Internet, nativos digitales y culturas participativas, nuevas aproximaciones

Son varios ya los libros sobre nativos digitales (fundamental el de Alejandro, que recomendábamos hace un tiempo). No quiero recuperar el debate sobre si es más importante ser sabios digitales o nativos, pero creo que debemos seguir insistiendo en la necesidad de adaptar la educación  a las peculiaridades de las nuevas generaciones, cuya dieta cognitiva debería facilitar su desenvolvimiento en una también nueva realidad.

Me invitaba Diana González desde Educared a la presentación en Madrid, el pasado 23 de noviembre, del libro La generación Interactiva en España, Niños y adolescentes ante las pantallas (podéis descargar de forma libre su antecesor, La generación interactiva en Iberoamérica, con más de 100.000 encuestas en 800 colegios 10 países.), derivado de la investigación de Xavier Bringué Sala y Charo Sádaba Chalezquer, profesores de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y publicado por Ariel y Fundación Telefónica y que viene, con numerosos datos descriptivos,  a reforzar muchas de las hipótesis que mantenemos los/as entusiastas del cambio.

Presentaba el foro Iñaki Urdangarín: “En un marco en el que “el futuro y ya casi el presente dibujan millones de menores con una pantalla en el bolsillo que les permitirá tener un acceso global e interactivo a multitud de contenidos”, el Foro tiene como objetivo “generar una respuesta educativa que implique a los menores, a sus padres y a los educadores” y empezaba el aporte de datos:

“Los datos generales muestran que el 61 por ciento de los niños, de entre 6 y 9 años, navega solo por Internet, una cifra que aumenta hasta el 85,5 por ciento en el caso de los adolescentes, de 10 a 18 años.

“Internet supera ya a la televisión y al móvil en las preferencias de niños y adolescentes, con una alta penetración en los hogares con menores, ya que el 89 por ciento de los adolescentes y el 87,2 de los niños aseguran navegar desde casa. El uso de las tecnologías por parte de niños y jóvenes en España es intensivo.”

Para la elaboración del libro, de sus conclusiones, se realizaban, en 113 centros educativos, casi  13.000 encuestas a menores de entre 6 y 18 años, entre marzo y junio de 2009.

Sus principales conclusiones son, en muchos casos, coherentes con mi propia experiencia o la que me relatan otras madres y padres de “nativos” digitales (término al que no creo que debamos rennciar a pesar de las precauciones de Prensky). Se trata de una generación:

1. Equipada: Existen ordenadores en prácticamente la totalidad de los hogares de los niños encuestados. El ordenador ocupa un lugar importante en la pirámide de la dieta digital de los menores.

2. “Multi”: Multifuncional, Multimedia, las nuevas generaciones se reapropian,  exprimen al máximo las posibilidades que las nuevas tecnologías les ofrecen. También en el caso de los móviles, para los que se inventan funciones nuevas. Son también multitarea, tendiendo a cosas como realizar las tareas escolares y ver television (o videos de youtube) o “estar conectados al messenger”  a la vez.

3. Movilizada: La del móvil parece ser la pantalla más característica y convergente para las nuevas generaciones. El 84% consigue tener un móvil antes de los  12 años.

4. Interactiva: las pantallas son el nuevo modo de relacionarse con el mundo, pero cada vez más interactivas.  Los adolescentes prefieren de forma más marcada los dispositivos cuanto más interactivos son: si bien los pequeños se muestran indiferentes entre televisión-internet, a partir de los 13 años, etc… muestran preferencia por Internet.  En cuanto a diferencias de género, en el caso de las chicas se duda entre internet y el móvil.  Los chicos son claramente más afines a Internet (posiblemente esto tenga relación con su preferencia, también, por los videojuegos, añado).

5. Emancipada: “bedroom culture”, niños y adolescentes suelen tener pantallas en su propio espacio (televisión, ordenador, etc…), consumiendo, creándose en los nuevos medios de forma emancipada. Los medios les reflejan.

6. Autónoma: No hemos tenido que enseñarles a utilizar Internet. La mayoría navegan, ven la tv solos.

7. Que se divierte en digital: Los tiempos de conexión suben los fines de semana (recordaba en este punto el concepto de danah boyd, “pasar el tiempo” en las redes sociales equivale a lo que hacíamos antes en las calles).

La relación con los Videojuegos depende de género y edad. Los niños/as pequeños se muestran muy interesados/as en ellos, mientras que en los mayores el interés va decreciendo, hasta llegar a producirse cierta disyuntiva entre horas que se pasan en videojuegos y relaciones  sociales. Y todo ello en mayor medida para los chicos (el videojugador “duro” suele ser ya adulto, con una media de 24 años)

8.Orientada a la creación de contenidos: Se trata de una generación creativa, muchas veces con página web propia. Muchos niños/as, más allá de perfiles en redes sociales, mantienen blogs como espacios de autoexpresión.

9. Que necesita relacionarse, social,: el 70% de los encuestados  accede a redes.  La más popular es Tuenti, con el 60% de usuarios, seguida de FB, con el  21%. Los jóvenes tienden a tener múltiples perfiles, distribuidos en distintos servicios de redes sociales. Aparece de nuevo la diferencia de género: los chicos ser relacionan a través de videojuegos, las chicas se decantan por el movil.

10. Expuesta a nuevos riesgos: El cyberbulling se relata en entre el 8 y el 20% de las encuestas. También la dependencia de móviles o videojuegos. Reconocen, en este sentido, en un ejercicio de autoconocimiento excepcional, que son adolescentes, que son desmedidos por naturaleza. Sesiones sobre el buen uso redes sociales impartidas por “pares” (chicos/as de ESO, mayores que ellos/as) son más efectivas que las que pueden impartir los padres.

11. Conectada: y de forma permanente: pocos apagan el móvil y posiblemente lo hacen solo en clase y a petición de los profesores/as.

12. Con una familia que en algunos casos puede ser interactiva: se relatan episodios de navegación conjunta, sobre todo en el caso de niños pequeños.

13. Y una escuela que sirve como referente, más de la mitad reconoce que sus profesores utilizan Internet en clase. Y eso influye en su estudio personal.  Es habitual que se ayuden del ordenador para realizar las tareas.

Cerraba Sebastián Muriel, Director General de Red.es, a quien desvirtualizaba al terminar, con la siguiente adecuada observación: En la era de la información abundante (commodity), el papel de los maestros no está ya en los contenidos sino precisamente en la guía en la construcción del conocimiento.


En fin…que en ese punto, terminaba pensando lo de siempre:  que son necesarias actuaciones, además de estudios descriptivos como el anterior. La educación expandida desde la que trabaja Juanjo Muñoz o los tutoriales de Gregorio Toribio y su original  “cuéntamelo 2.0″), además de Proyecto Facebook (ya en educación superior)  son ejemplo de algunos esfuerzos individuales en el contexto iberoamericano sobre los que leía el mismo día y quería destacar aquí.

Leía en el tren de vuelta Portada_FolletoHanging Out, Messing Around, and Geeking Out,  un estudio (e-book descargable) de los miembros del Digital Youth Project, conducido por la Universidad de California y que viene a matizar (y relativizar geográficamente) el anterior. Más cualitativo, etnográfico, pretende de forma explícita aportar evidencia cualitativa que informe los diversos debates sobre el futuro del aprendizaje en educación en la era digital.

Me recordaba en ciertos detalles las últimas tesis de Wesch en The Machine is (Changing) Us: La cultura YouTube y la política de la autenticidad:

La generación MTV, con sus intervalos de atención cortos, materialista, narcisista, difícil de impresionar, podría describirse mediante su identificación con la indiferencia (”whatever”). Un Whatever que, a finales de los 90 cambia:  “da igual, hago lo que quiero” (recordemos el “Do it yourself” Edupunk) del que también hemos hablado con anterioridad.

Lo que se busca ahora, lo que se forma en los nuevos medios es la identidad, la autenticidad, el refuerzo de la propia diferencia.

En el mismo sentido, la sociedad ha cambiado. El estudio refiere a la sociedad-red de Castells (1996), el “individualismo en red” (Wellman and Hogan 2004), “socialidad selectiva” (Matsuda 2005) y la economía de la larga cola (Anderson 2006) como bases teóricas de la nueva web social.

En ese caso se refieren a la ecología de los nuevos medios como la convergente entre libros, televisión y radio y los medios digitales, especialmente los interactivos, que tienden a la comunicación social (Jenkins 2006).

Se les llame como se les llame (Don Tapscott’s (1998) “net generation”, Kaiser Family Foundation “Generation M” de media, Mark Prensky (2006) y los “digital natives” y John Becky Mitchell Wade (2004) “gamer generation”, la generación de los nuevos medios, como denominan aquí a las Generaciones Interactivas o a los Nativos Digitales (Piscitelli, 2009), destaca por la importancia que otorga a la participación social y la identidad cultural, alterando el foco del aprendizaje desde la cognición individual a la colectiva, colaborativa en la adquisición de conocimiento:

Este cambio hacia lo social ha sido descrito en términos de nuevos paradigmas de cognición situada (Brown, Collins, and Duguid 1989; Greeno 1997; Lave 1988), aprendizaje situado (Lave and Wenger 1991), cognición distribuida (Hutchins 1995), y estudios sobre nuevas “Literacy” (Gee 1990; Street 1993).

Henry Jenkins desvelaba la idea de las culturas de la participación en los medios para describir comunidades de fans en los 70 y 80 y adaptaba el mismo término a las tendencias actuales en la cultura de la convergencia (1992; 2006)

La tesis principal está en que el foco de las políticas educativas no debe estar en contenidos o habilidades específicas sino en el género de esta participación (como factor nuevo y fundamental).

Los autores identifican procesos de aprendizaje entre iguales (peer-based learning) que operarán en esos contextos, movidos por principios sociales básicos que conducirán al aprendizaje, la motivación y el desarrolllo de “expertise”.

Describen, en este sentido, la transición de los jóvenes a través de distintos “géneros” de participación”, desde el “Hanging out” (socializar con amigos/as)  que describía boyd, pasando por “Messing around” (pasar el tiempo, dar vueltas, explorar) y hasta “Geeking out” (pasar horas de forma casi obsesiva ante el ordenador).


Sea como sea, bienvenidas las perspectivas que pretenden conocerles, enseñar desde la realidad de los jóvenes y no desde  la nuestra. Participo, con varios compañeros/as en la redacción de un libro sobre Proyecto Facebook y ando aprendiendo bastante. Os dejo con una reflexión de Piscitelli acerca de El Maestro Ignorante:

“El principal sostén conceptual del Proyecto fue poner a prueba las hipótesis de El maestro Ignorante y los devaneos de Joseph Jacotot, quien en 1818 en la Universidad de Lovaina empezó a sembrar el pánico en la Europa sabia, llevándolos al contexto virtual.

La lección de Jacotot,declamada por todos los pedagogos progresistas, rara vez es puesta en acción en las aulas. ¿Quién no puede estar de acuerdo con el genial revolucionario exiliado, de que todos los hombres tienen la misma inteligencia y que la función de la educación es emanciparlos? (…).

La instrucción es como la libertad, no se da, no se toma. Se aleja tanto de los monopolios de la inteligencia como del trono explicador. La igualdad no es el fin a conseguir sino el punto de partida.”

14 thoughts on “Internet, nativos digitales y culturas participativas, nuevas aproximaciones

  1. November 26, 2009 at 11:28 am

    Me siento absolutamente indentificada con cada punto, y eso que me creía que igual no eran tan nativa digital como me decían.
    Estudio publicidad en la UCM y estoy empezando con mi blog. Y, bueno… eso pretendo, dar el punto de vista de una “nativa digital”.

  2. November 26, 2009 at 2:57 pm

    Si te interesa el tema de los nativos digitales te recomiendo un articulo que escribi hace unos días en mi blog:

    http://alvaro-t.blogspot.com/2009/11/nuevos-perfiles-en-el-alumnado.html

  3. November 26, 2009 at 4:01 pm

    Muchas gracias por la referencia, Dolors. Sobre lo de los nativos digitales ya me gustaría tener tiempo para extenderme mucho, ya que tantísimo dudo de su existencia como tales. Lo que sí está clarísimo es que hay un cambio, y que la escuela no cambia, y que está envejeciendo queriendo bailar el mismo baile, con el mismo compás pero otro maquillaje. Y no se trata de eso.
    Lo dicho, gracias. Me quedo con las ganas de hablar de todo esto en persona contigo.
    Un saludo.

  4. November 27, 2009 at 12:34 am

    Interesante y delicado el tema que planteas en este completísimo post.
    En una entrevista a Francis Pisani encontré algunas afirmaciones con las que coincidía y vendrían a enlazar con la idea del baile, el compás y el maquillaje (de Juanjo); “El saber también viene de las relaciones que los alumnos tienen entre ellos, que aprenden en común” y “los profesores deben aceptar una perdida de poder (..) ya que si no se reconvierten no volverán a ser útiles”. (http://ves.cat/abmP)

    Salut

    1. December 17, 2009 at 8:26 pm

      Gracias, Carles. Interesante aporte.

      Muy felices navidades y 2010 :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *