Arte, relaciones, formación y Realidad aumentada

Podríamos decir que las pinturas rupestres fueron primeras muestras, expresiones de realidad aumentada. Señalética, Cartografías, Atlas de distintos aspectos de la naturaleza e incluso libros vinieron después como expresiones de la necesidad de compartir, de comunicar, de añadir datos a una realidad difícil de entender, de controlar.

Podríamos decir incluso que la realidad para los humanos son esos mismos datos que se sobreponen (estrecha vinculación estructural (o formal) entre lenguaje y mundo, diría el primer Wittgenstein).

Cambian ahora diversos aspectos, como la interface a través de la cual accedemos o creamos la nueva capa de datos añadidos a la realidad. O la naturaleza en bits de la información que añadimos o consultamos (Construcción colaborativa también de la realidad aumentada, hace unos seis meses, hablaba sobre aplicaciones que permitían la interacción, el aporte activo de contenidos a la web 3.0).

Pero sobre todo cambia el nivel de accesibilidad, de cercanía con las interfaces que nos permiten acceder a la nueva “dimensión”. También es mucho más directo el carácter de la colaboración, en lo que podríamos llamar la puesta en práctica “in situ” de la inteligencia colectiva para añadir metadatos que diluciden o amplíen la realidad.

Aludimos con frecuencia al proceso definido por Geoffrey Moore (1991) de adopción de las nuevas tecnologías. Decimos a menudo, por ejemplo, que ha llegado el momento de iniciar la popularización  (crossing the chasm) para la educación abierta. Creo que en el caso de la realidad aumentada vivimos hoy el buzz entrada, las primeras innovaciones, sin saber todavía si va a ser cruzado el abismo hacia la popularidad.

arte-relaciones-formacin-y-realidad-aumentada

Se habla de ella incluso en el resumen ejecutivo del Informe sobre la Sociedad de la Información en España 2009. Me ha resultado interesante su presentación allí:

“Aunque los primeros intentos de realizar interfaces de realidad aumentada datan de los años 60, esta es una disciplina que ha tenido su auge en los últimos años. Consiste en la utilización de la tecnología para superponer en tiempo real información virtual sobre imágenes del mundo real. Para que pueda existir un sistema de realidad aumentada son necesarios diversos elementos: un dispositivo para capturar la realidad, para lo cual puede servir cualquier cámara; un elemento donde se pueda proyectar la mezcla de imágenes, como por ejemplo la pantalla del ordenador o la pantalla del móvil; una capacidad de procesamiento para realizar la mezcla de imágenes; y un elemento que suministre al sistema la información necesaria para activar el proceso como una etiqueta RFID o un GPS.

La proliferación de dispositivos con cámaras integradas o con posibilidad de conectarlas está siendo uno de los elementos que han potenciado esta tendencia en este último año. Nos encontramos así como las cámaras empiezan a ser un complemento de una gran importancia para una amplia gama de dispositivos: dispositivos móviles como teléfonos móviles o consolas portátiles como la DS Lite, cualquier PC, consolas de juegos, pantallas de televisión que dispongan de Set Top Box…

Las posibilidades de esta modalidad de aplicaciones son amplias y existe una gran variedad de campos en los que empiezan a aparecer utilidades basadas en realidad aumentada. Muchas están orientadas al marketing, como el anuncio que Mini incluyó en algunos periódicos, y que permitía ver el coche en 3D en la pantalla cuando el usuario colocaba dicho anuncio delante de una cámara conectada al ordenador. El efecto que se producía es que el coche se encontraba encima del anuncio por lo que el usuario podía observar diferentes ángulos del vehículo moviendo el anuncio.

En otros casos se han realizado experiencias con orientaciones al área de la salud y al de la formación, en este último terreno destaca el prototipo de realidad aumentada de BMW orientado a formar a los mecánicos, en este caso los usuarios utilizan unas gafas especiales tanto como elemento para captar las imágenes reales ya que vienen dotadas de una cámara, como para mostrar la sobreimpresión de imágenes.

Pero sin duda alguna el auge de las aplicaciones ya comerciales de realidad aumentada ha venido de la aceptación de nuevos terminales de telefonía móvil «smartphones» que integran todos los elementos para ofrecer realidad aumentada: cámara, GPS, pantalla de tamaño y resolución aceptables, y cierta capacidad de procesamiento. Debido a esta capacidad de procesamiento de los teléfonos móviles más limitida, son aplicaciones menos sofisticadas, y funcionan usualmente sobrescribiendo sobre la pantalla información referida a la localización del usuario.

Algunas aplicaciones de este estilo son Wikitude, que actúa sobrescribiendo información procedente
de Wikipedia sobre imágenes reales que se enfocan con el teléfono móvil, en este caso el terminal G1 con sistema operativo Android; Nearestube, desarrollado por la empresa Acrossair, y que sobrescribe en la pantalla la dirección de las estaciones de metro de Londres cercanas, y esta dirigida a usuarios de iPhone; o Layer3D, desarrollada por SPRXmobile en Holanda, que sobrescribe información procedente Twitter, Flickr y Wikipedia, sobre las imágenes del mundo real, y es accesible desde dispositivos con sistema operativo Android”

Especialización por sectores, por funciones sociales, hemos destacado aquí antes la importancia de la RA con el Mobile learning en la definición del aprendizaje del futuro:  Aprendizaje Informal Significativo, Situado, basado en la potencia de la vivencia, del juego, de la simulación, para proporcionarnos experiencias de aprendizaje que nos impacten.  Pedagogías de la imaginación, son términos interesantes en ese contexto.

Será pronto necesaria una primera clasificación de Aplicaciones: sociales como Loopt (que informa sobre amigos que estén cerca), de e-commerce como Square (que permite hacer pagos desde el móvil) o formas de expresión artística, como la que podemos imaginar en esta Stop motion cut paper animation que twitteaba ayer: “Libros vivos. por fin géneros hibridos y realidad de  papel aumentada”, añadía Alejandro Piscitelli al respecto:

Comments

comments

4 thoughts on “Arte, relaciones, formación y Realidad aumentada

  1. Pingback: ECOMRED » Relidad aumentada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *