Neuronas espejo y civilización: a través del conocimiento compartido hacia la Inteligencia colectiva.

9788449319440Leíamos el otro día a Kevin Kelly, mencionando la energía, la tecnología (The Technium) como fuerza motriz de la humanidad.

Una idea con puntos en común, pero basada en estudios neurobiológicos es la que, en base a las recientemente descubiertas “Neuronas espejo”, nos presenta Vilayanur Ramachandran.

G. Rizzolatti y su equipo descubrirían este tipo de neuronas, que se activan tanto al realizar una acción como al ver cómo otros la realizan, aportando evidencias biológicas al aprendizaje por imitación, sobre todo cuando hablamos de aprender patrones de comportamiento complejo.

Ramachandran amplía, en una entrevista y en el vídeo que os dejo, la idea, llamando a las neuronas espejo “neuronas de la empatía” por ser las implicadas en la comprensión de las emociones de los demás.

“De algún modo, si la observación de una acción llevada a cabo por otro individuo activa las neuronas que permitirían al observador realizar la misma acción, estaríamos ante una suerte de “lectura de la mente”. Incluso el rasgo que constituye la quintaesencia de lo humano, nuestra propensión a la metáfora, puede estar basada parcialmente en la clase de cruces de dominios de abstracción que median las neuronas espejo; (…) Esto explicaría por qué cualquier mono podría alcanzar el cacahuete, pero sólo un humano, con un sistema de neuronas espejo adecuadamente desarrollado, puede alcanzar las estrellas. (V.S. Ramachandran).

Las neuronas espejo harán por la psicología lo que el ADN hizo por la biología: proporcionarán un marco unificador y ayudarán a explicar una multitud de capacidades mentales que hasta ahora han permanecido misteriosas e inaccesibles a los experimentos”.

Este tipo de conexión también parece, siguiendo lógicas de repetición fractal, algo que se repite en investigaciones desde lo social.  Me recordaba Manuel Gross en FB las investigaciones de Nicholas Christakis, y James Fowler, de la Universidad de Harvard, en EE.UU y reflejadas en Connected: The Surprising Power of Our Social Networks and How They Shape Our Lives:

Por decirlo en pocas líneas el libro concluye, después de estudiar las conexiones sociales de cinco mil personas, a lo largo de 30 años, en que algunas actitudes y conductas parecen contagiarse (demostración empírica de la intución popular acerca de  las “buenas o malas vibraciones” que las cosas nos provocan) .

Los datos son curiosos: comprobaron cómo, por ejemplo, las personas que  vivían cerca de personas felices tenían el 9% más de posibilidades de considerarse también felices. Y es un aspecto que se repite también en negativo: que una persona aumente de peso hace que existan un 57% de probabilidades de que personas cercanas también engorden. El contagio podría, por último, operar incluso entre personas que no se conocen: existe un 20% más de riesgo de aumentar de peso si el amigo de un amigo engorda. Las teorías de redes, del caos, dirían que las redes producen efectos indirectos y complejos entre personas sin relación directa.

Los autores interpretan los resultados en el marco de la teoría de las Neuronas espejo pero también en términos de psicología social y de la búsqueda de aceptación o la imitación de comportamientos como forma de socialización.

Os dejo, antes de seguir, con el vídeo de la Ted Talk de Vilayanur Ramachandran:

Recorded at TED India, November 2009, Mysore, India. Duration: 7:44


La neurobiología, este tipo de neuronas o su función en concreto como origen de la civilización, una idea potente y relacionada con muchas otras.

Quizás el Sharismo sea consecuencia también de sus funciones, surja también de la civilización y la aparente sed de producción y consumo de conocimiento que parece conllevar y que nos caracteriza como humanos desde entonces.

Otras interesantes implicaciones aparecen si pensamos en el aprendizaje social abierto que protagoniza un “educador-educando” de forma libre en la web.  Se me ocurría al redactar este post que las neuronas espejo podrían estar siendo fundamentales en esta sociedad red, Cultura del Conocimiento en la que aumenta infinitamente su sentido de conexión, de aprendizaje entre pares, con otros seres humanos.

También si planteamos las teorías del contagio, de las neuronas espejo como complementarias al conectivismo al explicar el papel de la simulación, de las pegagogías de la imaginación de las que hablamos a menudo últimamente.

Pero lo que en mi opinión resulta más interesante es en este caso estudiar la relación de los tres planteamientos, el biológico de Ramachandran, el tecnológico de Kelly, el social de Christakis, con la inteligencia colectiva, con la Singularidad, con lo que también se ha denominado una energía universal que nos interconecta, desde nuestros cerebros o sus extensiones;  desde la inteligencia aumentada (la extensión tecnológica de nuestra inteligencia) que significan nuestros dispositivos interconectados a una red global.

La idea, la que podríamos llamar la utopía de la Unicidad, se repite en la cultura cinematrográfica actual.  La reciente Avatar me sorprendía el otro día con guiños constantes tanto a la ecología como a la Singularidad. Seres evolucionados en cuestiones espirituales que son capaces de “conectar” con el “espíritu universal”, con una naturaleza de la que otros nos hemos apartado, son temas, guiños, metáforas clave en una película que recrea muchos de los temas que vemos hoy.

No voy a ir más allá, pero creo que la idea de evolución espiritual, está poderosamente enraizada en el imaginario popular. Además de profecías más o menos documentadas acerca de un supuesto fin del mundo, son muchas las opiniones en torno a 2012 como fecha clave en cuanto al surgimiento o la consolidación de una nueva conciencia colectiva universal.

Conciencia y espiritualidad. Espiritualidad y ciencia cada vez más cerca, explorando interacciones, eliminando límites entre disciplinas que son por necesidad, por empatía natural, en un ecosistema adecuado como la red,  cada vez menos dogmáticas, más receptivas.

Os dejo como muestra de ello la intervención del Dalai Lama en un reciente congreso en Estados Unidos sobre Educación y Ciudadanía, citado en el programa Redes de Punset hace solo unos días. Compasión, empatía, “solo hay nosotros”, etc.. como temas centrales de la nueva era.

Es día de reyes. Hay que soñar…

PinterestFacebookLinkedInTumblrMás opciones

25 thoughts on “Neuronas espejo y civilización: a través del conocimiento compartido hacia la Inteligencia colectiva.

  1. January 6, 2010 at 6:07 am

    Realmente es interesante y novedoso ver como se entrecruzan nuevos y antiguos paradigmas (de tan viejos, son tambien nuevos…)

    La idea de una nueva espiritualidad, acaso mediada por las tecnologias, engarza con la idea de un “retorno” a un estado humano de mayor conexion, no solo con la manada (que ahora es, “la gran manada”) sino tambien con los demas entes y existentes…la naturaleza, los otros seres que comparten historia, evolucion, suerte, con la raza humana.

    De verdad he seguido hace un buen tiempo los discursos del Dalai Lama (de este dalai lama!) y el tema de la compasión es su caballito de batalla. Tengo su libro “El poder de la compasión” que echa una mirada sobre ese sentimiento muy diferente del que naturalmente tendemos a asociar (la piedad, la caridad)
    El habla de compasion como esto de “sentir con” el otro, de COMpartir la PASION del otro…en ese sentido entiendo tambien su afirmacion de “ya no hay ellos y nosotros, se trata de “considerar que todas las partes del mundo son parte nuestra”

    Bueno…tomé solo un aspecto del post…
    Perdon Dolors pero SE SUPONE QUE ESTOY DE VACACIONES!!!
    Ya no me hagas pensar tanto!! jajajaja

  2. January 6, 2010 at 9:22 am

    Cerrando el círculo Dolors, uniendo punos de vista, datos e intuiciones. Magnífico el post. Gracias!

  3. chiu
    January 6, 2010 at 10:40 am

    Plas, plas, plas, plas!

    Puro arte lo tuyo

    Muchas gracias

  4. anaclara dalla valle
    January 6, 2010 at 4:44 pm

    El mundo entero como parte de mì mismo…El post me recordò: http://www.iambecauseweare.com/
    Gracias Dolors, el post EXCELENTE como siempre!!!!!!!!!!!
    Felizzzzzzzz 2010!!!!!!!

  5. January 7, 2010 at 4:27 am

    Estoy convencido de que la realidad humana sólo es sostenible a partir de 3 patas o puntos de sostén puestos en casi igualdad de condiciones: la ciencia, el arte y la espiritualidad. Cualquier desfasaje da lugar al desequilibrio. Creo que el desafío por venir consiste ciertamente en ver cómo esta civilización en vias de globalizarse cada vez más y más, reconcilia ese encuentro tan minado por el patético accionar de instituciones que, como la iglesia, han vedado a las mayorías la posibilidad del verdadero desarrollo interior de las personas. Ello tambien depende de cómo las ciencias formales trascienden los propios prejuicios racional con miras a construir una perspectiva transracional (http://humanismoyconectividad.wordpress.com/2009/12/14/la-falacia-pretrans/).

    que estes muy bien. gracias
    Andres

  6. August 28, 2010 at 6:29 pm

    Hummm…

    Investigando hace tiempo sobre neuronas espejo indicaban que actúan a través de la visión directa de las personas… Preguntas:
    Perdemos parte de nuestra capacidad de empatizar cuando en Internet no vemos a las personas con las que interactuamos?
    Tendremos neuronas espejo cognitivas que nos permiten empatizar a través de lo que escriben otras personas?

  7. August 28, 2010 at 6:35 pm

    Alberto, buena pregunta. Diría que sí pero no conozco investigaciones al respecto. Por lo menos, sí ocurre así en el caso de las hormonas, habiendo sido estudiado y confirmado. Puedes verlo aquí: http://www.dreig.eu/caparazon/2010/06/26/oxitocina-social-media

  8. August 28, 2010 at 9:24 pm

    Gracias por la información, no la conocía 🙂 Y ahora que veo mi smiley… Los emoticonos bastarán para desencadenar nuestras neuronas espejo? Por lo menos los bebés sonríen cuando se les muestra una caricatura sonriente… Entonces serían mucho más importantes de lo que hemos supuesto. Voy a seguir este tema, es apasionante.

  9. Mercedes
    September 1, 2010 at 1:26 pm

    Magnífico. Felicidades!… realmente me parece renovador y creo que el grado de repercusión y por tanto de trasformación que puede traer que lo hayas incluido dentro de “el caparazón” muestra, desde mi punto de vista tu alto grado de compromisio con romper fronteras de pensamiento y con agitar las conciencias.
    Acercar posicionamientos y hacer el mundo menos dual, es un gran reto..y sobre todo cuando se trata de “lo científico” y “lo espiritual”, “lo racional y lo mágico”. A lo largo de muchos años, ha interesado alejar estas dos visiones (si algo se fragmenta es más débil y por tanto más fácilmente manipulable). Y este concepto de separación sólo indica la necedad en los análisis. Lo científico va encontrando explicaciones a los hechos espirituales… ambos son los mismo.. El cerebro humano y sus capacidades es un gran tesoro con grandes posibilidades de trasformación.. es sorprendente el miedo que todavía surge ante lo que todavía no tiene explicación científica. Qué algo no tenga explicación sólo indica que nos queda mucho por descubrir, y por tanto debería de incitar a investigar más, a ponernos en marcha. Si muchos nos ponemos en marcha la evolución y el aprendizaje, desde la teoría de las neuronas espejo, adquiere una velocidad vertiginosa.
    Un placer haberte leído hoy. Gracias. Da esperanza.

  10. Pingback: Anonymous

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *