Dioses o diablos: Tecnologías on the edge para aumentar la brecha.

Inspiraba hace unos días esta entrada la charla de Pranav sobre “Sixth Sense” la conocida interface futurista “en el aire” que debéis, si tenéis algunos minutos y siempre después de haber leído este post :), visitar:

En TEDIndia, Pranav Mistry demuestra varias herramientas que ayudan a la interacción entre el mundo físico y el mundo de los datos – incluyendo una profunda mirada al dispositivo SixthSense y un nuevo, cambio de paradigma  hacia los “laptop” de papel. Mistry dice que el software de SixthSense será  de código abierto, para abrir sus posibilidades a todos.

La promesa es importante y la reforzaba al finalizar el discurso:  “creo que integrar la información en los objetos cotidianos no sólo nos ayudara a deshacernos de la brecha digital sinó también, en alguna medida, a permanecer humanos, a estar más conectados a nuestro mundo físico. Nos ayudara a no ser maquinas sentados frente a otras maquinas. “

¿Seguro?

Ni buena ni mala, solo potente: el valor de la sofisticación tecnológica

Y es que si seguimos pensando en la excelencia, en el valor añadido que deberemos añadir a todo producto o servicio gratuito para hacerlo “vendible” en un mundo “free”, creo que algunas de las cosas que vienen pueden asustarnos un poco:

Kevin Kelly escribía recientemente sobre la privacidad, que como la seguridad (como venimos viviendo en el tema virus, troyanos y demás), tendrán su precio en un futuro: “permanecer oculto en un mundo hiperconectado costará dinero”.

Una nueva característica para la sociedad de la transparencia: Puede ocurrir que como individuos, para lo personal, tengamos que dar la vuelta a cada uno de los argumentos para la visibildad que desplegamos en cuanto a nuestras profesiones o empresas en los social media.

“Bajo este régimen, la transparencia es económica y ubicua, la opacidad, difícil y cara”.

Lo ejemplificaba con un servicio sorprendente, actual, que increíblemente se mantiene legal y promete mapas de localización de cualquier número de teléfono, durante franjas horarias determinadas, por $95.

¿Porqué es legal? ¿Porqué es tan caro cuando tecnológicamente parece tan fácil?,  ¿Cuánto costará contratarse en la lista de los “ocultos”?

Y es que por mucho que lo intente Pranav es difícil que las empresas que comercialicen Sixth Sense no vean, no exploten hasta la saciedad el valor añadido de la sofisticación tecnológica.

 

Podemos interpretar lo que está ocurriendo como evolución. O preguntarnos si alcanzaremos un nivel superior de conciencia cuando estamos experimentando capas adicionales y abstractas de realidad.

Podemos asustarnos si pensamos en lo que puede significar de ventaja competitiva, de meritocracia, de diferencia abismal entre seres humanos, la lente de contacto (ríanse de cualquier tipo de chuleta anterior :)) de la imagen en una sociedad cada vez más vinculada al conocimiento y que podría ser, para algunos limitada, para otros expandida.

 

dioses-o-diablos-tecnologas-on-the-edge-para-aumentar-la-brechaTenéis horas de ejemplos en el listado videográfico, uno de los muchos que empiezan a abundar en la red:

 

No sé si la tecnología es buena o mala, solo sé que es potente, nos decía Sherry Turkle el otro día. La eterna tensión entre el malpensado Hobbes (“el hombre es un lobo para el hombre”) y el omnipresente y optimista Rousseau…

La viviremos, probablemente,  en poco tiempo, mejorando, aumentando algunos procesos de la vida diaria o empresarial. Nos queda pensar que tardará poco, también, en extenderse, en tomar caminos paralelos de la mano del capital siempre alternativo: el intelectual.

Bienvenido sea Pranav y el software libre de Sixth sense, bienvenida la RA como commodity que pueda mejorar la vida de todos.

 

Me interesaba, por último, una lectura reciente sobre Open Data: ¿Qué mashup inventarías si tuvieras disponibles todas las bases de datos del mundo? Los múltiples comentarios daban paso a una voz crítica: pocos habían pensado en más que en mejorar la experiencia del usuario web, en mejorar la experiencia de la web por parte de cosas como la humanidad o el planeta.

Y es posible, en el tema que nos ocupa, aumentar realidades que para otros hoy están inmensamente disminuidas: apps para deficiencias visuales pueden mejorar la vida de 345 millones de personas en el mundo.

 

Creatividad, aumento también de las posibilidades expresivas del ser humano, hagámoslo, de momento, por lo menos, con estas “Flash Mobs” aumentadas en pocos días en Amsterdam o la aplicación que cierra esta entrada, sobre “esa capa” que muchos deseamos de twitter en la realidad. Divertido:

 

dioses-o-diablos-tecnologas-on-the-edge-para-aumentar-la-brecha

dioses-o-diablos-tecnologas-on-the-edge-para-aumentar-la-brecha

 


(¿de dónde vienen los tweets?)

Comments

comments

7 thoughts on “Dioses o diablos: Tecnologías on the edge para aumentar la brecha.

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Magnífico este post, me encanta este tema.
    “No sé si la tecnología es buena o mala, solo sé que es potente”
    Sí, yo vivo a caballo entre la emoción y el miedo ante los impresionantes avances. Con cada avance veo más reales esos “niveles” humanos del futuro que ya tan bien conocemos por las obras de ciencia ficción. :(
    Es muy amargo pensar eso y amar al mismo tiempo la evolución tecnológica por lo positiva -muchísimo- que “puede ser” para la humanidad.
    ¿Cómo solucionar los problemas de desigualdad y de falta de acceso? Habría que evolucionar mucho más en ésto.
    Muchas gracias y salud! :)

    1. Cierto, Juana. Alivia pensar que todo es muy rápido, que a las empresas también les interesa el poco dinero del pobre (léase telefonía móvil en África).

      Gracias a ti por el comment y un abrazo

    2. Es cierto, Juana.
      Pero no te parece un desperdicio, en tan lindo día de campo pasarse el día mirando una pantallita.
      Abrazo.

  3. muy bueno el post. te dejo unas entradas más por si quieres ampliar tu listado:
    – las vacas de central lechera asturiana
    – marlango para heineken
    http://www.aumentados.es
    – calvin klein
    – edebé había hecho algo para promocionar no sé que libro también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *