La Vanguardia y los pings: Todo lo que sé lo aprendí en los blogs

la-vanguardia-y-los-pings-todo-lo-que-s-lo-aprend-en-los-blogsEs una noticia cuyo titular llevo leyendo toda la semana en mi lector de feeds. Confieso que no confío demasiado en la objetividad de los medios tradicionales, quizás por aquello de que la búsqueda del consenso suele obedecer a motivaciones afines al poder o a la supervivencia de determinadas instituciones.

Resucito también un interesante post, de hace unos meses en Ciberprensa cuyo titular, categórico, osado y que suscribo es: El periodismo se alimenta de los blogs y no al revés:

Tremenda información extraída de un informe que denota las tendencias del periodismo en cuanto a las fuentes de sus informaciones, y hay una evolución que muestra que cada vez hay menos reporterismo de calle, cada vez se busca menos la noticia donde sucede y se apoyan mas en los blogs, que dicho sea de paso están escritos por gente de la calle también.

En ambos datos se observa que la mayoría de la información no está apoyada en la observación directa sino que se alimenta de fuentes, mayoritariamente online.

Comparto la opinión final del autor:

En mi caso aún me mantengo fiel a la compra de diarios por las columnas de opinión, que curiosamente es el paradigma y mayor virtud de los blogs … el nuevo periodismo ¿o no?

Todo ello, junto a la noticia de La Vanguardia sobre un nuevo sistema que permitirá acceder a los posts de blogs que hablen sobre sus noticias de forma fácil e integrada me ha hecho recordar algunas reflexiones. Desde hace un tiempo y a partir demi propia experiencia creo que la afición o preferencia por los distintos medios informativos o la fiabilidad que otorgamos a medios digitales o blogs personales depende de una cuestión evolutiva en el uso de la red.

La evolución del lector digital pasaría por una serie de etapas:

*Cuando empezamos en esto de internet, cuando lo descubrimos y a raíz de las susceptibilidades que sobrellevamos, la tendencia es a la lectura de medios tradicionales en versión digital (El país, La Vanguardia, etc…). Para muchos españoles, aunque cada vez en menor medida gracias a iniciativas como la que motiva este post, el uso de internet se limita a eso: a leer El País o similares como única fuente fiable de información…y en la oficina.

*En un estadio intermedio y ante noticias o titulares redactados a partir de condicionantes institucionales (siempre es curioso comprobar la tendencia política de los medios ante noticias de especial importancia), buscamos el contraste, la opinión libre de ciudadanos que consideramos pares y no sujetos a censura más allá del sentido común. Es entonces cuando la posibilidad de participación, de comentarios en las noticias de los medios tradicionales en versión digital nos descubre el mundo de los blogs. En este punto reside la importancia de los medios digitales participativos (Soitu.es, nacido en la red). Y en el mismo la iniciativa innovadora de La Vanguardia

*En un tercer momento no nos conformamos con leer las noticias desde puntos de vista más afines al nuestro y ni siquiera con tener la oportunidad de participar, de opinar, en periódicos o blogs, así que decidimos inaugurar espacios propios (es el origen del éxito de audiencia de los Blogs de El país, como ejemplo puntero).

Creo así que la sociedad de la conversación está de enhorabuena tras la noticia, La voz de la blogosfera en La Vanguardia.es:

La opinión de los bloggers tiene, desde hoy, su espacio en La Vanguardia.es. Nuestra web incorpora una nueva herramienta: Twingly, un motor de búsqueda de blogs que nos conecta directamente con la blogosfera.

Es un paso más hacia nuestro principal objetivo: potenciar la participación y dar voz a nuestros usuarios. Queremos una comunidad de lectores activos, que escuchen y sean escuchados.

Así, al lado de cada una de nuestras noticias, aparecen referenciados aquellos posts que comentan la información, para que el lector pueda conocer las conversaciones y las opiniones que está generando la actualidad.

Instrucciones:

Por parte de El caparazón, el tema está hecho. Si trabajáis con WordPress autoalojado, las instrucciones de Twingly sobre añadir la dirección del “ping” a la publicación de artículos se refieren a ir al panel de opciones-writing y copiar la dirección del servicio (http://rpc.twingly.com/) en el espacio que encontraréis para ello.

En otros casos se tratará de añadir la dirección del servicio de ping (notificaciones de actualización) a vuestros marcadores para hacerlo de forma manual.

Discutía hace tiempo si los blogs eran o no la esencia de la web2.0, o como me gusta llamarla, la sociedad de la conversación. Creo que cada vez estoy más segura de ello.

Feliz domingo.

Artículos relacionados en El caparazón:
Los que cuentan, los que gritan, los que callan, tecnografía social y web2.0
Ese peligroso ser llamado blogger.

PD: Sobre soitu tenéis un interesante artículo de J. Freire publicado hoy mismo: Soitu.es, de código abierto.
Mi página en Soitu.


Imagen: El lector

Comments

comments

One thought on “La Vanguardia y los pings: Todo lo que sé lo aprendí en los blogs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *