Imindi: Inteligencia colectiva, conectivismo, singularidad.

En la línea de la singularidad, una corriente de pensamiento sobre la evolución de la inteligencia colectiva hacia una “supermente” global y casi consciente (Kevin Kelly, Nova Spivack), de la que hablaremos durante los próximos días, está a punto de salir al mercado web, en versión beta, IMINDI, el primer motor de búsqueda que promete expandir el pensamiento individual, avanzando hacia la construcción de una red (o diversas) de “mentes similares” en la web.

Finalista de la Techcrunch 50 (según muchos, merecedora de un premio que terminó en manos de la aplicación más rentable), imindi-inteligencia-colectiva-conectivismo-singularidad creo que la novedad que aportará será similar complementar lo que viene haciendo Twine:

Los objetivos, tanto de la web semántica como de la inteligencia artificial son enseñar a los ordenadores a pensar (o a procesar mejor). IMINDI intentará que seamos nosotros los que, auxiliados por las máquinas,  mejoremos nuestras habilidades cognitivas en un sentido individual (creatividad, subjetividad) como colectivo.

Fantástica, en este sentido, la reformulación posmoderna de la cita de Descartes:

Del pienso luego existo a un futuro en el que las nuevas tecnologías nos sigan siendo útiles para poder concluir en que “Pensamos, luego somos”, o mejor (incluyendo un matiz de optimismo tecnológico): Pensamos, luego seremos”

Dicho en terminología de usuarios de la web: Mientras los motores de búsqueda clásicos ayudan a encontrar información o respuestas a ideas predeterminadas, Imindi ayuda a descubrir nuevas ideas y cuestiones, creando nuevo conocimiento basado en conexiones con personas cuya corriente de pensamiento es similar a la nuestra.

Parecida a Twine como red de intereses pero tal vez más orientada y eficiente como herramienta de construcción de la propia red social (de conocimiento), su objetivo es convertir las ideas en agentes activos de conocimiento:

Buscar información acerca de una idea en Google nos devolverá, simplemente, un listado de resultados. Trasladarla a Imindi, en relación a determinado ámbito temático hará que esta se nutra de forma permanente de información relacionada, devolviéndonos resultados, así como orientaciones sobre personas que puedan expandirla.

IMINDI es el resultado de los 60 años de investigación en el aumento de la inteligencia humana mediante las computadoras que iniciaron, entre otros, Vannever Bush y Douglas Englebart. A partir del estado del arte actual, IMINDI va un paso más allá, añadiendo a estas bases neurocientíficas y de la psicología cognitiva una nueva tecnología.

Así, parece que está basada en una plataforma pendiente de patente que combina una capa de pensamiento individual, con características típicas de las redes sociales y una base de datos de fondo, the “Mindex” o el índice de la mente.

Web 3.0, inteligencia colectiva, mente global son los términos sobre los que ya podemos leer y a los que el próximo lanzamiento de esta prometedora herramienta aportará relevancia.

Se habla también del potencial de Imindi en Knowledge Management, como medio de conocer y potenciar el “pensamiento”, uno de los capitales intangibles más importantes en la organización.

Imindi promete, en este sentido, facilitar la construcción de redes mentales privadas en organizaciones o comunidades de práctica orientadas al conocimiento, evidenciando las conexiones entre las corrientes de pensamiento de sus integrantes para un trabajo colaborativo más eficiente.

Por último, algunos especulamos sobre su futura integración con Twine. ¿Serán interoperables, portables, los datos de la web semántica? Los resultados, sin duda, serían espectaculares.

Esperemos que intereses corporativos no frenen, como está pasando en la actualidad en el contexto de las grandes redes 2.0 en lucha permanente por la propiedad de nuestros perfiles, la evolución de la web.

Comments

comments

7 thoughts on “Imindi: Inteligencia colectiva, conectivismo, singularidad.

  1. Interesante pero a la vez me deja con incertidumbre no tener claro por donde vamos cómo seres sociales y donde quedan nuestras identidades. Por un lado, estas tecnologías AI que ya se vienen usando con los videojuegos desde hace tiempo y que ahora comienzan a ser extensivas a toda la sociedad red, que finalmente era de esperarse… por qué o para qué?? justo ahora cuando nuestras identidades y perfiles se encuentran en un juego de propiedades, cuando eso finalmente deberiamos decidirlo cada uno de nosotros… quién será el principal beneficiario de esas tecnologías?? me interesa cual será el papel de los gobiernos, las instituciones, las empresas, los ciudadanos y por supuesto las universidades.

  2. Cierto, Luis, nuestras identidades, nuestra diversidad…
    Las instituciones que mencionas, nuestro propio trabajo depende, en parte, del respecto a nuestra identidad. Es probable, además, que las universidades, aún no del todo conscientes del cambio, intenten algún tipo de contraofensiva para defender su ámbito de poder (el intelectual)que ahora es de todos.
    Te interesará, creo, The tower and the cloud. Habla precisamente de eso, de las jerarquías de algunos y las nubes en las que todos andamos. Te dejo enlace para descarga del pdf: http://www.educause.edu/ir/library/pdf/PUB7202.pdf

  3. Pingback: Anónimo
  4. Pingback: Todos Geek » Blog Archive » ¿Es rentable hoy en día la web 3.0?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *