crecimiento o extensión

Quizás el ejemplo más relevante que nos cuenta Leadbeater es el del emprendedor social más notable en educación en el mundo. Su nombre es Madhav Chavan y es el creador de Pratham, la ONG educativa más importante del mundo, con un objetivo fundamental: enseñar a leer a 21 millones de niños en la India. Revolucionario, antes líder sindical, Chavan desarrolló las habilidades para construir su organización según un modelo no de franquicias sinó de restaurantes chinos, con identidad y marca sin necesidad de formar cadenas empresariales al estilo McDonald’s. El modelo de McDonald’s crece, mientras que el modelo de restaurante chino se extiende.

 

 

Innovación disruptiva, sus claves en educación

Hay dos tipos básicos de innovación. Está la innovación sostenible que servirá de apoyo a una institución existente o a una organización, y la innovación disruptiva que romperá con él, creará una manera distinta de hacerlo.

Lo leíamos también en Forbes, sobre el crecimiento del elearning y la pérdida de importancia de la escuela tradicional: Education As We Know It Is Finished. De las 14 experiencias educativas más importantes del mundo según Leadbeateer, sólo 2 están en escuelas. La mayoría están en otros edificios no diseñados como escuelas.

Todas tienen el mismo tipo de características, que coinciden con muchas de las que explicitábamos en un artículo reciente en una Revista científica:

-Alto grado de colaboración
-Muy personalizadas
-Con tecnología omnipresente.
-Aprendizaje que parte de preguntas problemas y proyectos, no de conocimientos cerrados y planes de estudio.

-Con refuerzo en la familia y la comunidad.

 

El caso más famoso de esto último es el de Reggio Emilia, en Italia, sistema familiar de aprendizaje para apoyar y animar el trabajo en la escuela.  También Harlem Children’s Zone, conducido por  Geoffrey Canada, que mediante una mezcla de escolaridad y proyectos familiares y comunitarios, ha intentado transformar no sólo la educación en las escuelas sino toda la cultura y las aspiraciones de cerca de 10.000 familias en Harlem.

Se necesita innovación transformativa para incluir a todos en formas nuevas y diferentes de educación.

Comments

comments

6 thoughts on “Leadbeater: Innovación disruptiva en educación y países en vías desarrollo.

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Me agrada lo que comentas sobre países en desarrollo, en México precisamente sucedió eso, primero gracias a distintos programas de gobierno llegaron las TICs a las escuelas, pero posteriormente por problemas y malentendidos políticos dejaron de tener continuidad, lo nosotros propusimos fue crear un nuevo proyecto ciudadano que unificara y rescatara todos aquellos programas de gobierno abandonados o desarticulados. A la fecha nuestro proyecto es muy pequeño y sencillo pero gracias a eso, es real y esta funcionando.

    Adjunto el vínculo, muchas gracias!!

    http://www.encicloabierta.org

  3. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *