Aprendizaje 3.0

Hemos hablado en ocasiones de nativos digitales, de como el medio modela, no solo el mensaje sinó también la propia forma en que nuestro cerebro funciona. Resulta absurdo establecer la unidireccionalidad de la relación cerebro-máquina, dado que la relación que establecemos con las tecnologías, es prácticamente simbiótica. Esa sería base de conceptos como la noormorfosis digital.

Y no sólo es que nos asemejemos en gran medida a las máquinas, o que la información presentada de forma hipertextual sea un complemento ideal a la configuración en forma de red de nuestro cerebro. También resulta que a medida que, gracias a las tecnologías, ampliamos nuestras capacidades cognoscitivas, nos volvemos más independientes y menos necesitados de guías maestras en cuanto al aprendizaje. Se trata de cuestiones como la progresiva adaptación al caos o el aumento de nuestra tolerancia y capacidad de gestión del mismo, ante un mundo que cada vez es más complejo.

Llamamos Serendipity learning al tipo de conocimiento que adquirimos en medios informales, los terceros lugares de Oldenburg, no reglados ni regulados más allá de lo que en Recursos humanos nació con el nombre de Evaluación por competencias. Este tipo de evaluación evita toda inferencia o relación entre las titulaciones más o menos formales y el supuesto desempeño en el puesto de trabajo. Aplicado al conociemiento sería como decir que el ser humano es cada vez más capaz de aprender de forma autónoma, independiente de las instituciones tradicionalmente vinculadas al aprendizaje formal.

Vivimos en la web 2.0, relacional, expansiva, que generará un cúmulo de conocimientos caóticos que la web 3.0 o semántica intentará organizar. El término rey será el de la accesibilidad de la información.

Así, como podéis ver en este fantástico slideshare de Teemu Arina, blogger y experto en redes sociales finlandés, discípulo en cierta forma de McLuhan, se empieza a hablar del homo contextus, cuyas experiencias de aprendizaje tendrán como protagonista un nuevo medio informal, de “serendipity” o casualidad en el aprendizaje: la propia red.

AQUI si no podéis verlo en IE (como no…)

Extraigo un fragmento de su interesante discurso, “El Futuro de la Educación” :
“En la presentación haré un recorrido a través de 2,5 millones de historia de la humanidad, cómo ha evolucionado el volumen del cerebro desde 500 centímetros cúbicos hasta 1.500, que es la medida media del Homo sapiens. Explicaré cómo el uso de herramientas (físicas, simbólicas y sociales) nos ayuda a resolver problemas de gran magnitud. Nuestros cerebros fueron creciendo a la par que la evolución para igualarse aún más con el pensamiento simbólico, conectado y basado en reconocimiento de modelos, incluso hasta un uso más avanzado de herramientas.
Defino el Homo contextus como el ser humano conectado que supera sus límites cognitivos usando tecnologías. Si a lo largo de los últimos 2 millones de años nuestros cerebros crecieron físicamente, a partir de ahora crecerán virtualmente. Usando las palabras de Marshall McLuhan, “la electricidad es, en efecto una extensión del sistema nervioso como una especie de membrana global”.

Más info en blogs que os recomiendo:

http://www.vidadigital.net/blog/2007/10/06/del-homo-sapiens-al-homo-contextus/
http://tarina.blogging.fi/2007/06/23/serendipity-20-missing-third-places-of-learning/

Si te ha gustado este post, puedes suscribirte a nuestros feeds EL CAPARAZON

Comments

comments

6 thoughts on “Aprendizaje 3.0

  1. Comenta JAB la aparición de la web 2.0 por necesidad….
    Parece, como empieza a comentarse, que una vez más, lo que nos venden como necesidad es solo eso…venta otra vez. La rentabilidad de las denominadas herramientas 2.0 es indudable y parece ser el móvil máximo de su emergencia y desarrollo. Nos queda hacer lo que siempre hizo el capitalismo con nosotros…integrar lo que le amenazaba. “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”.
    Y en ello estamos….intentando desvincular nuestra acción individual de la lógica capitalista que inspira la web 2.0.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *