Web 3.0, Web semántica, la película: traducción y visión crítica

Seguro que habéis leído o visto el vídeo en el que Dixon, Tim Berners-Lee, Clay Shirky, David Weinberger, Nova Spivack, Jason Shellen, Lee Feigenbaum, John Hebeler, Alon Halevy, David Karger y Abraham Bernstein exponen sus puntos de vista acerca de la sobreinformación o nos devuelven el concepto de web semántica.

Tenía ganas de comentarlo aquí, tal vez porque llevamos ya unos años hablando de la materia y el título me resulta, en la línea abusiva que comenta Dixon, algo engañoso.

Utilizaba como base, tanto del temario del curso de Posgrado Virtual Educa que preparo como de algún informe realizado una entrevista que me realizaban hace un tiempo y publicaban en la revista Computing, así que disculpadme si suena familiar la idea que siempre comento:

La web 3.0 es mucho más que la web semántica. La web semántica fue imaginada, de hecho, por el propio Tim Berners Lee que aparece en el vídeo, mucho antes de la tercera década de la web. En esta, en la Web 3.0, si preferís llamarla así, se incluyen muchos otros conceptos, que el tiempo dirá si son tanto o más importantes que el de la propia semantización de los datos que vamos depositando, directa o indirectamente (se obvia en el vídeo el importante concepto de la web al cuadrado, la squared web, que supone el añadido de los datos del mundo real transmitidos a partir de sensores a la web).

Más allá de esta primera apreciación, el vídeo no añade demasiadas novedades a lo que hemos venido relatando, definiendo, reportando en múltiples entradas, vídeos, tutoriales, entrevistas, aquí.

Quería, de todos modos, dejaros algunas ideas que creo, aunque no demasiado nuevas, importantes en el vídeo:

 

Los primeros 7 minutos relata el alcance de la sobre información, del crecimiento exponencial de los datos en la web. 9,6 bilones de libros, 1690 librerías del congreso, trillones de páginas en breve, comenta Spivak (cada tweet, cada mensaje en Facebook, cada información del mundo real, añadimos, pueden ser una página) serán inmanejables en breve para Google.

Ante ello necesitamos filtros, estructura, etc… (si pensara hoy en montar un negocio de noticias, sería de agregación de distintas fuentes distribuidas mediante herramientas inteligentes que proporcionaran personalización, comenta Shirky)

Es necesario, es la base de la web semántica, estructurar todos esos datos, definir relaciones entre ellos para que puedan facilitar la comunicación, más allá de la transmisión de datos entre ordenadores. La interpretación humana, la creación de ontologías, podría ser necesaria en un momento inicial pero no imprescindible (de eso se habla cuando se menciona la web inteligente) después.

Construccíón de contextos. Linked data project, destaco las novedades aportadas por Lee Feigenbaum, el que más me ha gustado sin duda, que comenta por ejemplo una idea potente y enlazada con el conectivismo: La web semántica hace que cada enlace signifiquen algo para las máquinas. Podríamos decir que:

Si el conectivismo derivaba de las teorías de sistemas para explicar como aprendemos, cómo funcionan nuestros cerebros, podría ser que la web semántica y su propósito de dar significado para las máquinas a las conexiones cerrara el círculo, resultando la forma de aprender, también, de los ordenadores.

Shirky lo formula de un modo parecido: pasamos de querer construir cerebros en silicona a aplicar criterios de cerebro al mundo de información que hemos creado. Sin olvidar la importancia de las folcsonomías, de la construcción social de los significados, la combinación, la mínima estructura que aportan las ontologías a los datos, son, para el autor, desde una posición intermedia, necesarias.

Vuelvo a Feigenbaum porque también me resulta interesante su reflexión, que distingue la vertiente social de la tecnológica en cuando a la web 2.0.

Pasa algo parecido con la web semántica y añado, esa parte social por desarrollar es la que nos reserva las mayores sorpresas.

Destacar por último la visión realista de Weinberger: serán los mismos motivos políticos, económicos de siempre los que pueden frenar (los que como hemos visto, ya frenaron en su momento) la evolución de la semweb.

Poco más. Os dejo un par de los recursos didácticos de los que suelo valerme para explicar todo ello. El primero es la presentación que realizaba en Virtual Educa 2009, en Buenos Aires:

 

El segundo es el imprescindible vídeo que subtitulé hace un tiempo:

 

El tercero, que os animo a traducir también desde Dotsub (es una muy buena forma de aprender, desde idiomas a los conceptos), entiende la web 3.0 en el sentido amplio que prefiero:

 

Web 3.0, Web semántica, la película que motiva este post:

Comments

comments

15 thoughts on “Web 3.0, Web semántica, la película: traducción y visión crítica

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Gracias! (el sentido ‘semántico’ de esta palabra es MUCHO más que lo que la gramática de esa palabra de pueda indicar)

  3. La web desde su concepcion ha ido desarrollandose hasta lo que es hoy en dia, un medio masivo de informacion.

    Pero no se supone que la idea original era comunicarnos, luego paso a guardar nuestras comunicaciones. Y con lo que pretenden de hacer “entender” a la web su propio contenido, no pasamos a ser esclavos del medio alimentandolo dia a dia de nueva informacion?

  4. Muchísimas gracias por este post tan didáctico y que resume de forma clara el objetivo que persigue la web 3.0. No tengo un perfil técnico pero me interesa mucho seguir la evolución de la tecnología para su aplicación en el área de los recursos humanos. Existen numerosas compañías que ofrecen a candidatos la posibilidad de realizar sus CV “SEO friendly” o preparados para la “web semántica”, y me doy cuenta de que en ocasiones utilizan erróneamente estos conceptos. En cambio el objetivo me parece muy acertado, ganar visibilidad y potenciar la marca personal.
    Gracias de nuevo

  5. No hay comentarios a la postura de “desavenencia” de los 2 últimos entrevistados?

  6. Creo recordar, Vanhouse, que el tema iba sobre la posibilidad o no de web semántica, sobre si es posible o deseable crear ontologías y semantizar contenidos, con la dificultad que conlleva.

    Es un debate antiguo que creo que respondo con el resumen – ampliación que dejo. En todo caso, te invito a ampliarlos.

    Un saludo

  7. No pretendo cuestionar tu argumento sobre “web semántica”, solo quise saber que opinas al respecto. Personalmente considero que la “desavenencia” de los 2 últimos entrevistados en el vídeo, se basa en la confusión creada al usar “web semántica” como sinónimo de lo que hasta el momento se define como “web 3.0”.

  8. Lo sé, Vanhouse. No recuerdo ahora quién era el autor que decía que es necesaria una mínima estructura semántica pero que también es aconsejable la organización “espontánea”, social de la web mediante folcsonomías. Ese es, en mi opinión, el tema. Sobre web 3.0 vs. semántica, creo que la web semántica es una característica de la tercera década de la web o web 3.0 pero no son sinónimos.

    Un saludo y hasta pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *