Internet y estoicismo contemporáneo

Extraigo de Tendencias XXI un titular que me ha parecido atractivo, tanto como la noticia de la que habla:

La generosidad es un comportamiento genético
Primera evidencia de la relación entre una variación del ADN y la generosidad humana:
Científicos hebreos han descubierto que el altruismo tiene un componente genético. Mediante un juego de ordenador en el que participaron 203 personas, de las que también se tomaron muestras de ADN, se descubrió que existía una variación en un gen concreto llamado AVPR1a en aquellos individuos que demostraron ser más generosos en el juego. Según los científicos, ésta sería la primera investigación que demuestra que un polimorfismo humano común, con antecedentes en mamíferos inferiores, contribuye a la toma de decisiones en un juego económico. También supone una demostración empírica de la generosidad como comportamiento genético.”

“Los resultados de esta investigación vienen a respaldar los obtenidos en una serie de estudios anteriores relacionados con el altruismo, de los que también hemos hablado en Tendencias21.

Dos de ellos, realizados por científicos del Instituto Max Planck de Alemania revelaron que la colaboración humana se manifiesta a edades muy tempranas, y que tiene sus orígenes en unos parientes genéticos muy cercanos al hombre, los chimpancés. De hecho, se descubrió que los niños de año y medio tienen una predisposición innata, por tanto, genética, a ayudar a los adultos.

Otra investigación llevada a cabo por el científico J. P. Rushton, determinó recientemente que los genes definen la mitad de los comportamientos altruistas, influyendo en la manera en que nos relacionamos socialmente.”

El egoísmo puede ser, por lo tanto genético, con lo cual es difícilmente modificable a nivel individual.

Es una noticia que me ha hecho pensar…genético como el colesterol, ante el cual, según me decía un médico hace años, no tenemos demasiado que hacer, a pesar de las modas y recomendaciones sanitarias del momento. Aplicado a nuestra vida cotidiana esto significa que…

No vale la pena pelear cuando nos sentimos infravalorados. El que no es generoso, no lo es…y pueden resultar totalmente inútiles nuestros esfuerzos por convertirle en alguien, ya no desprendido, sinó simplemente ecuánime. Así, olvidémos obtener el justo pago o valoración de nuestro trabajo desde quienes pueden estar siendo genéticamente impedidos para la generosidad. Esta nueva forma de estoicismo, diríamos que puede nutrir también, si la positivizamos, la filosofía opensource. No luchemos contra quienes no tienen la capacidad para ser generosos. Seámoslo y sigamos dando lo mejor de nosotros mismos por ese mañana mejor.
Y en cuanto a evolución…hoy es mejor que ayer y peor que mañana. Como reza el póster que decora mi salón, “Si hoy fuese perfecto, no necesitaríamos mañana”. Esperemos que las teorías de Dawkins, autor según el cual el ser humano está programado para ser egoísta y sobrevivir confrontado con el resto, no sean, como parece, correctas.

Esperemos que compartir no sea más que un rasgo genético evolutivo más, generado por selección natural y adaptación a este medio nuevo, Internet, que a pesar de todo, está siendo más altruista y desindividualizado que ese que ya estuvimos construyendo durante milenios con tan poco acierto.

internet-y-estoicismo-contemporneo
www.dreig.eu

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *