Vídeo: Aprender de los niños, una llamada a la acción

Varias son las charlas Ted sobre aprendizaje que hemos comentado en el blog pero se me había pasado el canal completo dedicado al respecto, titulado “How We Learn” y en el que descubro, gracias a Jeff Cobb, este genial vídeo.

No tengo demasiado tiempo para comentarlo pero os recomendaría, para empezar a formar vuestro propio criterio, tanto el célebre discurso de Ken Robinson (“Las escuelas matan la creatividad” como la charla que relata el experimento Marshmallow y nos induce a replantear la forma en que nos han enseñado a afrontar tareas complejas. Los niños lo resuelven mucho mejor…)

Los adultos somos los responsables de muchos de los males que acechan hoy a la humanidad. Atemorizados por nuestros límites, por una falta de confianza que heredamos también de un sistema educativo en crisis, quizás deberíamos, además de crear más oportunidades para escucharles, para tomarles en serio, dejar volar las expectativas de los niños, dejarles soñar.

De lo contrario, como termina esta niña de 12 años cuyas habilidades comunicativas envidiamos más de uno/a Adora Svitak, lo que les dejaremos en herencia serán solo problemas…

¿Vale la pena flexibilizar, personalizar, dejar que sean ellos los que tracen los caminos que quieren y tal vez deberíamos recorrer? Leía hace poco a Pentland sobre cómo la humanidad (desde y tal vez por culpa de la ilustración) ha estado valorando en demasía la vertiente racional de nuestro ser en detrimento de la social.

Es probable que también hayamos sobre-estimado el control y nos pasemos la edad adulta intentando desprendernos de yugos viejos antes de poder avanzar.

Feliz reflexión…y no dejéis de ver, con o sin subtítulos en español el vídeo. Utiliza, por cierto, un Prezi.

Mañana presentaré uno en el 1er Congreso Internacional en Ciudadanía Digital en Donosti.

Bien por ella :)

Comments

comments

14 thoughts on “Vídeo: Aprender de los niños, una llamada a la acción

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Yo trabajo con niños en escuelas primarias, como profesora de inglés. Es verdad que los niños tienen unas ideas buenísimas, y que muchas veces aportan formas de hacer las cosas que son mucho mejores que las mías.

    Tenemos que cambiar el sistema educativo completamente. Los niños están asfixiados intentando llegar a las metas que les ponen los adultos, pero que no logran madurar sus pensamientos. Yo preferiría educar a mis futuros hijos independientemente del sistema educativo público o en una escuela alternativa donde la confianza y el cariño se unen para permitir a los niños formar su propio intelecto.

  3. Claro, claro, claro. Ya nos sabemos ese discurso muy bien: la sociedad corrompe, la educación destroza la humanidad innnata de los chavales, todo el mundo es bueno, todos somos buenos por naturaleza, etc, etc, etc. El buen salvaje de Rosseau al que le añadimos un poco de Foucault y su poder omnímodo repartido por todas las instituciones, tal vez una pizca de Derrida, por aquello de la deconstrucción y, cómo no, Lyotard y su condición postmoderna. Ya lo tenemos todo. Así no levantamos cabeza.

    Saludos desde Crisis Educativa

  4. Dolores leí el artículo y me muy interesante, trabajo con chicos de escuela primaria hace 20 años, confío en ellos y me han llevado a ser mejor persona… te regalo un párrafo del Libro Filosofía y Educación de Josefina Semillán Dartiguelongue, un orgullo argentino!
    Somos palabra…Si las palabras se encarnan en acciones, en “lecturas” de los cuerpos, de los gestos, de lo sutil no verbalizado, de lo no-dicho en tanto tal, el camino de la recuperación de la confianza en el discurso vendrá por este “curso de acontecimientos” …Filosofía y EducaciónJosefina Dartiguelongue
    Ayer subí el video que sigue
    http://www.vxv.com/video/MdqpKkolVkje/los-chicos-nos-miran-y-hacen.html
    Gracias por tus notas, siempre invitan a la reflexión!

  5. Pingback: Niños: Oportunidades para nuevos líderes y nuevas ideas | EvaMaríaRodríguez.es
  6. Cuando ya no son niños: una de las peores experiencias que vivo como profesor de secundaria es ver como su creatividad se consume lentamente en la ESO, de 1º a 4º. Sentir como los puntos de vista, las aptitudes, los saberes se ahorman a las disposiciones educativas? del Estado; sentirme responsable, (en tanto que fucionario de educación lo soy), de ese proceso es un malestar cotidiano. Entre tanta disposición, normativa, programación, calificación, espacio institucional, jerarquía, examen, etc cómo conservar una mirada libre, sabia y competente. Quienes lo intentamos somos como un dique de arena. A estas alturas me cuesta creer en la capacidad de la institución para revivir; no hablo de renovarse, no, de revivir. Si creo en personas. Si.
    Por otra parte, Juan; si tu discurso es irónico que desesperado e incoherente es lo que dices: “la sociedad da la vida; la educación implanta la humanidad en los chavales (inhumanos?), nadie es bueno, todos somos malos por naturaleza…”. Puede que R. por obligación en el Bach.; de los demás dudo que hayas leído nada en profundidad. Hablar por hablar.
    Un abrazo.

  7. Hola Dolors,

    Muchas gracias por compartir el enlace al canal. Los vídeos de TED son siempre magníficos, pero si además te los dan organizados ya es bárbaro :-)

    Admiro, como siempre, tu disposición a la exploración… a mí el vídeo me ha asustado. En parte por la forma (esa actitud ligeramente “resabiada” de la niña), pero sobre todo por el fondo. En serio, me ha venido un flashback muy desagradable de “¿Quién puede matar a un niño?” ;-)

    Asumo de entrada que todo es mejorable, y comparto contigo (y muchos de tus lectores) la preocupación por el arcaísmo de los sistemas educativos actuales. Pero veo un trecho enorme entre prestar más atención a la espontaneidad de los niños y pretender que tienen “la clave”. Sea o no sea cierto, puedo asegurar que no estoy preparado para aceptarlo. Entre otras cosas, porque entiendo que si hemos llegado hasta aquí tampoco es por casualidad, ¿tan mal lo han hecho las generaciones anteriores? Quizá ahora estamos mejor preparados para aceptar la sencillez – a veces demoledora – de los planteamientos de los niños, y esa facilidad pasmosa con que eliminan todo lo accesorio. Pero es que también los adultos de hoy (como sus padres) ya estamos rompiendo muchas cadenas.

    Hay un detalle en el vídeo que me parece especialmente “golfo”, y es la foto de Bush. A ver, yo tampoco le tengo ningún cariño, pero le niego completamente a una niña de doce años la mínima capacidad crítica para analizar su gestión sin la “colaboración” de adultos.

    Muchas gracias una vez más por la oportunidad de comentar y un saludo muy cordial,

    Jaime

  8. Pingback: Aprender de los niños: vídeo en El Caparazón « Blog de Javier Malagón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *