El portátil “todo a 100” y las navidades

En la línea del conocimiento-emancipación, quería reflejar en este blog la importante iniciativa de Nicolás Negroponte, el autor de “Being digital”(1995), de la que creo que leeremos mucho en la red estas navidades:

One Laptop Per Child es el nombre de la asociación sin ánimo de lucro que dirige Nicholas Negroponte. Su proyecto consiste en desarrollar hardware a un coste mínimo de forma que sea posible la financiación de la producción a gran escala y con fines benéficos de equipos informáticos portátiles. A través de las iniciativas solidarias, OLPC ha obtenido los fondos necesarios para la fabricación del nuevo XO laptop, también conocido como “el portátil de los cien dólares”, con el que esta fundación pretende fomentar el uso de la informática y de Internet, como instrumentos para mejorar la calidad educativa en los paises subdesarrollados. Paralelamente a la evolución de este proyecto, las grandes empresas del sector informático se han ido interesando por el XO laptop y ya han comenzado a desarrollar sus propios modelos, dando lugar a un nuevo mercado que parece tener grandes posibilidades, el del hardware de bajo coste.

el-porttil-todo-a-100-y-las-navidades

Es un interesante iniciativa, que pretende contribuir “realmente” y no mediante palabras gratuítas, cuestiones como la alfabetización digital o el desarrollo del tercer mundo.
Pero no se trata de un tema sin posible debate:

¿Tiene sentido regalar portátiles a los niños del tercer mundo mientras su esperanza de vida tiende a descender y se prevé que sea de 45 años en 2010?

¿Tiene sentido abrir ventanas con rejas a la opulencia a las que puedan asomarse cuando ni sus sistemas políticos, ni las concesiones que los propios occidentales estamos dispuestos a asumir, son adecuadas a ningún tipo de cambio en la mejora de su calidad de vida?

Recuerdo haberme planteado estos dilemas hace unos años, durante un período de mi vida en el que me dedicaba a orientar a personas que pertenecen a lo que se denomina “paro estructural”, o gente con graves problemas de empleabilidad. Recuerdo concretamente a una “usuaria” para la cual mi formación psicológica quedó en el cajón y aconsejarle el uso de la red fue el arma más apropiada para su emancipación.

En aquel caso era un núcleo familiar hiperprotector que tendía a anular su personalidad social. La red iba a ofrecerle mundos alternativos que no conocía y que con suerte, le serían atractivos.
El desapego y la posterior socialización de la mujer vendrían solos….

Tiendo a poner “bajo sospecha” todo tipo de campañas sociales, supongo que por mi naturaleza desconfiada y algunos precedentes de utilización de mi esfuerzo para fines que no eran los explícitos.

Así, cuando el proceso de producción ha empezado más tarde de lo previsto, o el precio inicial ha pasado de 100 a 188 dólares, debemos estar pendientes de si One Laptop Per Child puede considerarse una iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa o una estrategia para vender más equipos a los niños occidentales en navidad.

Realmente, el hecho de que se trate de equipos preparados para consumir poca energía, con una pantalla que puede leerse incluso a pleno sol y una usabilidad estudiada para público infantil, así como el hecho de que sea ahora cuando se intensifique la campaña, nos pueden indicar que el objetivo principal no e más que el de la apertura de un nuevo mercado: el del hardware de bajo coste.

Así, de los 100 dólares prometidos se ha pasado a los 188 actuales y la reventa en el mercado negro. De la intención original de ofrecerlos de forma gratuita a los gobiernos a la venta y la especulación económica alrededor de su distribución y mantenimiento.

Leo recientemente que el proceso de producción masiva ha empezado, con previsiones de construir 250,000 equipos este año y hasta un millón en 2008. Los primeros países en recibirlos serán Uruguay, Peru y Mongolia. A la vez, en EEUU podrán comprar un laptop o donarlo a través de http://www.laptopgiving.org .

Estaremos alerta.


Webgrafía:

Wired
Vnunet

Comments

comments

One thought on “El portátil “todo a 100” y las navidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *