El capitalismo sobrevive gracias a la utilización de sus crisis

[youtube]kieyjfZDUIc[/youtube]

Crisis que a veces, es incluso provocada…, a modo de electroshock. Una teoría razonable, la que asocia las grandes crisis en la historia como ocasiones para impulsar cambios en favor de los de siempre, los que ostentan el poder.

Crónica de la triste historia del hombre sediento…

Leía ayer un comentario a uno de mis posts que me recordaba aquello de que vivimos en una sociedad enferma…:

La juventud es una enfermedad que se cura. Lo malo es que cuando ya se ha curado, queda poco tiempo.

El poder es siempre fuerte, siempre joven, siempre capaz de devorarlo todo por permanecer. Recuerdo un libro que todos deberíamos, como los alemanes estudian de forma autocrítica el holocausto en en las escuelas, leer: La visión de los vencidos. Existe una edición también en catalán, la que un buen profesor, años ha, se encargó de recomendarme: “La visió dels vençuts”.

Habla del descubrimiento de América, de la masacre de ese gran trauma, ese shock que convirtió latinoamérica a la hegemonía capitalista.

Y evoco ese tema, de moda estos últimos días debido a una triste, muy triste noticia: la agresión brutal y simbólica a una inmigrante totalmente pasiva, ante otro inmigrante también pasivo. La sensación, la misma: que siempre hay vencedores enfermos sobre vencidos sanos, que el ser humano enferma con facilidad, siempre de lo mismo: de poder.

Consulto y lo encuentro disponible online: Fundamental para la relatividad cultural que queremos que aprendan nuestros hijos: La visión de los vencidos.

Os dejo un extracto:

Visión de los Vencidos ha marcado el inicio de una nueva forma de historiografía cuyo propósito central es mostrar “la perspectiva y la imagen del otro”. No es extraño, por tanto, que este libro concebido y estructurado por Miguel León Portilla, haya sido inspiración de otros.

Y me quedo con lo poco de positivo que vídeo, agresión y libro me dejan….la apreciación de Naomi Klein y Alfonso Quarón: Los, llámemosles “acosadores” provocan y explotan situaciones de shock, mientras el organismo humano, el organismo social, ambos con una tendencia natural a la homeostasis o restablecimiento de su juicio crítico, no recobran su libertad.

¿Habrá llegado ya el momento?

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *