4 thoughts on “Reinventar o no Internet

  1. Hay algunos aspectos de la web 3.0 que aún no veo claros. Así como el salto de la 1.0 a la 2.0 supuso un cambio de paradigma sustancial a nivel de organizaciones, ¿implicará cambios de similar magnitud el paso de la 2.0 a la 3.0? Intuyo que los cambios más profundos ya se han planteado con la 2.0, pero con la 3.0 se habla del yo en contraposición al nosotros. Soy incapaz de visulizar las consecuencias en las organizaciones y los cambios que requerirá.

  2. Bueno, no creo que sea muy nueva esa visión de “red acotada y segura, perfecta para las élites aún obligadas a atacar y defenderse”. Esa red estará formada por conexiones seguras, información encriptada… sobre redes privadas que hoy ya existen (MPLS y similares, ¿no?)… y con una seguridad MUY elevada.

    El problema quizá sea que, en un mundo en el que el poder de actuar se distribuye aunque no se quiera (porque la información medida en número-de-manos-que-la-manejan se expande casi ya inevitablemente)… el coste de conectarse a redes privadas y suficientemente seguras es muy alto, probablemente… ¡incluso para buena parte de las redes militares y de servicios públicos!

    Y si ya empezamos a hablar de los secretos tesoros que ocultan las corporaciones empresariales en sus comunicaciones… o de riesgos de que les paralicen literalmente su actividad…

    A mí no me importa que se establezcan Internet-HIGHLEVELs para ese tipo de tráfico, de verdad. Hay necesidades de comunicación reservada que supongo (no voy a pecar de inmodesto, porque en realidad obviamente no tengo mucha idea) deben tener un cauce de comunicación segura que ya es una pequeña locura confiar hoy a la actual internet.

    Pero lo que está sucediendo en la red desde una perspectiva social no tiene nada que ver con eso, ¿no?

    Por mí, con que la red actual mantenga la misma progresión continua de prestaciones que hasta ahora, la misma tendencia de mantenimiento o reducción de precios que hasta ahora… y la misma libertad real de estar en ella que hay ahora (o que pensamos que hay)… suficiente.

    Ni penalizaciones por tipo de tráfico, ni control de contenidos por operadoras… Lo demás ya lo iremos haciendo nosotros.

    Pero eso mantiene vivos dos temas, sí: 1 – la necesidad de controlar lo que sucede en la red “normal” desde un punto de vista de seguridad del estado seguirá latente / 2 – en efecto, el escenario que planteas dibuja dos realidades difícilmente reconciliables y eso afectará… incluso al trabajo en la empresa.

    Y web 3.0… es otra historia ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *