Marcar o no marcar, esa es la cuestión (twine y los blogs)

marcar-o-no-marcar-esa-es-la-cuestin-twine-y-los-blogsMarcar o no marcar…

El tagging, las folksonomías, los servicios de marcado social han sido uno de los ámbitos de evolución de la nueva web, cada vez más caótica, inabarcable y necesitada de filtros (semánticos, sociales) de sus contenidos.

Emerge, a partir del lanzamiento de Delicious 2.0, la discusión entorno al bookmarking. Se discute la utilidad de cosas como el tradicional y popular delicious pero también sobre Diigo, una herramienta menos tradicional pero mucho más rica (quizás la más polivalente), Mrwong algo ninguneado, Mahalo, controlado por mentes “humanas” o  Twine, como herramienta  enriquecida que añade el santo grial, el salto cualitativo que necesita la web actual: lo semántico.

Es una discusión frecuente en los últimos días, nacida en la esfera anglo y con reflejos en la nuestra (recibía hace unos días la invitación de Héctor Milla desde Diigo a participar en la discusión entorno al tema),  plantear la utilidad o pérdida de tiempo que supone la utilización de cualquiera de ellos.  ¿Delicious, Diigo, Twine, ninguno?

En mi caso, uso distintos servicios: Del.icio.us, como principal, Diigo y el propio Twine, así como, de forma eventual Mrwong, Blinklist,  Technorati, Reddit (para mis artículos en inglés), StumbleUpon o la funcionalidad correspondiente en Friendfeed o Googlereader (shared items).

Y el porqué los uso es sencillo: No tengo tiempo de escribir acerca de todo lo que considero relevante. Además, atendiendo a mi responsabilidad social como blogger, considero que, si no puedo (por tiempo otra vez o porque no me considero experta en el tema) aportar algo realmente relevante a una noticia o discusión, prefiero, simplemente informaros de su existencia, enlazando la fuente original. Compartir, informar, definir, de alguna forma, el universo de El caparazón. Y eso desde el punto de vista que trataremos al final de este post, de seguir considerando el blog como centro de la web2.0.

Comenta Spivack en su Twine público hoy mismo cómo la gente acostumbra a marcar (bookmark) contenidos, simplemente para poder encontrarlos en un futuro.¿No es más fácil acudir a Google y encontrar, la mayoría de las veces el contenido otra vez? Muchos, además de utilizar la barra de Firefox, Zotero o los distintos complementos para “read it later”, lo hacemos así.

¿Porqué seguir perdiendo el tiempo en los marcadores sociales?

Para Nova, la gente añade marcadores a Twine para dos objetivos básicos:

(1) Informar a los demás sobre los intereses que compartimos. . Aprendizaje social

(2) Descubrir, mostrar a Twine, como herramienta de recomendaciones, en qué cosas estamos interesados.

Plantea, en este contexto, una interesante teoría entorno al Bookmarking, como funcionalidad que ha ido evolucionando en la web 2.0 hacia la futura web 3.0 organizada:

Etapa 1: Bookmarking solitario, como forma de autoorganización.

Etapa 2: Bookmarking vouyeur: La intención inicial de delicious iba en ese sentido: ver lo que otros etiquetaban. No nació para compartir marcadores, no fue ese su objetivo inicial.

Etapa 3: Bookmarking altruista, para compartir fuentes y contenidos, así como para descubrir nuevos contenidos. El beneficio es recíproco: compartimos con Twine y nuestros contactos contenidos que enriquecen la plataforma, mejorando las sugerencias que nos devuelve.

No es la única herramienta que nos permite eso: Stumbleupon, Digg (filtros sociales), Diigo, etc…estarían también en esta fase.

Spam, autobombo:

Es una visión algo utópica, que deberíamos matizar con algunas de las últimas opiniones negativas sobre al tagging:

Así, se suceden a la aparición del gran delicious opiniones como la de Mathew Ingram, que cuestiona su utilidad, o la revisión de Mashable cuando analiza, hoy mismo, los usos menos amables, más agresivos, de este tipo de herramientas:

A veces no marcamos los sitios como recurso organizativo y mucho menos con ánimos de alimentar la inteligencia colectiva, sino, simplemente y partiendo de una premisa errónea (¿significa que marquemos algo que somos expertos en la materia? para promocionar nuestra imagen de expertos (The race to be famous, la carrera para ser famoso).

O peor aún: el bookmarking como elemento de márketing (buzz) o, en sus versiones menos disimuladas, spam (¿enlaces a programas de referidos por los cuales se ingresan de forma directa distintas cantidades?)

Por tus intereses te conocerán. Por tus intereses, conocerás.

Esta segunda (o tercera generación) de servicios de Social Bookmarking, cooperativa, colaborativa y colectiva se acercaría en mayor media al concepto de comunidad de intereses. Debería además abarcar no solo los enlaces que nos parecen interesantes respecto a determinado ámbito temático sino también reflejar cualquier manifestación de nuestro trabajo en la web (textos directos, comentarios directos, fotografía, video, etc…), reflejando el concepto de lifestreaming (flujo vital).

En ese punto es importante la integración: Tanto los servicios de marcas sociales, como las redes sociales, como los propios blogs tratan acerca de algo común: los intereses. Las redes de intereses, basadas en redes, marcadores y blogs…esa es la siguiente evolución de los medios sociales.

Va también en esa línea la futura integración de Twine con delicious, la posibilidad que ya ofrece Diigo de importar los marcadores en esta tradicional pero algo desfasada herramienta o la integración en nuestros perfiles sociales y blogs de los marcadores que vamos recomendando. Sin ánimo ególatra, tenéis en el widget de Friendfeed que reside en la barra lateral de este blog y gracias a una buena herramienta de mashup o puesta en común de todo esto,  una muestra de ello.

Y por tu blog:

He escrito, mencionábamos al principio del post al blog como herramienta central de lo 2.0: Marcar o no marcar….en mi caso depende de la integración que me ofrezcan, tanto entre servicios como, sobre todo, con el blog, plataforma en la que matizo, contextualizo, analizo, amplío, tomo contacto con nuevas personas y difundo las cosas que me interesan. Cualquier perfil en cualquier sistema, cualquier listado de marcadores será parcial.

En cuanto a nuestros intereses, creo que la herramienta más productiva, versátil y comunicativa será el propio blog.

Según esta visión y el compromiso con un lenguaje universal y menos interesado para la web, el semántico, si debo elegir, elijo Twine, pidiéndole, además de que facilite su integración con Friendfeed o los distintos servicios de lifestreaming, que trabaje junto a los bloggers, al estilo de los posts automáticos en delicious o diigo.

Al fin y al cabo, como comenta  Yihongs, el blog sigue y seguirá siendo el lugar en el que “refinamos”, aportamos valor a los temas que son de nuestro interés.

Comments

comments

6 thoughts on “Marcar o no marcar, esa es la cuestión (twine y los blogs)

  1. Dreig, después de unas semanas intensas me actualizo leyendo feeds y encuentro este excelente post. Hace rato que estoy dando le vueltas a la funcionalidad de mi blog y a la necesidad de hacerlo mejor… tomo tus consejos…
    Saludos
    Alvar

  2. buscando información relacionada con los marcadores sociales he llegado a éste articulo muy interesante
    muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *