¿El elearning como herramienta de liberación? Explicitar los supuestos implícitos del elearning

Os dejo esta mañana una interesante cita que me ha recordado mis esfuerzos por explicitar teorías constructivistas, conectivistas, en cursos de materias tan diversas como Recursos Humanos o Gestión de Proyectos:

Sitúa la importancia del elearning, también, en sus supuestos implícitos, heredados de internet. En el elearning de calidad estamos enseñando también a aprender, a navegar de forma diversa, crítica y productiva, consciente de que el responsable último del aprendizaje somos nosotros mismos.

El medio, que como sabemos desde hace tiempo, cualifica de una forma ya definitiva el mensaje, es, además de los contenidos, una parte fundamental de la instrucción.

Se trata de una perspectiva de elearning2.0:

En este artículo se expone que los entornos de e-learning pueden facilitar el desarrollo de una concienciación intercultural en los estudiantes. Al optar por abordar objetivos de aprendizaje en un entorno de e-learning, los autores y los educadores deben tomar consciencia de las dimensiones ocultas de su actividad pedagógica.

La integración cultural es aplicable tanto a las teorías del aprendizaje como a los modelos de enseñanza. Reflexionar sobre estas dimensiones y tenerlas en cuenta al diseñar entornos específicos debería facilitar tanto el aprendizaje como la enseñanza intercultural.

En sociedades multiculturales y multilingües, los supuestos pedagógicos implícitos de los entornos de e-learning deben explicitarse. Esto afecta sobre todo a dos dimensiones culturales distintas de las prácticas educativas: la cultura pedagógica y los valores, creencias, actitudes, teorías y modelos implicados; y la cultura digital y las nuevas transformaciones relativas al modelado pedagógico y del conocimiento.

El desarrollo de capacidades interculturales, ya presente en la formación lingüística, puede preparar el camino para una mejor experiencia de aprendizaje y enseñanza. Los estudiantes y profesores pueden adquirir capacitación al tiempo que desarrollan una nueva cultura de la educación, basada en competencias interculturales, pensamiento crítico, concienciación y prácticas autorreguladas.

El consejo es entonces explicitar, explicar la diferencia entre aprendizaje tradicional y constructivismo en los propios temarios de las acciones formativas, como una parte fundamental en el desarrollo y sobre todo en su valor educativo más allá de los contenidos: el alcance que tendrá la formación una vez finalizada.

La metodología, así, dicho de otro modo, si forma parte del mensaje, transformará lo aprendido en un medio de liberación, de apertura mental, de integración de la diversidad.

Se trata de un artículo en elearningpapers cuyo texto completo podéis descargar desde este enlace.(en inglés)

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *