Las otras redes

Me he levantado crítica hoy. Como a toda ilusa, me cuesta entender el porqué de conceptos preconcebidos que apuntan al bienestar personal más allá del colectivo y van por tanto, contra el espíritu de la red.

Gran concepto, el de red, por cierto, otra de las intelectualizaciones de algo que siempre ha sido y será así…buscamos alianzas, pertenencias, nos afiliamos a redes de distintos tipos por varios motivos…auxiliarnos, sentirnos menos solos, dotar de sentido nuestro trabajo. O por pura y dura ambición. Y la ambición es un concepto opuesto a muchos otros….a la amistad, quizás al bien común, quizás la evolución de la humanidad, a la libertad…

Es la sensación que te queda si consultas la portada de menéame. El caso de Galli´n friends, por tamaño y evidente falta de calidad de lo que publican, es paradigmático. Pero no son los únicos y ni siquiera, para mi, los más ilegítimos. La red está convirtiéndose en un campo de nodos cuyas pertenencias y posicionamientos siguen dependiendo en ocasiones de lobbies de poder con raíces fuera de la red.

En estos casos se me ocurre pensar en los débiles, los que somos pocos, en los que por falta de afiliación a importantes instituciones o parentesco con gente de pro, nos vemos obligados a luchar, como los héroes de las fábulas, con los gigantes de siempre.

Y a ello intentamos, desde el blogging, diría que independiente, del día a día, siguiendo la metáfora de Marcelino “bajo la mar salada”, contribuir.

las-otras-redes

La misma lógica de esta sociedad que no nos satisface pero de la que no sabemos cómo huir se aplica como fiel reflejo a esta red virtual cuya libertad, cuya independencia de poderes externos creíamos invencible.

Pero el optimismo es una enfermedad sin remedio. ¿Y si pudiese ser diferente? ¿Y si todavía quedara gente que creyera en el espíritu ciberpunk que reza la igualdad entre todos?

La lógica de las fuentes, la lógica del poder nos inculca que las cosas son más o menos ciertas según quien las diga. Y eso es falaz porque las cosas, simplemente, no son ciertas… y dependen hoy en día en mucha mayor medida de quien las oye que de quien las dice. Ese, el periodista ciudadano tan de moda, que crea un sistema de fuentes a su medida, es el que contribuye, con su participación a que las cosas puedan ser distintas.

Pero que no lo aprovechen los de siempre, por favor…
No traslademos las perversiones de la sociedad occidental a la red.

Pensaba hacer un post del tipo…”los mejores de la blogosfera”…pero creo que el siguiente, será uno que diga simplemente…”mis amigos”.

Esto, en clave blogger independiente…pero resulta que mientras pensaba en escribir un artículo sobre redes me topé con las crónicas y reacciones al EBE07, el evento más importante de España para, diría que, determinado tipo de blogueros.

El EBE07 no ha hecho más que reafirmar mi malestar. Podéis consultar resúmenes del mismo en

EBE07, Hay futuro en los blogs

Evento Blog España: No es momento de…

Dejaros aqui solo algunas de las opiniones más controvertidas:

JJ Melero: Existen los blogs y la bitácora, pero la blogosfera española como tal, no existe, ya que les falta profundidad, si hay 5 bitacoras hablando de un tema, mucho es. Así no se puede hablar de blogosfera española.

Más en una línea libertaria, Estalella nos habla de que lo del periodismo participativo es un tópico y de que la comercialización de la web 2.0 es imparable.

De Ugarte comentó que existen miles de blogosferas poco conectadas entre ellas.

Otras afirmaciones fueron, en la línea del dibujo de Madrigal, que los “grandes” no nos representan en absoluto.

Parece que ni siquiera sabemos cuántos blogs hay en España…con lo cual no existen bases para ningún tipo de consenso.

Os dejo, para terminar, mi particular crítica al evento:

“La blogosfera está hecha de personas, decís. Igual en eso está el problema, en que la blogosfera, no lo olvidéis, está hecha de cyborgs. ¿Qué fue de ellos? ¿No eran individuos que vivían por, para y sobre todo en la red?

No voy a meterme a fondo en la discusión, entre otras cosas porque no vivo, como parece que sí lo hacen muchos, de este tipo de historias politizadas, cooptadas y rentabilizadas por los grandes de siempre.

La blogosfera que quiero está hecha de cyborgs, las redes que quiero están hechas de simpatías y constataciones de calidad “en la red” y no fuera de ella, en eventos y demás pijerías de las que ya estoy más que quemada y que no hacen más que bombear a los de siempre, los que en el fondo, quieren estar en la red para aumentar su poder fuera de ella.

La blogosfera que quiero no entiende ni entenderá que cualquiera de las perversiones (bancos, partidos políticos, etc..) de esta sociedad sean alentados a cimentar sus bases en este terreno de bits. No pensaba en eso cuando me mudé.

Sí sería interesante…saber cuántos blogs hay en españa, porque tal vez descubriríamos que una inmensa mayoría son fruto del trabajo de ciudadanos anónimos o cyborgs que creen en la red y no de instituciones que intentan establecer sus chiringuitos en este nuevo medio. Os guste o no, creo que la blogosfera es aún del ciudadano anónimo refugiado en ella precisamente para evitar las luchas de poder entre “los de siempre” que se reflejan en esta discusión.

Creo que sí es cierto que no es momento para la batalla de egos y mucho menos para que un “ente” del cual incluso se niega la existencia, se endiose y pretenda cambiar la sociedada. Es momento de crecer, de continuar creciendo, de defender una blogosfera sin intromisiones interesadas y no de configurarla a imagen y semejanza de la sociedad civil. Y estas luchas de poder me la recuerdan demasiado.
Como bien dicen algun@s, se chupe lo que se chupe, todo va a resultar en eso, en placeres inmediatos que no podrán con la fuerza anónima que nos impulsa a todos.
¿Que cual es el lugar para plantear el debate? Pues la red, por favor, la red. Salir de ella es en cierta forma vender el alma al diablo.”

En fin…

Comments

comments

One thought on “Las otras redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *